Secuestrada Con El Amor

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 39

DOS SEMANAS DESPUÉS

Estaba por salir de la casa e ir a buscar a Tristan ya que hoy le dan de alta pero me interrumpe el sonido de mi teléfono.

Conteste rápidamente.

— ¿Scarlett? —Era la voz de Theresa ¿Estaba llorando?

— ¿Qué ocurre, Theresa? —Pregunte preocupada.

—Scarlett...Esta muerta—Sollozo—Amaneció muerta—Mi corazón dejo de latir y caí de rodillas al piso. —Christina está muerta—Sollozo.

Deje caer mi teléfono y escuchaba la voz de Theresa a lo lejos.

— ¿Qué tienes, Scar? —Kendall se acerca a mí y se arrodilla al frente de mi— ¡Scarlett! —Tomó mi rostro. — ¿Qué tienes?

—Kendall...—Susurre y la abrace—Está muerta, tu mamá...Murió—Ella se tensó y comenzó a sollozar en mi hombro.

 

Llegue al hospital y limpie mis ojos al igual que Kendall, no queríamos preocupar a Tristan.

Entre al hospital y fui hacia su habitación, entre y la enfermera lo ayudaba con las muletas.

—Hola, bonita—Me saludo levantándose con las muletas.

Yo sonreí falsamente mirando sus ojos.

— ¿Qué ocurrió? —Frunció el ceño.

—Nada, solo estaba leyendo un libro y murió el protagonista—El asintió dudoso.

Me acerque a él y lo abrace.

Inhale su aroma e intente no llorar en su pecho.

Separe mi rostro y bese sus labios varias veces.

El rio.

—Ya vayámonos—Susurro rozando mi nariz.

—Kendall está hablando con el doctor—El asintió.

— ¿Te sientes bien?

—Estoy bien—Mentí y bese la punta de sus labios.

El sonrió.

—Me gusta que hagas eso—Sonrió ampliamente.

El doctor entro a la habitación con Kendall.

—Bien, señorita Thompson le di las indicaciones a Kendall ¿Te traigo una silla de ruedas hasta la salida? —Le pregunto.

—Estoy bien con las muletas—El asintió.

Salimos del hospital y subimos al auto que tuve que comprar ya que no podía pagar siempre taxi.

Lo ayude a subir al auto con Kendall.

—Es lindo—Se refirió al auto.

—Gracias—Murmure.

—Ya dime que tienes, Scar—Me dirigí a mi asiento.

Subí y arranque el auto.

—Scar—Me llamo.

Mis ojos volvían a cristalizarse y pestañe varias veces para no llorar.

—Dime que está pasando—Me dijo preocupado y puso su mano sobre mi pierna— ¿Por qué parece que lloraras? —Volví a pestañar—Detén el auto—Obedecí y escuche algunos sollozos de Kendall en la parte trasera.

Detuve el auto a un lado y Tristan tomo mi rostro.

— ¿Qué esta ocurriendo?

—Tris...—Murmuré—Nos llamo Theresa hace unas horas—El bajo su mirada imaginado con lo que le diría.

— ¿Mamá...Esta bien? —Pregunto casi inaudible.

—Christina está muerta—El bajo la mirada y estaba segura de que guardaban sus sentimientos para no hacerme sentir peor.

— ¿Cómo? —Murmuró.

—Amaneció muerta—Susurre.

El me miro y paso sus pulgares por mis ojos

—No llores, ella no sufrió —Beso mi frente.

Se giró para ver a Kendall sollozar.

—Está bien—Tomo su mano y la beso, Kendall sollozo—Estaremos bien.

 

Bajamos del auto y ayude a Tristan con las muletas.

Él se sostuvo de una para tomar mis mejillas entre sus manos.

Beso la punta de mi nariz.

—Te amo, Tris—Vi sus ojos cristalizarse, no lo puedo creer.

—Yo te amo mucho, Scar—Beso mis labios varias veces.

Entramos a mi casa y Carla se acerca a ayudar.

— ¿Necesitan algo? —Pregunto.

—No, puedes irte—Le dije. — ¿Qué tal si te quedas en las habitaciones de abajo para que no subas tanto las escaleras? —Le pregunte y el negó con la cabeza.

—Me quedare arriba contigo—Asentí y lo abrace.

—Sé que es difícil, sé que te duele, pero puedes desahogarte conmigo—El acaricio mi cabello.

—Vayamos a la habitación, no quiero hablar de eso todavía

Subimos las escaleras con algunas dificultades por las muletas.

Entramos a mi habitación y se sentó en la cama.

Puse las muletas a un lado y lo ayude a acostarse.

Me puse a su lado y abrace su torso.

Los ojos se me llenaron de lágrimas y él lo noto.

—Está bien, Scar—Me abrazo.

—Es difícil, ella se volvió muy especial para mi...Ella me unía a ti cuando no estabas—Solloce.

Él se acomodó para mirarme a los ojos.

—Pero ya estoy aquí, yo me quedare contigo—Asentí.

—Lo sé, lo sé—Limpie mis ojos.

El sonrió mirándome.

—Estoy aquí para ti—Beso mi frente.



Maripilij

#198 en Novela romántica
#60 en Chick lit
#50 en Joven Adulto

En el texto hay: secuestro, estocolmo, amor

Editado: 09.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar