Siempre hay una segunda oportunidad.

Tamaño de fuente: - +

October fest ~1° parte~

-Benson, en serio. Mi mamá se ofreció para hacer tu vestido de fantasma, si no aceptas se desquitará conmigo por no convencerte.

Me mira incrédula, como si yo fuera un mentiroso y dice:

-¿Cómo que se desquitará contigo?

-Bueno, mi mamá puede dar miedo a veces, pero es porque se emocionó mucho cuando le conté lo del October fest, entonces me dijo que ella se encargaría de todo.

-No quiero causarle molestias… Además será dentro de tres días, sería injusto darle más trabajo.

-Annie, si no aceptas es capaz de obligarme a usar el vestido- dije casi suplicando.

La verdad es que estoy un poco arrepentido de haberle contado a mi mamá, no pensé que se lo tomaría tan enserio, en realidad creo que ella más bien lo hace para cumplir una de las tantas cosas que soñó hacer con su hija.

-Bien, Bien. Dile que iré para que tome mis medidas.

-¡Genial! Te espera hoy por la tarde.

-Supongo que puedo ir después de clases. Te espero a la salida- dice antes de levantarse y comenzar a caminar hacia la salida de la cafetería sonriendo por alguna razón que no entiendo.

No pensé que sería un poco difícil convencerla para dejarse vestir por mi madre, ni siquiera yo quiero pensar que mi mamá tiene que vestirme sólo para una pequeña fiesta de Halloween, es un poco vergonzoso.

Si le busco un lado bueno, es que Annie irá hoy a mi casa, caminaremos juntos, casi como una pareja aunque no lo seamos, lastimosamente todo terminará igual al final del día.

No quiero apresurar las cosas, o bueno, sí pero no para ella porque no tengo la seguridad de que al pedirle que salga conmigo acepte y no me mande al diablo de nuevo. Tengo miedo de que lo haga pero nunca he sido de los que se dejan asustar tan fácil.

Tampoco quiero que intervenga un tercero en esto, más bien no necesito que nadie más sea testigo por si a Annie se le ocurre darme una patada  directa a la friendzone. He oído hablar de ella, espero no tener que quedarme estancado allí por una chica que me vuelve loco.

Alguien palmea mi espalda por detrás, cierro los ojos y le digo a Max:

-Espero que sea algo bueno ésta vez.

-Claro que lo es, ¿logras ver a la chica de la esquina? La chica bonita junto al basurero cercano a la puerta del baño de-

-Ya la vi- lo interrumpo para que continúe hablando.  Efectivamente hay una chica muy bonita sentada escribiendo algo en su laptop, tiene puestos unos audífonos beats, se mira muy concentrada y sus cejas forman una leve arruga en su delgado rostro.

-Pues, verás- sonríe maliciosamente- su nombre es Mónica, estudia segundo año de Artes escénicas y accedió a tener una cita con los dos mañana por la tarde.

-Bromeas ¿verdad? ¿Cómo se te ocurre buscarme una cita cuando sabes que no estoy en el mercado?

-No me digas que ya hiciste votos de abstinencia social.

-¿Qué demonios es Abstinencia social?

-Que ya no quieres relacionarte con más personas por miedo a que te vuelvan a rechazar.

-Yo nunca dije eso, además ni siquiera fui rechazado para que ya me estés buscando pareja.

-Ken, acéptalo. Vas a ir mañana por la tarde al cine con una chica linda, no puedes ser grosero y dejarla plantada.

-Es que de verdad,  no puedo porque mi mamá va a tomar mis medidas para mi disfraz.

Rueda los ojos como si dijera “Sólo de eso se trataba” suspira y dice:

-Está bien, era mentira o no del todo porque tendré que ir yo pero me debes una- ¿Qué le debo una? Eso suena como si yo le hubiera pedido que me consiguiera una cita- Así que a cambio, tendrás que llevarla contigo al October fest.

-Lo pensaré- le dije antes de retirarme.

En el pasillo me encontré a Brenda, mi compañera en el recientemente abierto; Club de fotografía y video ecologista.

-Hey, Brenda ¿Qué tal tu día?

-Mal, muy mal.

-¿Qué sucedió? ¿Hay algo malo con el club?

-No exactamente- se detiene y lo piensa mejor- Hemos recibido una invitación para entrar en el concurso artístico de las veinte mejores universidades con la temática sobre el oscurantismo y el origen del día de Halloween.

-Eso es bueno ¿Qué hay de malo con eso?

-Que aún somos dos miembros y deberíamos ser mínimo, cinco.

-¿Cuando es el plazo?

-El quince de noviembre, en la escuela de artes de la facultad.

-Veré qué puedo hacer para encontrar más miembros.

-Gracias, yo también buscaré más miembros.

Después de clase, me dirigí a la salida para esperar a Annie. Recibí un par de mensajes de mi mamá recordándome que la lleve para tomar sus medidas, sólo para un simple vestido, pero mi mamá está muy emocionada con ello. Unos minutos después localizo esa cabello rubio castañizado pasar junto a mí sin siquiera notar mi presencia.

Alcancé a tomar su brazo y ella forcejeó, sin voltear a verme dijo:

-¡¿Qué quieres?!

Entré en pánico y dejé ir su brazo lentamente, me quedé congelado observando su espalda, ella se da la vuelta sonriendo medio macabro y le digo:



SteffanyRam

Editado: 17.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar