Siempre fue por ti

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO ONCE

Todo estaba listo, había salido huyendo después de lo que me dijo Alex en la cocina, no estaba dispuesta a caer en su juego, no otra vez, fui a comprar todo lo que necesitaba para esta noche, quería que Renny formara parte de nuestro grupo de amigos y no porque me haya ayudado en matemáticas, él llegó al instituto el año pasado y es conocido como el "chico libro" y es porque siempre tiene uno en mano pero aparte de eso es muy aislado de todos, nunca lo he visto conversar con nadie o salir, sé que solo vive con su madre pero nada más, el año pasado no me atrevía acercarme a él porque Xiomara lo había intentado ya una vez y la dejó hablando sola, no sé cómo hizo Dan para acercarse a él.

- ¿Puedo ayudarte?- Alex lleva preguntándome lo mismo desde que regresé de hacer las compras.

- No- respondo terminando de ordenar mi sala.

- ¿Ahora por qué me evitas?- se echa en uno de los sillones

- ¿Lo estoy haciendo?- hablo yendo a la cocina y decido quedarme un buen rato poniendo los snacks en un bol. Sí, estoy evitando a Alex y es porque no quiero que me diga ningún comentario más y yo pueda malinterpretarlo y al final quien sale lastimada soy yo.

- Lo estás haciendo Anna- Alex aparece en la cocina y se acerca a mí.- ¿Por qué?- cuestiona y agarra mi muñeca evitando que le dé la espalda.

- No sé porque haces esto Alex...- empiezo a hablar pero me interrumpe.

- ¿Ahora qué hago?- pregunta dubitativo.

- Me confundes...me confunden tus comentarios...tus miradas...sé que yo siempre malinterpreto todo y es mi culpa pero tú no me ayudas a alejarme de ti, acepte que te quedaras aquí porque quería aprender a superarte y entender por una maldita vez que si estás aquí en Santa Mónica es por mi mejor amiga y por un trabajo...quiero entender que yo ya no pinto en tu vida que solo quieres saber la razón del porque me fui y la única razón fue porque solo quería protegerte...solo déjame aprender a superarte- hablo mirándolo sin apartarme de él, dije todo lo que sentía desde que llegó.

- ¿Por eso estás con Dan para olvidarte de mí?-

- No...acepte estar con él sin saber que ese mismo día tú te aparecerías...quería darme una oportunidad porque estaba segura que tú ya lo habías hecho y he acertado-

- Anna...yo...yo regresé por ti- habla seguro y es difícil de creerle cuando en la mañana le escuché decir otra cosa.

- No es cierto Alex, no me mientas-

- Enserio Anna, dejé todo en Virginia por ti- una parte de mí le cree y me asusta.

- En la mañana te escuché decirle a mi madre que estabas aquí por Xiomara-

- Le dije eso porque sabía que tú nos estabas escuchando- me mira con una sonrisa ladeada- ¿O me equivoco?- pregunta y niego dándole la razón- No quiero que July piense que utilizo a Xiomara o que tú lo haces con Dan cuando no es así...cuando mi madre se contactó con la tuya no tenían idea de que yo estaba en una relación por eso que July me dijo que te recuperara un día antes que tú le dijeras que andabas con Dan y esta mañana me dijo que no te mienta respecto a mis sentimientos...ella piensa que también te he superado-

- ¿Y lo has hecho?- sé que no debería seguir con esta conversación es demasiada información por esta noche, pero quiero seguir escuchándolo.

- Sí te había superado Anna...hubo un día en que no pensé en ti ni un segundo porque ya me había resignado que jamás volverías, quería y debía seguir con mi vida...ese mismo día conocí a Xiomara y me impresionó como era, esos dos meses pensé que me estaba llegando a enamorar hasta que un día antes que se regrese me enseñó las fotos de sus amigos y al final me enseño la tuya, en ese momento pensé que era una puta broma de la vida pero luego lo entendí-

- ¿Y qué entendiste?-

- Que tú ya habías hecho tu vida aquí sin importar lo que yo sintiera- me mira con dolor y no lo culpo.

- No es cierto Alex, te llamé y no me contestabas, te escribía y jamás respondiste- hablo alzándole la voz porque fue así, hice todo para comunicarme con él.

- ¿Para qué Anna? ¿Qué hubiera cambiado si te hubiera respondido? No me ibas a decir dónde estabas ni el por qué te fuiste solo querías disculparte eso me lo dejaste bien claro en tu último mensaje- no respondo y salgo de la cocina porque sé que tiene razón tal vez llamándolo solo lo lastimaba más de lo que ya lo había hecho.

- Sabes que tengo razón- habla siguiéndome a la sala, me siento en uno de los sillones y el también hace lo mismo sólo que se sienta en la mesa pequeña del centro para estar cara a cara y más cerca, nuestras rodillas rozan y hace que me tense.

- ¿En qué trabajas?- pregunto para poder desviar el tema entre nosotros.

- En la empresa de mi padre, no sabía que tenía una aquí y cuando solo mencioné Santa Mónica no dudo en ponerme al mando-escucharlo hablar de su padre hace que se me erice la piel.



Addy

#12801 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, mejores amigas, pasado

Editado: 21.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar