Serie Hijos de Dioses

Tamaño de fuente: - +

Prólogo | Hermanita

A P O L I Ó N
💀💀💀

Veía el mapa solo nos faltaba un artefacto y podríamos rescatar a mi papá. Me senté en una roca inspeccionando el mapa debíamos tomar un atajo por el rió Estigio, pero será peligroso para Diana ella es una mortal. Tal vez si vamos por el camino más largo... el grito de diana me pone en alerta. Dejo el mapa a un lado y corro en la dirección de los alaridos donde también se escuchan rugidos. Por las almas espero que no sea algún monstruo. Al parecer mis ruegos no son escuchados por que en cuanto llego al sitio veo a un minotauro sosteniendo a Diana por el cuello.

– ¿quién eres tú? – con suma lentitud puse mi mano en el mango de mi espada. Era la primera vez que veía un minotauro en persona y que no me encuentre en el entrenamiento.

– tranquilo chico muerte – hablo con voz ronca y rasposa el monstruo su tono de burla me hizo enfadar – quien soy no importa, si quieres ver a la mortal viva dame la Copa – apretó su agarre con más fuerza causando que Diana ahogue un grito

– ¿y cómo sé que no la matarás cuando te la entregue? – analice cada plan para poder liberar a Diana, pero ninguno terminaba bien.

– buen truco los dos al mismo tiempo tu lánzame la Copa yo suelto a la chica – note que detrás del minotauro estaban mis primas Aileen y Ylenia. Par de locas les dije que no vinieran y menos sabiendo que mi madre está embarazada.

– si pensándolo mejor olvídalo – saque mi espada logrando sorprender al monstruo que soltó a Diana que cayó al suelo. Un rayo impacto sobre la cabeza de minotauro.

– estás loco casi me mata – Diana intentaba hablar con normalidad lo cual le resultaba difícil porque aún no recuperaba el aliento. Tocia tirada en el suelo mirándome y si las miradas mataran yo ya estaría enterrado tres metros bajo tierra. Pase por alto el comentario de Diana y me concentre en mi prima Aileen que sonreía contenta.

– gracias Aileen – Diana miro hacia atrás viendo a mi prima que se acercaba bajando con cuidado. Esta loca al venir con tacones a una misión peligrosa.

– sabías que estaba Aileen y no me lo dijiste antes – se levantó furiosa la castaña caminando hacia mi señalándome. Se ve tan tierna cuando está enojada y quiere matarme.

– y no vino sola – Ylenia apareció bajando con la ayuda de mi prima Aileen.

– genial tres mujeres y un sólo chico, ahora si me volveré loco – me di vuelta sintiendo sus miradas asesinas en mi nuca – ¿saben algo de mi madre? – no había tenido noticias de ella en días

– si sabemos el sexo del bebe – Ylenia parecía la más emocionada

– ¿y que es el intruso? – hable ladeando una sonrisa

– no le llames así – me reto Diana enojada

– es una niña tendrás una hermanita – no puede ser posible



Danny Baladon

#59 en Paranormal
#21 en Mística
#388 en Fantasía
#262 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: dioses griegos

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar