Sara y el talismán del amor.

Tamaño de fuente: - +

10

Sara y Adonai salieron de la habitacion dejando solo a Lucian con Danila.

Sara abrazo muy fuerte a su amado y derramando lagrimas escondio su rostro en el pecho de Adonai, el la rodeo con sus brazos mientras depositaba pequeños besos en la cabeza de Sara.

—ella estará bien ¿No es asi?— dijo Sara.

Adonai no sabia que decirle, porque ni siquiera el sabia que pasaría después.

La madre de Sara había llegado a la habitación de Danila, la necesitaba para algo sumamente importante, sin embargo vio a su hija llorar inconsolablemente.

—¿Pasa algo Sara?— pregunto.

La princesa no dijo nada, su madre entro sin aviso a la habitación encontrándose a un Lucían perdido en el rostro inerte de su amada hermana y a una Danila que parecía dormir tranquilamente en la cama, con vendas que cubrían su pecho y  sangre en gran parte de su cuerpo, le dolía ver a esa muchacha así, sentía su corazón romperse en mil pedazos, podía oír los lentos latidos del corazón de Danila, su ojos se inundaron y se acerco a la chica.

 — Danila— dijo la madre de Sara.

no soportaba ver tal escena así que salió de ahí y abrazo a la joven princesa.

  —Mamá  —dijo Sara  —Danila estará bien ¿no?

  —dejemos que el destino dicte lo que sucederá  —dijo la madre

Danila, estaba débil, dentro de su mente estaba lidiando con un problema mas grande que el dolor que tenia en el cuerpo, estaba lidiando con el recuerdo de Ethan que por muchos años permaneció en el abismo de su subconsciente y hasta apenas algunas horas volvió a su mente como la gota de agua regresa a la nube luego de ser condensada.

Sara se calmo y entro de nuevo a la habitación seguida de Adonai, Lucían salio, necesitaba contarle a los demás lo sucedido, Sara se centro al borde de la cama, acaricio el rostro de Danila y tomo una de sus manos entre las suyas.

  — Danila—dijo suavemente  —quédate conmigo.

Adonai solo escuchaba que el corazón de la joven iba debilitándose con el paso de los segundos, se sentía miserable por no haberle creído, se sentía culpable por no haber echo nada por salvar a la mujer que arriesgaba todo por su amada, se sentía destrozado por no volver a verla, se sentía furioso por que tal vez no volvería a verla y lo ultimo que izo fue pelear, se sentía en medio de un abismo pues tendría que aparentar ser fuerte y ver a su amada llorar cada noche.

  — Danila, vuelve con nosotros— dijo Adonai

la mano que Sara tenia envuelta entre las suyas reacciono al gesto, apretando suavemente la mano de Sara, ella se sorprendió por ello, los ojos de Danila poco a poco se fueron abriendo para encontrarse con la mirada llena de felicidad de Sara.

— Sara—Dijo Danila con una voz apagada

Ella sonrió, Adonai abrazo por la cintura a Sara y le dedico una sonrisa a la chica, Danila también sonrió para la joven pareja.

  — Adonai —dijo Sara y el chico le dio un cálido beso, lleno de amor

Danila sonrió ante la escena, su hermosa amiga estaría feliz de nuevo y ella se encargaría de ello. 

 —creo que es tiempo de que los dos sepan el por que conozco a Alice   — dijo Danila

los dos se limitaron a solo asentir.

— bien, antes de todo quiero pedir que me perdonen por no haberles dicho esto antes, de verdad lo siento — dijo Danila

—estamos a mano—dijo Adonai

—comenzamos, antes de que conociera a la madre de Sara, yo vivía en Portugal, ahí nací y crecí, mis padres murieron cuando era muy joven, conseguí trabajo en una casa la cual necesitaba a una chica joven para hacer compañía a dos niños, ahí fue donde conocí a Ethan, el hermano e hijo mayor de la familia, salimos por un tiempo hasta que...— los ojos de Danila se inundaron y de su rostro comenzaron a caer finas gotas de agua, Sara limpio las lagrimas 

—Ethan conoció a Alice— dijo Adonai, Sara dio un leve golpe en el estomago del chico y negó con la cabeza

—te equivocas "Romeo"— dijo Danila — Ethan no la conoció a ella, Alice conoció a Ethan, lo poco que me quedaba de familia, estaba en un muy mal momento y eso provoco que dejara de lado a Ethan, ella se aprovecho y entro en su vida, el se enamoro de ella y a mi me olvido, salí de Portugal sin rumbo alguno, encontré a una reina bondadosa que ofreció su castillo para que me quedase a pasar la noche y entonces el destino me dio la mejor casualidad...— miro a Sara con un brillo particular que solo se notaba cuando hablaba de Sara.

Sara sonrió y Adonai se sonrojo, le gustaba verla de aquella manera, le encantaba escuchar el dulce sonido de la voz de su amada.

— entonces, ella causo que Ethan y tu, bueno, su relación...

—se fuera al olvido— termino de decir Danila.

ninguno de los tres dijo algo, Adonai estaba sorprendido, nunca haba visto a Danila de esa manera, triste y al borde del llanto, Sara quedo estupefacta con aquello, no sabia la historia del porque Danila había parado en su castillo, solo  sabia que era un año mayor, que sus padres habían muerto y que ella no quería volver a su lugar natal



Dan R

#5951 en Fantasía
#12366 en Novela romántica

En el texto hay: amor eterno, amor y magia

Editado: 27.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar