Secretos Oscuros

Tamaño de fuente: - +

Francotirador

Cuando voy abrir la puerta le apunto con el arma al tipo, él alza sus brazos y retrocede, justo en ese momento llega Sara y me dice que es su vecino, baje el arma y me disculpé, el hombre se presentó diciendo que se llama Juan y que sólo vino a ver cómo seguia Sara después de la perdida de su madre. 

En mi menta algo rondaba y era que si esos tipos malos saben esta dirección es probable que vuelvan a serle daño a Sara, no termino ni bien de pensar dicha conclusión cuando un disparo entra por la ventana dándole justamente en la cabeza a Sara, salpicando a todos los presentes de sangre, me lancé como una flecha hacia Laura, la agarré y la sometí al piso poniendole mi mano izquierda en la boca y en mi derecha tomé mi pistola, duramos un buen rato tirados en el piso, también Juan lo estaba, apesar de todo no se asustó es muy valiente, tampoco lo hizo cuando le apunté con mi pistoca, levantó los brazos para que yo no disparara.

Solté a la señorita con una condición, que se quedará en el suelo, me dirigí a la puerta para ver si podía observar algo, así lo hice y como sospeché no había nadie cerca, lo que pence fue que lo más probable que haya sido un francotirador. Al parecer esa muchacha sabía el rostro del tirano del que está detrás de todo ésto. 

Llamamos a la policía, llegaron rápido junto con algunos detectives de los cuales conocía algunos, otros al parecer eran nuevos en la agencia, les expliqué todo con lujos y detalles, uno de los agentes nuevo me vió la pistola y me dijo todas las leyes que prohibían de tener un arma sin permiso, así que me la quito. 

Tenía una rabia por dentro por no haber podido hacer nada por Sara y ahora me quitan el arman, apesar de que también tenía que aguantar los llantos de Laura, nunca había visto algo así, y a la que tuvo que ver fue a su mejor amiga, eso duele, estaba en un trance difícil y yo no soy de los hombres que saben consolar, entonces lo mínimo que pude hacer fue llevarla a su casa, donde la estaban esperando sus padres, me agradecieron por mi servicio y me fuí luego a mi casa a descansar.



el cuentista

#11576 en Novela romántica
#3108 en Thriller
#1780 en Misterio

En el texto hay: misterio, armas

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar