Sara y el talismán del amor.

Tamaño de fuente: - +

8

- mata a Alice.- dijo Danila.
Adonai abrio los ojos tan grandes que parecían salirse de su cuenca.

—¿Cómo pretendes que la mate?.— dijo Adonai.

—pues es simple, solo tienes que atravesar su corazon y listo.— dijo ella y sonrio malevola y fríamente.

Adonai quedo un momento en silencio cuestionando la actitud de Danila, no obstante Adonai queria respuesta a una de sus mas inquietantes preguntas ¿Que era lo que Alice queria?.

Como si Danila ubiese leído su mente, suspiró.

— Alice es el mal del mundo, ella, mas bien, eso, toma la forma que mas le guste y aveces tiende a hacer cualquier tipo de cosas para lograr un objetivo.— Danila bajo la mirada.

— te hizo algo, ¿No es asi?, por eso no quieres que pase lo mismo con Sara.— dijo Adonai quien observaba detenidamente el rostro triste de Danila.

— Eso no es de tu incumbencia.— respondió la chica, le dio la espalda a Adonai y comenzo a caminar.

Adonai la detuvo haciendo que girará.

— solo la verdad.— dijo el.

Danila no respondió, solo desvio la mirada, no podia, no podia decir lo que pasó, no se atrevia, no quería compasión.

— vamos, solo dime que paso.— volvio a decir Adonai.

La chica no pronuncio ni una sola palabra.

— Danila, solo dime que paso, solo la verdad.— dijo Adonai

— no puedo.— dijo ella. — no insistas.

— como quieres que salve mi relacion si no me dices que paso.— dijo el.

Ella quedo en silencio cuestionando su propio pensamiento.

— no insistas.— Danila se soltó del agarré de Adonai.— ¿La matarás tu o lo hago yo?.— pregunto Danila con una mirada fria.

Adonai quedo con una mirada de asombro, sabia perfectamente que Danila quería incondicionalmente a Sara pero nunca imagino que ella haria algo asi solo por ella.

— ¿Que pasará si no lo hago?.— pregunto Adonai.

Danila cruzo sus brazos y sonrio ampliamente.

— no lo se, tal vez sea yo quien mate a Alice.—

Adonai escucho atento cada palabra que salia de la boca de Danila.

— Piénsalo.— dijo Danila, se transformó en un ave y surcando el cielo dejo al chico meditando sobre todo.

El cielo azul combinaba a la perfección con el vestido que usaba Sara, un vestido delicado y hermoso para una joven bella.

Sara alzo la mirada y vio a su amiga quien descendia con elegancia desde los aires. Al tomar su forma humana, el rostro de Danila expresaba solo melancolía, Sara lo notó y envolvió a Danila en un calido abrazo.

—¿Pasa algo?.— pregunto Sara.

Danila negó, las dos rompieron el abrazo.

— te estuve buscando por todo el castillo.— dijo Sara.

Danila se limitó a decir que habia recordado lo que esa mujer le habia echo, solo sonrio para Sara.

Las dos se dirigieron al salon principal para la primera "mesa redonda".

En cuanto llegaron tomaron su lugar, la madre de Sara comenzó a hablar sobre cuestiones económicas, Danila estaba frente a Sara, para aquellos corazones jovenes les parecia aburrido escuchar cosas económicas, asi que Danila hacia un par de muecas graciosas para distraer un poco a Sara.

Pasaron unos minutos, el padre de Sara había comenzado a hablar sobre la coronación de su hija.

— ¿Me estan diciendo que tengo que casarme?— cuestiono Sara.

Los padres de la joven intercambiaron miradas, era la verdad, ella debia de tener un compañero para toda la vida, que otorgara a la familia real, descendientes, honor, riquezas, tierras, poder y muchas otras cosas.

— si, tienes que comprometerte.— dijo la.madre de la joven.

Sara se levanto de golpe y salio corriendo de ahí, Danila salio tras ella.

—"tengo que apresurarme"— penso Danila.—¡SARA!.

Los llamados de Danila parecian no llegar a los oidos de la princesa, las lagrimas caían sobre sus mejillas "¿Porque?" Se preguntaba Sara.

No sabia si el destino queria que ella y Adonai se separaran, pero no podia descartar aquello que Danila le habia dicho, llego a la fuente, se sento a la orilla, abrazo sus piernas y comenzó a llorar aun mas.

Danila quien observaba detenidamente la escena, se acercó, envolvió en sus brazos a Sara.

— todo estara bien pequeña.— dijo de manera amable.

Sara suspiro, eculto su rostro en el cuello de Danila y le abrazo fuerte, la chica acariciaba el cabello de la princesa de manera tierna y delicada, como si de un cristal se tratara.

Cuando el llanto hubo cesado, las dos se dirigieron a la habitación de Danila, ahi, Sara confeso lo que sentía.
Tristeza, pues sus padres siempre tomaban decisiones sin consultarla.
Furia, por no haber podido hablar.
Desesperación, puesto que no sabía que pasaría con Adonai.

Danila escuchaba atenta las palabras de su amiga, mantenia los ojos clacados en un punto de la habitación, pensando, organizando sus pensamientos, planeando en como acabar con esa mujer, si, ella tenia que tomar el asunto en sus manos, sabia que Adonai seria incapaz de matar.

— todo estara bien.— dijo Danila.

—¿Lo prometes?— dijo Sara con algo de esperanza en su voz.

— lo prometo.— Danila llevó una de sus manos a su pecho, serca del corazon, como señal de promesa.



Dan R

#5951 en Fantasía
#12367 en Novela romántica

En el texto hay: amor eterno, amor y magia

Editado: 27.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar