Si no te hubieras ido

Tamaño de fuente: - +

Revelando secretos

-Al parecer te gusta mi habitación.

-¡Dios Santo! Me asustaste, ¿Cuánto llevas ahí?

-Solo un momento, cuando llegue le pregunte a la señora Brown por ti y me dijo que estabas aquí arriba.

-Disculpa por entrar.

-Tranquila puedes entrar aquí cuando quieras. Ven acuéstate aquí conmigo.

-¿Qué me acueste contigo?

-¿Que estás pensando Rei? Jajajaj no te haré nada solo quiero sentirte junto a mí eso es todo.

-Está bien, puedo hacerte una pregunta.

-Sí claro dime.

-¿Dices que estás enamorado de mí, pero apenas me conoces como es que puedes amarme?

-Rei no te conozco de ahora, llevo mucho tiempo sabiendo de ti

-¿De qué hablas?

-Cuando era niño unas personas asesinaron a mi familia, yo era rico esas personas creyeron que habían asesinado a todos pero yo estaba escondido en el armario y nunca lo notaron mi madre estaba embarazada y cuando llego al hospital falleció pero dijeron que mi hermano había sobrevivido yo era un niño y obviamente no podía hacerme cargo de él así que lo dieron en adopción, cuando crecí decidí buscar a mi hermano recorrí todos los orfanatos para ver en donde estaba un día llegué y te vi ahí, despertaste muchas cosas en mí así que decidí ir muy seguido fingiendo que daba donaciones pero en realidad era para verte a ti aunque nunca notaste mi presencia.

-Lo siento Christopher mejor ya no hablemos de eso.

-Está bien Rei es la primera vez que deseo que alguien lo sepa, cuando salí de la oficina de la directora estabas ahí sentada escuchando música, solo podía verte de perfil pero solo eso basto para que despertarás en mí algo que jamás había sentido, de regreso a casa pensaba en ti todo el tiempo, me uní a la SIA porque quería encontrar a los hombres que asesinaron a mi familia, pasó tiempo para que yo pudiera encontrarlos me vengué de cada uno de ellos, sé que hice mal tal vez pero ellos me arrebataron todo lo que tenía y yo les haría lo mismo.

-¿Y dónde están ellos ahora?

-La gran mayoría en la cárcel y los demás están en centros de rehabilitación, muchos no soportaron las cosas que les hice pasar. Rei sé que las cosas que he hecho en el pasado me van a acompañar por siempre pero sé que eres la única persona que puede ayudarme a ser feliz.

-No lo creo la verdad

-Rei luego de verte por primera vez aquel día no deje de pensar en ti, así que iba con frecuencia al orfanato, decía que iba a hacer labor social pero en verdad quería estar contigo y conocer más de ti, sé cómo llegaste ahí y sabiendo eso quería protegerte y estar contigo aún más.

-Christopher yo no tengo a nadie y tampoco tengo nada, lo único que quiero es no salir lastimada.

-No te digo que no será difícil pero lo podremos superar si estamos juntos. Hablemos de esto después vamos a comer está bien.

-Ok vamos.

-Buenas tardes señora Brown.

-Buena tardes señor Christopher señorita Rei.

-Que rico, lasagna.

-Sé que es tu favorito así que pedí que lo prepararan para ti.

-Muchas gracias por hacer eso por mí

Comía pero en mi cabeza estaban todas las cosas que había vivido, primero debía darle una respuesta a la SIA y luego Christopher, mi cabeza estaba hecha un caos.

-¿Has tomado una decisión sobre entrar a la SIA?

-Creo que sí, pero aún no estoy segura de que haré.

-Está bien tomate el tiempo que necesites. Debo ir al despacho a arreglar algunos asuntos, nos vemos luego.

Me quedé sentada por un largo rato pensando en todo lo que había hecho Christopher, había pasado por muchas cosas y aun así tenía razones para vivir.

-Señorita Rei es muy tarde debe ir a descansar, la llevaré a su habitación.

-Está bien señora Brown yo la llevaré, ayer te quedaste dormida en el sofá no es un lugar muy cómodo para dormir no crees, ven conmigo.

-¿Christopher vas a quedarte conmigo?

-Si eso es lo que quieres claro que me quedo contigo.

De la nada sonó su celular y salió de la habitación me acosté en su cama todo olía a él, cada centímetro de cuarto estaba impregnado de él, me quede dormida por un corto tiempo, cuando desperté estaba acostado a mi lado podía verlo por primera vez muy de cerca era muy guapo se veía tan tranquilo así me levanté sin hacer ruido para no despertarlo baje las escaleras y ya era de noche puse un poco de música y me senté a escuchar un momento.



CJ

#13097 en Novela romántica
#8487 en Otros
#1270 en Aventura

En el texto hay: el primer amor, la mentira, la perdida

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar