Si la vida te da limones, exprímelos a polvos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 21

ALEX

Mi hermano ha tardado más porque estaba intentando convencer a Marta que lo acompañara, sólo por eso lo voy a perdonar. Mi amiga es un poco vergonzosa así que el estar aquí, no como mi amiga, no se cómo denominarlo pero conociendo a mi hermano y a Marta tienen pinta de que estan juntos. Un minuto después, lo confirmo. Estos dos están juntísimos, que ya era hora hombre.

-Enana, ¿dónde están papá y mamá?- Mi hermano está deseando hacer acto de presencia mientras que yo intento esconderme y no aparecer. Marta sigue callada. Así que haciéndome cargo de la situación le pido a mi hermano que me deje hablar a solas con Marta, él viendo que tenemos que hablar me hace caso.

-Marta Martita, ¿que te pasa y que haces aquí? Aunque lo más importante es porqué no me has contado que estáis juntos.- Está muy nerviosa y cuando se pone así empieza a tocarse el pelo.

-Lo siento, Alex. Quería decírtelo pero no me atrevía, no sabía como ibas a reaccionar. Amo a tu hermano pero tu eres mi hermana, tenía miedo. Tu hermano me ha invitado para hacerlo oficial delante de tus padres, estaba tan ilusionado que no he podido decirle que no. Pero si quieres me voy.- Definitivamente, tengo una amiga tonta. 

-Pero hija mía, si yo sé que te gusta mi hermano desde hace muchos años. De hecho, yo animé a mi hermano a que espabilara y pudiérais estar juntos. Me encanta ver a mi hermano tan feliz, pero verte a tí así me gusta mucho más. Eres mi hermana y pase lo que pase siempre vamos a estar juntas, nosotras y Susana que ahora mismo estará muy ocupada animando a su vagina con Miguel.- Se pone a llorar y a reir a la vez. Cuando digo que no somos normales es por algo. Nos estamos abrazando fuerte cuando entra mi hermano con los ojos rojos y nos separamos, pero nos dura poco porque nos abraza a los dos.

Cuando nos separamos, veo una sombra por el pasillo pero no lo tengo en cuenta y nos vamos dónde están mis padres y sus amigos. Marta es muy bien recibida por mis padres y Andrés pero no por su mujer. Que ahora que lo pienso, ¿dónde está la rajinfli?. Es raro porque nunca se separa de sus padres y menos cuando está mi hermano.

Aprovecho que mi madre se levanta a por un plato más para Marta y voy a por el móvil que con la tontería se me ha olvidado en el baño. Pero cuando giro por el pasillo para ir al baño, escucho a la rajinfli dentro hablando con alguien. Es de mala educación, pero no lo puedo evitar y pongo la oreja.

- Tia que ha venido con la novia, lo he escuchado hablar con la zorra de su hermana. Es una de las  amigas que viven con ella.- La otra persona le contesta.- Si esa piensa que me va a quitar a Marcos va lista, llevo muchos años intentando que me vea para que luego venga una cualquiera a robármelo. Y la primera por la que voy a empezar es por su hermanita metomentodo. Lidia te dejo, tengo que volver a la mesa. Luego hablamos.- Al escuchar ese nombre, me quedo de piedra. No será quien yo creo ¿verdad?. ¿Que posibilidad hay de que estas dos se conozcan?

Con decisión, llamo a la puerta y sale la rajinfli con una sonrisa más falsa que la mía. Se va sin decirme nada y entro a por mi móvil, pero no está. ¿Dónde lo he dejado? ¿No lo habrá cogido esa petarda no?. Voy al teléfono fijo y llamo a mi propio teléfono y suena en el bolsillo de la rajinfli. 

¿Sabéis lo que pasa cuando una persona que te cae mal te hace algo y tu puedes cogerla de los pelos y darle de hostias? Pues imaginaros la situación, yo encima de la tipa esta asquerosa arrancándole las extensiones mientras que mi hermano me intenta sacar de encima, mi madre y la madre de Sandra gritando que nos separen y mi padre y Andrés recogiendo a la rajinfli. Durante la refriega, he conseguido mi teléfono pero la alegría me dura poco cuando mi padre me grita:

-FUERA DE MI CASA Y NO VUELVAS MÁS, YO NO HE CRIADO A UNA SALVAJE.- Cómo siempre mi padre apoyando a todo el mundo menos a mí, pero con dignidad y orgullo, me pongo recta y me piro de ahí, pero antes escucho a mi hermano:

-¡A MI HERMANA NO LE GRITES! LA CULPA LA TIENE ESTA ZORRA PERO TU SIEMPRE PIENSAS MÁS EN LA GENTE DE LA CALLE QUE EN TU PROPIA FAMILIA!. NOSOTROS NOS VAMOS, CUANDO RECAPACITES HABLAMOS.

Los espero a que salgan mientras me voy subiendo a la moto. Mi hermano es como yo, cuando se enfada parece un miura pero luego no somos nada. El refrán de "perro ladrador, poco mordedor" nos viene de lujo.

-Lo siento hermanita, ¿vamos a vuestra casa y hablamos?- Acepto porque no tengo otro plan. Aunque al mirar el móvil, me encuentro con un Whatsapp de Hugo.

¿Podemos hablar?

Por dios, cómo odio esa frase.



LittleLioness1

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar