Secuestrada por el amor

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 32

Años más tarde...

—Brith ven a comer con Beth—dice Verónica desde la cocina.

—Ya vamos ma’—responden Brith y Beth.

—Su padre está por llegar vamos, lávense las manos.

—Si ma'—dicen mientras van al baño a lavarse las manos.

—Ya llegué, donde están las princesas de mis ojos—pregunta Ares mientras va a la cocina.

—Amor—Verónica y Ares se dan un dulce beso.

—Que asco—dicen ambas detrás de su padre.

—Uuh, mis amores—dice mientras las levanta en sus brazos—como están las princesas de papi—pregunta este con cara de niño.

—Bien.

—Yo igual.

Dicen y se dan una sonrisa cómplice.

—Papi, queremos helados—dicen al mismo tiempo mientras lo abrazan.

—¿¡Que!?, pero si comieron helado ayer.

—Por favor, por favor.

—Como negarles algo a mis más grandes tesoros.

—¿Y yo? Claro ya estoy vieja.

—Claro que no amor mío, eres mi tesoro más grande, y ellas los más pequeños—dice besando la punta de la nariz de Verónica.

—Eso espero. Porque yo te amo mucho.

—Yo más.

—Ya, ya. Mi papi—dicen las pequeñas gemelas al unisono.

—Suyo—dice Verónica riendo.

—De las tres—responde Ares.



Onesoulbright

Editado: 12.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar