Secuestrada ©

Tamaño de fuente: - +

19. Recuerdos

Gabriela'S

Me cruce de brazos al ver como Trevor se dirigía desesperado hasta el auto de Isaac, y se tiraba al suelo intentando sacar lo que supuestamente "utilizan para rastrear nuestra localización". Rodé mis ojos y tomé mi cabeza, ésto no está bien, no quiero que él esté aquí, yo se que lo único que trae consigo son problemas.
Lo miré de reojo a Isaac, y pude notar su inquietud, lo cual eso me desespera aún más.
Caminé lentamente hacia Theo, y disimuladamente me incliné a su oído.

-Tenemos que encerrarlo, no podemos perderle de vista, ni mucho menos dejarlo ir, ya sabe donde estamos - le susurré levemente.

Theo asintió, y le hizo un movimiento de cabeza a uno de los guardias. Éste abrió sus ojos y levantó su arma.

-Aquí está - dijo Trevor levantándose del suelo con un chips en su mano, el cual segundos después lo partió en dos - ¿que hace? - dijo viendo al guardia parado al lado suyo.

-Lo que cualquiera con cerebro haría, vigilarte - dijo Theo con una mueca - no eres de emanar tanta confianza.

Trevor abrió sus brazos cansado - Isaac, vamos - dijo alzando sus cejas - diles que no oculto nada.

Todo nos volteamos hacia Isaac, quien cruzado de brazos y con su ceño fruncido, negó lentamente - lo siento Trevor, pero no me arriesgare a que estropeen la recuperación de Lizzie.

Trevor infló sus cachetes y abrió su boca enojado, pero luego apretó sus puños y cerró sus ojos - lo entiendo, está bien. Me duele que después de todo no confíes en mí.

Lo que dijo me produjo algo de gracia, por lo que tapé mi boca repentinamente. De un segundo a otro, todos me miraban.

-¿Qué? - dije enojada - Trevor, tú fuiste una de mis peores pesadillas en aquel entonces - dije recordando su manoseo - así que disculpa si no te tenemos la súper confianza - dije en todo sarcástico.

-Ya - dijo Theo alzando una mano - llévenlo a la habitación de aislamiento, quiero que lo vigilen y que no le saquen un ojo de encima - le dijo al guardia, quien asintió firmemente.

-Isaac - se quejó Trevor mientras era llevado hacia dentro del edificio.

Suspiré profundo y se me vino a la cabeza mi casa.

-Me gustaría recoger algunas cosas de casa - dije de repente, tomándolo por desprevenido a Theo e Isaac.

-¿Qué? - dijeron al mismo tiempo, y se miraron mal, por haber repetido la pregunta.

Me encogí de hombros - mi ropa, mis cosas, mis zapatillas, tenia hasta algo de dinero guardado y algunas fotos - dije haciendo una mueca.

Theo rió - es chiste ¿no? Tu sabes de que deben estar vigilando esa casa.

-Si - dijo Isaac apretando sus puños - no puedes ir, sería peligroso. Pueden que estén o pueden que no, eso no lo sabemos.

Rodé mis ojos al ver que tienen razón, pero ésto lo hago más por la foto de mamá y papá, que tenía debajo de mi almohada...también tengo una foto de mi tía Loren.

-Ya sé, es sólo que... - apreté mis dientes - y si pasamos por el frente de la casa, como si fuera un paseo. Si vemos algo sospechoso, nos vamos, sino nos volvemos. Por favor, necesito mis cosas...mis únicos recuerdos - bajé la mirada afligida.

Mi vida claramente no fue nada fácil, tener leves recuerdos en mi mente de mis padres, momentos y algunas risas que compartimos juntos, me destruye al saber que ahora ninguno de los dos están. Hay veces que tengo miedo de olvidar sus rostros, ya me olvidé de cómo hablaban, no quiero olvidarlos por completo. Necesito esas fotos.

-Está bien - dijo molesto Theo - pero de ésto, ninguna palabra a Judith ¿entiendes?

Asentí algo emocionada - gracias.

-Los acompaño - dijo Isaac firmemente.

Con Theo lo miramos dudoso.

-Puedo decirles si reconozco algún auto o persona, de la empresa de mi padre - dijo de brazos cruzados.

-Está bien, pero ni una palabra. Suficientes líos tengo con Judith - dijo Theo señalándonos a ambos.

Nos miramos de reojo con Isaac y asentimos rápidamente. Algo emocionada, me dirigí a uno de los autos, esperando a que Theo y Isaac suban.

-En una hora volvemos. Me debes una, no digas nada- dijo Theo bajando la ventanilla y hablando con el guardia de la entrada.

-En una hora te espero entonces - sonrió y asintió, mientras nos abría el portón.

Okey, debo admitir que el viaje fue algo incómodo, ya que no había tanto de que hablar, por lo que Theo encendió la radio, para dispersar así, un poco ésta tensión.
Me puse a rememorar los lugares en donde tengo guardadas mis cosas favoritas, en lo que incluyo fotos, pero también extraño usar ropa mía, y no de la doctora Judith.
Hice una mueca pensando en la aparición repentina de Trevor, al principio supuse que Isaac lo llamó, pero luego me convenció que no, cuando mencionó la recuperación de Lizzie...y no creo que se arriesgue en eso.
Por momentos, quiero pensar que Isaac es una buena persona, pero algo dentro mío simplemente no me deja, al contrario, mi mente me muestra miles de razones negativas para dejar de pensar esas estupideces, que a éste punto, parecen fantasías inexistentes.



Valentina Brun (Valu Winchester)

Editado: 23.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar