Secuestrada Con El Amor

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 32

Tristan

Me dirigí a la cafetería en el elevador, no puedo para de pensar en la conversación de mi chica con ese imbécil.

Suspiro intentando no golpear las paredes del elevador.

Se detiene en una cafetería enorme.

Salí y vi a lo lejos una máquina de café.

Fui hacia ella y tome un vaso pero no tenía ni idea de cómo se usa.

—Yo te ayudo—Dijo una chica rubia al ver que no sabía cómo usarla. — ¿Trabajas aquí o solo viniste a robar café? —Dijo sonriendo mientras serbia el café.

—No trabajo aquí, soy amigo de Scarlett—Le dije y ella me miro.

—Buena, amiga—Rio. — ¿Con azúcar? —Pregunto y yo asentí.

Le puso una tapa y me lo entrego.

—Soy Charlotte—Extendió su mano y la mire.

—Yo no hago eso—Reí.

—No escuche tu nombre—Me sonrió.

Me está coqueteando.

—Tal vez porque no te lo dije—Reí y ella rodo sus ojos divertida—Soy Tristán.

—Tristan... ¿Te puedo llamar Tris? —Puse mi semblante serio.

—Da igual—Me dirigí de vuelta al ascensor.

— ¡Espera! —Me gire para verla. —Quisiera verte luego... ¿Me das tu número? —Asentí.

Anote mi numero en una servilleta y se lo extendí.

—Te veo luego, Tris—Me dirigí de vuelta al ascensor y fui a la oficina de Scar.

El elevador se detiene y me dirigí a su oficina.

A lo lejos puedo ver como se están abrazando, camino más rápido y él toma su rostro entre sus manos y junta sus narices.

Ella solo puede hacer eso conmigo.

Estaba a unos centímetros de besarla y ella no hizo nada.

Entre enfadado y ellos me miraron.

—Aquí está tu maldita café—Lo puse sobre su escritorio con fuerza haciendo que se derramara algunas gotas.

Salí de la oficina enojado y cerré mis puños intentando aguantar mi ira.

Baje por el elevador y se detuvo de nuevo en la cafetería.

Estaba frustrado.

Charlotte entra sonriendo.

—Hola de nuevo—Sonrió.

—Hola—Dije por cortesía.

Nos detuvimos en recepción y Salí.

El chico de la puerta la abre sonriente.

—Que le vaya bien—Salí del lugar y camine a casa de Austin.

Golpee varias paredes del camino frustrado.

Tocan la bocina y veo a Charlotte adentro.

Es una chica bastante intensa.

— ¿Te llevo? —Preguntó.

Asentí y me subí al auto.

Le dije la dirección y detuvo el auto en casa de Austin.

—Te veo luego, Tris—Repitió.

Beso mi mejilla y baje del coche enojado.

Entre a casa de Austin ya que la puerta estaba abierta.

Él estaba con Sara viendo una película.

Cerré de un portazo y golpee la pared, gruñí...Maldición, si yo no hubiera entrado ella lo hubiera besado, hizo eso que yo hago con las narices y no hizo nada al respecto, maldita sea. Tire una taza que estaba cerca al piso.

— ¡Tristan! —Gritó Austin. — ¿Qué te ocurre? —Pregunto alterado.

Quería golpear todo.

El tomo mis puños deteniéndome antes de destrozar su casa.

— ¿Qué paso? —Pregunto.

— ¿Qué tiene Scarlett con Jack? ¡Maldición! —Grité.

—Nada, amigo...A él siempre le ha gustado pero a ella nunca—Me sabe de su agarre.

—Eso no parecía cuando estaba dispuesta a besarlo en la empresa ¡Estoy enojado! —Le dije.

—Tranquilo, hermano...Tráele agua, Sara—Le dijo a su novia.

—No necesito agua...Necesito estar con ella—Pase mis manos por mi cara. —Creí que ya no la necesitaba como antes, que ya no la quería como antes después de tanto tiempo...Pero me estaba engañando, quiero que sea solo para mi ¿Entiendes? —Le pregunté.

—Me pasa lo mismo con Sara, te entiendo—Trague fuerte—Hoy desperté y me trato bien, pero en el desayuno se puso de malhumor como si yo no le importara y...Me duele, Austin—No puedo creer que estoy diciéndole lo que siento a Austin a las once y media de la mañana.

—Está bien, hablaras con ella luego—Asentí y me senté en el sillón con ellos.

 

Estuve horas viendo televisión sin hacer nada, solo pensar en su casi beso con Jack.

Tocaron la puerta.

— ¡Austin! —Grité para que abriera.

— ¡Abre tu, me estoy vistiendo! —Gritó.

Me levante frustrado y abrí la puerta.

Estaba Kendall, Scarlett, Jack y...Jason.

Sonreí al verlo, él era mi compañero de celda y siempre hablábamos.

— ¡Jason! —Lo abrace sonriendo.

— ¡Tristan! —Rio.

— ¡Saliste! —Tome su rostro.

— ¡Al igual que tú! —Reí.

—Pasen—Mire a Scarlett que me estaba mirando.



Maripilij

#205 en Novela romántica
#56 en Chick lit
#55 en Joven Adulto

En el texto hay: secuestro, estocolmo, amor

Editado: 09.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar