Si no te hubiese conocido

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 6: EL MENSAJE

Tuve un despertar apacible después de un día ajetreado. Me arreglé y desayuné pronto y salí de casa sobre la misma hora que los días anteriores.

En el autobús, me encontré de nuevo con Carla. No había un asiento libre al lado del mío, por lo que se quedó de pie cerca de mí. Entonces ella me preguntó:

- ¿Cómo te fue el día ayer?

- Bien, normal. Me dejé los folios que nos dieron ayer en clase y tuve que ir a por ellos. Aunque no me molestó ya que de esa forma me despejé y me dio tiempo a estudiar – No le iba a decir que estuve toda la tarde con Charles. El interrogatorio sería infinito.

- Pues yo repasé un poco, pero me cuesta entender algunas palabras.

- A mí me gusta y no me resulta difícil.

Llegamos las primeras a la academia. Sin embargo, para mi asombro, Henry apareció casi de los primeros.

Él se puso a nuestro lado saludando en francés y muy de forma cortés. Yo seguía pensando que algo tramaba.

Charles entró y saludó a todos los que estábamos esperando para asistir a la clase, aunque a mí me dedicó una sonrisa.

Henry y Carla se me quedaron mirando durante unos segundos. Seguramente mi cara sería un poema. Mas yo solo recuerdo que se me reían todos los huesos en ese momento.

Las horas de la clase fueron tranquilas y para mí pasaron muy rápido. Nos dijeron que el viernes tendríamos examen para tener un certificado de nivel de francés. Lo más destacable de esa mañana fue que al finalizar, Charles se acercó a mi mesa y me dio un papel pequeño dentro de un bolígrafo azul que le presté a Bruno esa misma jornada:

- Merçi beaucoup – Dijo Charles acompañado de una sonrisa.

- De rien – Le contesté regalándole otra.

Henry y otros compañeros más, incluida Carla, se percataron de aquella escena. Acto seguido, con mucha valentía, Henry fue hacia donde estaba yo y me plantó un beso en la mejilla porque giré la cara hacia otro lado, ya que le vi con intenciones de hacer algo.

En ese momento, él me dijo en voz alta para que lo oyeran todos los que estábamos en el aula:

- See you tonight, baby.

- ¡No! – Salté enfadada – Nor tonight and nor never. We have been never met.

Salí corriendo y enojada del aula. Carla se marchó detrás de mí:

- ¡Lorena, espera!

Me paré con la puerta abierta lista para macharme de allí.

De regreso a casa, ella me preguntó sobre lo sucedido y yo le respondí que yo no quería nada con él y que no se las diera de listo. Entonces, ella me aseguró:

- Está claro que Henry se ha puesto celoso de Charles. Tú a lo mejor no te has dado cuenta de ello, pero le tiene envidia por el trato y la forma en la que te observa Charles en clase y ti no te molesta. Henry ha visto que el otro tiene posibilidades de estar contigo y ha contraatacado para saber si él las tiene también. Pero yo creo que le ha quedado claro que no las tiene – Terminó diciéndolo riéndose.

- No lo defiendas. Sin embargo, yo no me había fijado en eso. No me interesa lo que haga Henry.

- No es defenderle, es para que sepas el porqué de lo que ha hecho.

Asentí y terminamos el trayecto hablando de lo que esterábamos que pasase el curso siguiente.

Cuando llegué, dejé las cosas de clase en mi habitación y bajé a comer con mi familia y les ayudé a recoger la mesa y a limpiar la cocina. Al volver a subir a mi cuarto, me acordé que Charles me dio un bolígrafo con un papel dentro, el motivo del percance entre ellos. Cogí el bolígrafo, saqué el papelito y leí:

Lorena, ¿te gustaría tener una cita conmigo esta tarde a las 6 en la puerta de la catedral? Te dejo mi número de teléfono para aceptarla o rechazarla.

Nada más leerlo, marqué el número de teléfono, lo guardé y le envié:

Hola. Soy Lorena. Acepto la cita contigo. Nos vemos a las 6.

A los pocos segundos de emitir la nota, recibí un mensaje de Charles:

Hola Lorena. Me alegro mucho de que hayas aceptado. Allí estaré esperándote.

Como solo eran las tres y media de la tarde y todavía quedaba tiempo, repasé lo que dimos ese día en mi dormitorio. Seguidamente, bajé al comedor que era donde estaba mi familia y les comenté:



LBALIAS

#6860 en Novela romántica

En el texto hay: amor de verano, viaje

Editado: 14.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar