Secretamente Mío {gay} {libro #9 L. P. S}

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Blake metió sus manos en los bolsillos de su abrigo, mientras entraba al club. Xander se había encargado de que lo dejaran pasar sin tener que dar muchos datos, sólo dio su nombre y eso fue todo. Sus manos estaban temblando, y miraba todo con mucha curiosidad. Ni siquiera él mismo sabía porque había accedido en primer lugar a ir, pero ya lo había hecho.

Se sentó en la barra y el barman, le sirvió una bebida con poco alcohol. Se miró la vestimenta, y luego frunció la frente, no estaba vestido para la ocasión.

— Debes de ser Blake — Arthur llegó a su lado — Soy Arthur.

— Creo que ya sabes mi nombre — sonrió — Esto es extraño.

— Después te acostumbras — le devolvió la sonrisa — Por aquí hay muchos amos que pondrán enseñarte lo que necesitas saber... Xander también entró sin saber una mierda y ahora es uno de los mejores del lugar.

— No sabía esa parte de él hasta después de que iniciamos nuestra relación — le dio un último sorbo a su vaso — No sé si será bueno el poder quedarme aquí...

— En realidad no sé nada de lo que pasa en éste lugar — Arthur rió — Es verdad, mira a todos esos sumisos... tengo más de diez minutos aquí y nadie se acerca.

— Bueno, tal vez es porque estoy aquí — se puso de pie — Nos veremos por ahí... y no le hagas caso a Xander en todo lo que te diga... es algo estúpido que siempre te diga lo que tienes que hacer.

— Lo sé, gracias por todo — Arthur se marchó.

Blake pidió otra bebida, apoyó su mejilla en la palma de su mano mirando a la pantalla que estaba encima del escenario; siempre había sido curioso. Giró todo su cuerpo hacia donde estaban todos mirando, y casi se le cae la bebida al piso, era un puto hibrido que estaba ahí. Aunque, el fuera uno de ellos, era casi imposible verlos haciendo ese tipo de cosas, siempre ocultaban esa pequeña parte de su cuerpo que los hacía diferente a los demás.

Caminó un poco más cerca, para ver si era una cola falsa, pero se llevó la grata sorpresa de que era alguien como él. Los sumisos que estaban a su alrededor se le quedaron mirando sin disimulo alguno, su vestimenta no era la más apropiada para la ocasión; hizo un puchero dándose la vuelta para salir del lugar. No encajaba para nada, dejó el vaso sobre el mostrador y chocó con alguien.

— No tienes un collar — el sujeto lo tomó por las caderas — Por lo que supongo que eres un sumiso sin dueño en busca de un amo.

— No... Yo ya me iba — dijo, nervioso — No ando en busca de un amo.

— Yo creo que si — apretó su agarre en el cuerpo del menor — Quieto, iremos a los privados y le daremos una demostración de lo tan sumiso que eres.

— Que no soy un sumiso, suélteme — chilló, sin saber porque la música había subido — Por favor.

— Vamos...

— Suéltalo — su brazo fue jalado con fuerza, que creyó que se lo iban a despegar — Es mío.

— No lo es, yo lo vi primero — volvió a jalarlo — No es tuyo.

— Es mío, alguien lo trajo para mí — lo alejó — No vuelvas a tocar lo que no te pertenece.

— ¿Es eso cierto, Sum?

— Xander lo mandó para mí — se encogió de hombros — Pregúntale al Sum del dueño del local.

— No te lo pregunté a ti.

— Si, es verdad — apretó el brazo del dominante que lo tenía abrazado.

— Sólo por esta vez te salvas —el otro sujeto se marchó.

— Yo creo que mejor me voy, gracias...

— No te irás tan rápido — lo detuvo — No era broma cuando dije que Xander te mandó para mí.

— ¿Qué?

— Tómalo como si fueras un pago de un favor que le hice hace unos días — lo llevó hacia la salida — Así que no tienes escapatoria.

— No... Eso no es verdad — murmuró — Me está diciendo mentiras.

— Claro que no lo estoy haciendo, pequeño Blake — ronroneó en su oído — Xander es muy astuto y por esa razón no te dijo nada.

— Esto no me gusta...

— Inician así, y después termina gustándole — se abrió paso entre la gente — ¿No quieres saber algo más?

— ¿Qué fue lo que hizo el señor Xander para que le terminara de deber un favor? ¿No tiene mucho dinero para pagarle?

— No era dinero, eso lo tengo de sobra — salieron hacia el estacionamiento — Lo hice mi sumiso para ver la reacción de su primer amor.

— ¿Por qué haría algo como eso? — Mordió su labio — ¿No sé supone que ya lo superó?

— No, ambos sabemos cómo es Xander — el estacionamiento llegó a su campo de visión — Hasta que no lo haga sufrir no estará tranquilo.

— Buenas noches, señor Leonard — uno de sus guardaespaldas abrió una de las puertas traseras de su camioneta — Pensábamos que tardaría más.



Nashell1D

#161 en Fanfic
#786 en Otros
#174 en Humor

En el texto hay: gay, secretos, hibrido

Editado: 19.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar