Siempre fue por ti

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO SEIS

Estoy sentada en el sofá mirando hacia la nada, Diana había llamado a mi madre para que Alex venga a vivir por esta semana a mi casa, cada vez que pienso y pienso sé que el karma está de mal en peor. Mi madre tanto como Diana piensan que entre Alex y yo debemos de solucionar nuestros problemas y el problema es que no hay ninguno yo me fui porque así lo quise en su momento, para no dañarlo a él.

Aunque mi mamá me dio la oportunidad de decir que NO y él busque otro lugar más, no podré negarme y eso causará miles de preguntas por parte de mis amigos y especialmente de Xiomara, nadie sabe de mi vida pasada incluido Alex y así debo de mantenerlo, no quiero que sientan pena por mí.

No tengo ganas de subir a mi habitación así que me recuesto en el sofá y un pensamiento me invade.

"Alex y Xiomara pasarán la noche juntos"

Mi respiración se acelera y siento celos solo de pensarlo, sé que es injusto para él , Alex esta con mi mejor amiga y yo tengo una relación con Dan desde hoy, admito que estoy haciendo mal, ahora yo no soy nadie para él, cada vez que abrazaba o besaba a mi mejor amiga me reprochaba a mí misma por lo que sentía e incluso me desesperaba porque no podía controlarlo y esas son las otras cosas que pasamos nosotros los seres humanos, el no poder controlar lo que sentimos.

Mañana lo veré y no sé cómo actuar ¿le hablo como si nada hubiera pasado? ¿Le pregunto cómo está? ¿Qué hace aquí? No me trago el cuento que lo trasladaron por un tema de trabajo, él sabía que yo estaba aquí, quiero llamarlo o escribirle, sé que no ha cambiado de número porque cuando me creé whatsapp el suyo se actualizó en mis contactos, pero no puedo hacerlo y solo por un sentimiento...RECHAZO.

Ya intenté hace tres años llamarlo e incluso escribirle y jamás respondió, así que si no lo hizo antes, ¿no tiene por qué hacerlo ahora no?... y con esos pensamientos me quedo dormida.

- ¿Amor?- alguien besa mi frente– ya estoy saliendo- abro mis ojos y está mi padre acomodando su saco, de ahí toma sus maletas que mamá le había dejado para que viajara, me acomodo en el sofá y él habla – Anna regreso el domingo en la tarde, hubo unas complicaciones en el trabajo – habla sin mirarme y presiento que algo anda mal, él y mi madre son doctores, se conocieron en la facultad y desde allí comenzó su relación, aunque mi madre me contaba que tuvieron que pasar por varias cosas para poder ser felices y lo más importante es que jamás se dieron por vencidos – obedece a tu madre y dile que la amo- se acerca a mi nuevamente y me planta un beso en la frente- te quiero- decimos al unísono. Lo acompaño a la salida y lo veo montarse en su auto, me despido nuevamente alzando la mano y mandándole un beso volado, ahora si voy a mi habitación, recién son las 7 de la mañana y no tengo ganas de nada y cuando digo NADA es literal,asi de vaga puedo llegar a ser, me recuesto en mi cama y cuando estaba por dormir me llega un mensaje, tomo mi celular y noto que es de Dan.

 

Buenos días amor ♥

D.

¨INCÓMODOOOOOO!!"

 

Me grita mi otro yo y tiene razón es súper incómodo, ¿cómo de un día a otro él y yo estamos en una relación amorosa?, no quiero echarle la culpa al alcohol porque ayer no estaba tan ebria sabía lo que decía y hacía. Le respondo con un simple "Hola" y se queja de haberle estropeado el cumplido, suponía que aún seguía durmiendo y al despertar quería que leyera su mensaje, algo muy cliché pero a la vez tierno. No conversamos más de diez minutos y quedamos que pasaría por mí en la tarde para estar juntos así que me vuelvo a dormir.

****

- ¿Entonces hija ya lo decidiste?- July, si ese es el nombre de mi hermosa madre, es la milésima vez que me pregunta sobre la decisión si Alex viene o no a vivir con nosotras aunque es poco tiempo me asusta tenerlo cerca, ayer tan solo verlo me afectó y no me imagino teniéndolo bajo el mismo techo que yo, aún sigo debatiéndome quiero y no quiero a la vez pero sé que no lograré nada ignorándolo, mantiene una relación con mi mejor amiga es decir lo veré hasta en la sopa y tengo que aprender a lidiar con ello, aunque duela. Asiento y mi madre me mira de forma comprensiva sé que ella quiere que venga, lo estima demasiado. En estos momentos mamá está preparando la cena, Dan pasaría por mi como a esta hora, también le comenté que desde ayer mantengo una relación con él y  dijo que apoyaría cada decision que tomara, tal vez el destino lo quiere así, me repito a cada momento.

Estaba a punto de hablar cuando suena el timbre, mi madre me hace un ademán con la cabeza indicándome que abra y voy corriendo –Dan está aquí- grito cuando estoy en la sala, abro la puerta y al instante hablo – Vaya que tardaste, Dan- sonrío y al momento se desvanece cuando me confundo de persona.

- Lo siento, por no ser él- mi respiración nuevamente se vuelve agitada y no sé si es porque corrí o por lo que acaba de decir, su voz suena fría como si tenerme frente suyo le daría igual, su presencia hace que todo el cuerpo se me paralice, todo en él es distinto, ya no es ese chico dulce que dejé...ahora es más distante y siento esa frialdad en sus ojos y noto que está ¿dolido?.



Addy

#12915 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, mejores amigas, pasado

Editado: 21.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar