Segunda Vez

Tamaño de fuente: - +

Primera, segunda vez

-Hazme el amor -Pido Alana sobre sus labios-

Dereck la tomo por la cintura como siempre hacia, ella enredo las piernas en su cadera sin dejar de besarse entraron de lleno al descanso de las escaleras cerrando la puerta con él pie, subió con ella al departamento los abrigos de ambos quedaron tirados en el camino, tropezaron con el comedor, la coloco sobre la mesa.

-Quítate esto -Gimió Alana mientras Dereck besaba su cuello y ella tiraba de su camiseta de inmediato obedeció despojándose de ella, por su parte se sacó las botas altas, para volver a juntar sus labios-

-Te extrañe -Murmuró sobre la piel de su cuello Dereck, al tiempo que sus manos bajaban el zipper del vestido de Alana-

En un par de segundos el vestido se encontraba en algún lugar de la habitación, sus labios bajaron por su cuello hasta el comienzo de sus pechos dejando un camino húmedo de besos, sus manos se encargaron de desaparecer sus lindas bragas de encaje había hecho caso a su amigo Sam había escogido un conjunto rojo de encaje que hacia juego con su ropa, el cual al igual que el vestido termino tirado en el piso.

Los labios de Dereck se adueñaron de su pezón izquierdo, su lengua lo lamió con delicadeza antes de darle paso a sus dientes, para luego chupar de nuevo dejándolo firme.

-Dios... -Gime Alana al sentir como Dereck hace lo mismo con su pezón derecho-

Deja sus pezones, para bajar por su abdomen, lamiendo cada parte de ella, se entretiene dibujado figuras con su lengua en el monte de venus mientras uno de sus dedos se desliza entre sus pliegues de forma lenta, muy lenta haciendo que las piernas de Alana tiemblen, Dereck le abre las pierna acomodándose entre ellas.

Reparte delicados besos en el interior de sus muslos, bajando hasta llegar a sus húmedos pliegues deslizando su lengua entre ellos superficialmente, haciendo que un fuerte gemido salga del pecho de Alana, vuelve a lamer de nuevo hundiéndose mas en sus pliegues, hasta que su lengua encuentra su inflamado clítoris rosándolo lentamente, un nuevo gemido retumba en el lugar.

Su clítoris es tomado por sus labios envolviéndolos mientras su lengua se arremolina en él, lo chupa cuidadosamente antes de volver a rodearlo con su lengua.

-Oh Dios... Dereck... voy...dios... me vengo.... -Gimió mientras la lengua de él no da tregua a su clítoris y las caderas de ella se movían contra él, y sus manos se enredaban en su cabello-

Siguió lamiendo mientras Alana convulsionaba debajo de él, dejo sus pliegues dando una última lamida antes de regresar de nuevo por su cuerpo hasta sus labios robándole el poco oxigeno que le quedaba en los pulmones, metió sus manos por debajo de su cintura tomándola en brazos caminando hasta su cama.

-¿Estas bien? Preciosa -Quería decirle amor mío pero tenía miedo de asustarla para ella era la primera vez con él-

-Si -Respondió con voz apenas audible besándole el cuello-

Con cuidado la coloco en la cama, antes de volver a tomar sus labios y besarla de una forma enloquecedora, Alana se sentía en el mismísimo cielo y no quería salir de ahí, Dereck dominaba totalmente la situación, tomo sus manos llevándolas por encima de la cabeza.

-Quiero tocarte -Pidió Alana cuando por fin libero sus labios-

-Tócame -Respondió soltando sus manos y clavando sus ojos azules en los cristalinos verdes de ella, una de sus manos delineo su hombro subiendo por su cuello hasta llegar a la mejilla-

-Porque siento que esto ya ha ocurrido antes. - Dijo sin dejar de tocarlo-

-Ha ocurrido muchas veces -Confirmó con una sonrisa-

-Lo sé, bueno supongo, pero debería sentirse nuevo como todo lo que no recuerdo, pero pareciera que mi cuerpo te recuerda al igual que mi corazón. -Habló acariciando su espalda-

-El mío nunca te ha olvidado Alana -Confirmó volviendo a tomar sus labios de forma lenta, mientras sus manos desabrochaban su pantalón-

Se separó de ella para quitarse el resto de ropa y los zapatos una vez desnudo se tuvo sobre ella presionando su cuerpo con el de ella, era la sensación mas deliciosa y enloquecedora su piel por fin juntas, volvió a besarla como si el mundo se acabara mañana.

Entro en ella de forma lenta, mientras sus lenguas bailaban, era un beso lleno de romanticismos, lleno de amor dejando sorprendida Alana una vez mas ¿Cómo podía sentir tanto por ese hombre que hace dos días era un desconocido? Sabía que no era así, evidentemente habían estado juntos pero su mente no lo recordaba pero su cuerpo le indicaba algo muy diferente, su corazón le decía que él le pertenecía que eran uno solo.

Comenzó a moverse lentamente apenas saliendo de ella, sin dejar de saborear sus labios, las piernas de alana se enredaron en sus caderas, haciendo que Dereck entrara más profundo en ella.

-No voy a romperme -Dijo Alana en su oreja cuando dejo los labios de Dereck-

Unas suaves carcajeadas se escucharon, y sus caderas se encendieron arremetiendo con más fuerzas contra ella, estocadas fuertes y profunda, haciéndola gemir alto su nombre como si de un ensalmo se tratada.

-Dereck...Dereck...Dios...Mas...Dereck -Gemía-



Minage

Editado: 29.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar