Siempre hay una segunda oportunidad.

Tamaño de fuente: - +

Eso es un ¿Sí?

Annie. Annie. Annie. Annie. Annie.

He escrito su nombre en lo que se suponía, era mi tarea de Historia;  sin embargo, lo voy a seguir escribiendo hasta que ella me llame.

Ayer, después del festival; después de que nos…de que pasó lo que pasó… Me prometió llamarme y aún no lo ha hecho. Quizá todavía no tiene su teléfono, quizá no me va a llamar, quizá… Maldito quizá…

Supongo que en realidad, no siente nada más que una bonita amistad por mí. Pero me correspondió el beso. Pero dijo que aún no está lista para iniciar una relación. Pero me correspondió el beso. Pero dijo que no sabe cómo me quiere. Pero me correspondió el… beso.

Cuatro simples letras  que encierran muchos sentimietos, muchas emociones, muchas sensaciones y muchas,  muchas cosas más.

Arrojo mi bolígrafo junto con la hoja llena de su nombre escrito una y otra vez al escritorio, me pongo de pie y me dejo caer sobre mi cama, miro el ventilador dar y dar vueltas, girando tan pacíficamente.

Su recuerdo vuelve a mí. Su rostro, su voz, sus manos, sus labios…

Tomo mi teléfono y reviso: Nop. No hay llamadas ni mensajes.

-¡Kenny, hora de almorzar!- escucho gritar a mi mamá desde la primera planta de la casa.

-¡En seguida bajo!- le respondo.

Cuando intento levantarme, me siento mareado. La habitación me da vueltas y mi cabeza empieza a doler. Me acuesto de nuevo. Cierro los ojos y respiro. Cuento Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco minutos después, me levanto normalmente.

Decido ignorar ése mareo, quizá fue por ver el ventilador girar mucho tiempo. Bajo al comedor, hoy todos estamos en casa. Papá vino ayer por la noche después de Bryson.

-¿Qué tanto hacías allá arriba?- me pregunta mi mamá.

-Uh… ¿Tarea de Historia?

-Es bueno que seas responsable pero no quiero que te saltes las comidas ¿si?

-No me sobrepasaré. Lo prometo- Sí, Claaaro… Como si fuera posible poder concentrarme al 100% cuando en la única cosa que puedo pensar es en Annie Benson.

El día lunes por la mañana, la busqué por todas partes y no la encontré. No fue a clase de Fotografía, ni a Historia ni a Informática. Las únicas clases que compartimos, ella no estaba allí. Luego recuerdo que Brenda organizó una reunión para los nuevos miembros para el concurso. Decido ir a ver qué tal vamos con nuestra búsqueda al club.

-¿Y bien?- escucho decir a Brenda desde afuera del salón.

-¡Hagámoslo!- dice otra voz que no reconozco.

Me decido a entrar, cuando abro la puerta veo a Mónica, Brenda y dos chicos y una chica que no reconozco.

-¡Qué bueno que llegas Kenny!- me dice Brenda- Gracias a ti, estamos listos para empezar cuando querramos.

-¿Gracias a mí?

-Exacto. Tú reclutaste a Mónica, quien nos trajo a…- Parece ser que olvidó los nombres de los otros tres chicos.

-JJ; Lin y Morgan- explica Mónica, los tres levantan su mano en señal de saludo y fijo mi vista en ellos.

-Soy JJ, es un acrónimo de “Just Junior” Me especializo en pintura de aerógrafo y  prefiero usar sólo los dedos. Sólo me gusta pintar paisajes que transmitan Pazzz…- Alarga la Z porque su tono es muy relajado, muy ¿Hippie? Bueno, su aspecto sí que lo es, su cabello le llega hasta la espalda en una horrible coleta, usa ropa holgadísima para su delgaducho cuerpo  y sus ojos nunca se abren más arriba de la mitad.

La siguiente es Lin: Una chica asiática bastante guapa. Tiene el cabello corto y ojos rasgados ¡Duh! Que son bastante obvios por sus enormes anteojos.

-Me llamo Caith-lin Kim, mi familia es de Korea y tengo una enorme colección de cámaras fotográficas y de video. También me especializo en programas para la edición de fotografías.

-El siguiente y último es Morgan. Un chico gótico con aspecto de no haber dormido todo un mes y nunca haber sido expuesto al sol. Se ve que tiene muchos piercing, su cabello negro y planchado le cubre la mitad del rostro. Me caía bastante bien hasta que dijo:

-Mi nombre es…Morgan. Mi pasatiempo es fotografiar muertos en el cementerio o en la morgue… También me especializo en maquillaje…- Lo dijo casi arrastrando las palabras, con un ánimo, como si prefiriera estar escuchando al mismísmo Zatán cantar que estar en el club con nosotros.

-Supongo que…- Todos me miran atentos para ver mi reacción- Podemos intentarlo. Es decir, ¡Hay que intentarlo! ¿Cuándo empezamos?

-Escuchen- comienza a decir brenda con su tono autoritario- Según las bases del concurso, tenemos hasta el 8 de noviembre para presentar un álbum con no más de 20 fotos con la temática de Halloween o el día de muertos o cine de terror. ¿Alguna idea?

Morgan levanta la mano, como si le costara el sólo hecho de moverse. Pero le contesto antes que lo pregunte:

-No Morgan. No se puede presentar fotografías de personas muertas verdaderas- baja la mano despacio y desilucionado. Lin se pone de pie y dice:

-¿Qué tal un hospital? O ¿Un manicomio?



SteffanyRam

Editado: 17.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar