Serie Hijos de Dioses

Tamaño de fuente: - +

Prólogo | Heredera

A I L E E N
☇☇☇

Ser la hija de Zeus y Hera representa una gran carga sobre tus hombros. Todos quieren que tú seas igual a tu papá o igual a tu mamá o una combinación de ambos. Pero tu realidad es que eres alguien muy diferente a tus papas y pocas veces demuestras ser igual a ellos. Eso me pasaba a mi yo soy Aileen Ray la última hija hasta el momento de Zeus y Hera. 
Mi padre tiene demasiados enemigos que estarían más que dispuestos para dañarlo. Por eso mi papá mis hermanos y hermanas me cuidan mucho, siendo la más pequeña de la familia me sobre protegen. De algún modo debía aprender a defenderme sola no siempre ellos estarán ahí para protegerme. Había aprendido a ser fuerte enfrentando mis propios problemas. 
Pero en estos momentos no sabía que pensar estaba perdida. Veía inerte el cuerpo de Artemis, una lagrima rodó por mi mejilla en el suelo se encontraba la única forma que tenía para volver a ser feliz. La risa de Alysa me hacía sentir escalofríos por todo mi cuerpo esa loca psicótica había matado a su propio novio. Caí al suelo tomando con delicadeza el cuerpo de Artemis aun tenia pulso un hilo de esperanza estaba aún ahí. Mis primos aparecieron corriendo detrás de mí con sus poderes empezaron a pelear con la hija de Afrodita. En mis pensamientos solo pensaba en como quería que mi papá estuviera aquí yo no soy fuerte como él o mamá.

– hija – la voz de mi padre en mi mente – levántate y pelea mi princesa yo confió en ti – lagrimas seguía llorando

– papá yo no puedo... – solloce – soy una cobarde Alida tiene razón

– mi hija no es ninguna cobarde tú tienes más poder que esa chica

– ¿Cómo papá? – deje a Artemis en el suelo su pulso ya no estaba

– demuestra el poder del rayo hija – pose mis manos en el pecho de Artemis. Me concentre en mi poder y chispas salieron de mis manos. Un choque eléctrico paso de mis manos al cuerpo del chico, le siguieron dos, tres y el ultimo. Volvió a respirar tosiendo por la falta de aire que su cuerpo había tenido.

– eso es hija ahora demuestra cuanto poder tienes a esa chica – los ecos de sus palabras resonaban en mi cabeza.

Me pongo en pie secando mis lágrimas de mi rostro doy un paso al frente y alzo la mirada para ver a Alysa. Ella dio un golpe setero a Ylenia que cayó al suelo quejándose del dolor.

– dame los rayos Calisto – grite al hijo de Hefesto

– parece que la princesa decidió aparecer para dejar de llorar – hablaba jadeante Alysa luchando contra Apolión

– cállate ahora conocerás mi poder y el de mi familia – Ylenia se levantó del suelo conectando con su poder, Apolión repitió la acción de esta y conecto con su poder. De mi cuerpo se desprendían rayos Calisto me tiro uno de los rayos. El cielo empezó a tronar, las nubes se tornaron negras cual tormenta.

– prepárate por que te has metido con lo que amo y lo pagaras caro – lance el rayo que mis primos potenciaron con sus poderes y golpeamos a Alysa que cayó al suelo – te metiste con la princesa equivocada linda



Danny Baladon

#51 en Paranormal
#22 en Mística
#365 en Fantasía
#245 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: dioses griegos

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar