Seduceme lentamente y amame

Tamaño de fuente: - +

SEIS

El viernes llego en un abrir y cerrar de ojos para Nicole, el día fue como cualquier otro excepto por la noche, a pesar de sus esfuerzos por arreglarse no recibió ningún cumplido por parte de Douglas. No quería sentirse decepcionada, pero el sentimiento no la dejo, había ido a un spa donde le hicieron la manicure y la maquillaron quizás una parte de ella sabía realmente que nada iba a pasar esa noche. Llevaron a Tommy a casa de sus padres donde charlaron por unos breves minutos antes de llegar al lugar donde se llevaría el evento.

Una vez estuvieron en la puerta del lugar Douglas le ofreció su brazo a Nicole la cual coloco su mano en su antebrazo y ambos entraron a el salón donde se estaba llevando acabo el evento.

Ella rápidamente empezó a observar a su alrededor, el salón se encontraba con el sonido de las personas charlando o haciendo sonar sus cubiertos en los platos. No le llevo mucho tiempo para percatarse de que se encontraba Paul, el mejor amigo de Douglas y al lado de él se encontraba su prometida Audrey.

— Creí que no vendrías- le dijo Paul a Douglas apenas estuvieron a su lado, ambos se saludaron estrechando la mano. —es bueno verte Nicole.

Ella saludo a Paul y Audrey.

—Sé que apenas acaban de llegar pero tengo que presentarte a alguien Douglas, - Paul sonaba realmente emocionado. — así que con su permiso bellas damas me llevo a Douglas, te prometo que lo traeré enseguida Nicole.

Ambas solo observaron cómo se alejaban.

—Déjalos que jueguen un rato, al parecer ambos quieren invertir en una aerolínea,- dijo Audrey riendo y tomando del brazo a Nicole. — me alegra que hayas venido, me hubiera aburrido muchísimo sola. Además quería platicar contigo, he contratado a alguien para que organice mi boda Paul y yo ya decidimos la fecha.

>>Quería preguntarte si te gustaría ser mi dama de honor.- término diciendo con entusiasmo. — Aunque si no quieres lo entenderé.

— Sería un honor, me alegro de que hayas pensado en mí.

Con una sonrisa le agradeció, Audrey llegó a pensar que quizás Nicole se negaría. Estuvieron platicando unos minutos más hasta que escucharon el cómo alguien le hablaba a Nicole. Ella rápidamente reconoció aquella voz.

—No esperaba verte, bueno creo que nunca espero encontrarte. — Owen veía a Nicole y sin más deposito un beso en su mejilla. Ella no se esperaba aquel saludo y a pesar de sus veintidós años no pudo evitar sonrojarse.

— Yo tampoco, ha sido una agradable coincidencia. - dijo Nicole y sin saber que más decir vio a Audrey —Ella es Audrey una amiga, Audrey él es Owen un amigo de la secundaria —los presento Nicole. Con un estrechamiento de manos lo saludo la aludida.

— ¿Has venido con tu esposo? — le pregunto Owen. Y por alguna extraña razón esa pregunta hizo que Nicole se sintiera rara.

—Sí, solo que en este momento está en una clase de conversación de negocios. —Le contesto.

Audrey observó a aquel rubio, para ser sincera le parecía algo coqueta su forma de sonreír.

Para Audrey no era un secreto el saber en qué términos se había casado Douglas con Nicole, ella sabía dónde estaba Douglas, a diferencia de Nicole la cual no se había dado cuenta que en ningún momento Douglas había despegado su vista de ella y como si Audrey viera la oportunidad de darle a Nicole una pequeña ayuda.

—Creo que tienen mucho de qué hablar, así que los dejo- dándole una sonrisa y en tono más bajo le hablo a Nicole. — estaré por la mesa de postres.

Y con eso empezó a caminar, dejando a Nicole con Owen. Audrey solo esperaba que Douglas se diera cuenta de lo maravillosa que era Nicole y que no merecía los desplantes que recibía por parte de él.

—Déjame decirte que te ves hermosa. —dijo Owen una vez que estuvo a solas con Nicole.

Y ella apenada se acomodó un mechón de cabello detrás de su oreja. Ninguno de los dos era conscientes de la mirada de Douglas, él los observaba desde la segunda planta y vio como Nicole se acomodaba el cabello, o acaso había sido una acción de coquetería, imposible. Quien era aquel tipo que mostraba tanta confianza con su esposa y porque Nicole le permitía esa confianza.

— ¡Hey! Douglas te presento a Killian Moore el dueño de Moore Airlines. — Dijo Paul, Douglas lentamente fue despegando su mirada de Nicole, pero antes de apartar por completo su mirada vio como aquel tipo tomaba a Nicole de la mano y la invito a bailar.

Tenía que buscar a Nicole lo más pronto posible, usando su mayor esfuerzo intento prestarle atención a la conversación.



giseyc

#14494 en Novela romántica
#2323 en Chick lit

En el texto hay: romantica, matrimonio, bebe

Editado: 01.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar