Siempre serás tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 16

-Deja de hacer eso.--dijo entre dientes con la voz ronca y áspera.

Trate de quedarme quieta, pero como quería que lo hiciera si su cercanía provocaba estragos en mi cuerpo.

-Dejaría de hacer eso sí te alejaras un poco de mí.--dije burlona.

-No--dijo firme.

-Enserio, ya sueltame.--mis manos viajaron a sus muñecas sujetandolas con fuerza, tratando de alejarlas de mi cadera. Y era obvio que no podría él tenía mucha más fuerza que yo.

-Sí no me sueltas juro que grito.--amenace.

-Hazlo--me reto. No me dio tiempo para respuesta sus labios se unieron a los míos.

Quería responderle, pero no lo haría, no era justo para ninguno de los dos hacerlo.

Deje que por sí mismo se apartará de mí. Sus ojos solo reflejaban dolor y frustración, se marchó sin mas.

Era increíble que esto me sucediera a mí.

Solo podía dar una y mil vueltas en lo mismo, en James y Blake asta quedarme dormida.

-Tú eres una cazadora.--dijo una voz gruesa y firme, que lograba que mi cuerpo se tenzara.--Demuestra que eres suficiente para derrotarlo, solo matándolo lograrás el equilibrio que necesitamos.

-Lo haré, mataré a cualquiera que se interponga en mi camino.--Dijo aquella mujer. Cómo era posible, siempre era ella.

Otra escena apareció ante mis ojos.

-Esta es la batalla final.--dijo aquella mujer para todos los soldados que se encontraban atrás de ella.--Solo interesa matarlo a él. Maten a todo aquel que se interponga en el camino.
Ahora--grito con euforia.

-Este es tú final.--dijo ella.

-Eso lo veremos--dije el vampiro.

Ambos esquivaban los golpes del otro.

-Matalo-- la cazadora concentró su atención en un joven con rasgos similares a los de ella. Al momento en el que aquel joven caía sobre el frío suelo.

Aquella mujer derramo lágrimas de puro dolor. Solo en esos pocos segundos de distracción que el vampiro aprovecho para atravesar el pecho de aquella mujer con su mano. Su dolor era tan palpable en mí.

Sin saberlo me encontraba sentada sobre mi cama gritando con tanta fuerza que mi garganta dolía, el grito fue tan desgarrador que no podía como callar, tenía la sensación de ese preciso momento cuando el vampiro atravesó su pecho.

Mi mano sostenía mi pecho tratando de apaciguar  el dolor.

La puerta fue abierta con violencia, por ella entraron James, Blake, Andrew y Ann; en ese orden.

El primero en acercarse fue Blake sostuvo mi rostro entre sus manos.

-¿Qué sucedió?--preguntó preocupado.

-Fue uno de esos sueños.--dije apenas.

-Esto no puede seguir así, esta siendo muy frecuente.--susurré mirada solo se concentraba en mí, mientras yo estaba pérdida en mis pensamientos.--Andrew llama a Lucas, que venga de inmediato.

-¿Qué está sucediendo?--preguntó Ann.

Pase saliva con gran dificultad.

-Nada, solo son malos sueños.--dije concentrando la mirada en ellos.

-¿Qué fue lo que soñaste esta vez?

Le conté cada detalle.

Andrew entro a la habitación.

-Salió del país, y no volverá dentro de un periodo largo.--informo Andrew.

-Has que venga lo antes posible.--dijo Blake.

Necesitaba descubrir lo que me estaba pasando.

****

La universidad, no sabía lo diferente que podría llegar a ser del colegio. Estudio arquitectura las clases de matemática son desesperantes en especial las de álgebra, explique me para que necesito estudia números imaginarios, de que me sirve eso sí son números imaginarios; es tan ilógico y con toda razón digo para que me va a servir eso. Ni modo es lo que tocó pasar por escoger esa carrera solo me queda sobrevivir a este apocalipsis matemático.

Ahora mis amigos estaban haciéndome compañía mientras Jack llegaba, él nunca llegaba tarde me sorprendía que demorará.

-Mañana por la noche habrá una fiesta en la casa de Rodrigo, todos--dijo Lisa apuntandonos a cada uno de nosotros, con clara advertencia. Lisa era como ven la que ama las fiestas, aunque no es que  sea una hueca solo que como dice ella a que disfrutar la vida.--deben asistir, nos divertiremos mucho.

-Si--dije con la voz delgada y de disculpa.--yo no podre.

-Oh vamos, nunca vas a ninguna de las fiestas.--Dijo Samuel, diría que él es como cualquier chico normal es alto, castaño, ojos color marrón, y de piel clara.

-Lo que pasa es que vivo muy lejos de aquí.--dije excusandome.

-No, no y no busca otra excusa mejor, tienes chófer el te podría traer y recoger.--dijo Leyla agitando las manos.

-Lo que sucede es que no me parece justo estar molestando en medio de la noche solo por una fiesta.--excuse. Me estoy volviendo profesional en esto de mentir.

-Aja, tan bondadosa como siempre.--Dijo Leyla.

Revise una vez más el teléfono para comprobar algún mensaje de Jack.

-No quieres ir con nosotros a comer algo, tal parece que tu chófer no va a venir.--dijo Meison, él era uno de los estudiosos del salón, moreno, tamaño promedio y usa lentes.

Cuando iba a responder fui interrumpida por el claxon de un coche. Todos giramos hacia aquel coche, era impresionante, no se nada de coches, pero apuesto a que ese carro debería de valer una fortuna. Mi impresión fue mayor al ver salir de ese coche a Blake. Literalmente mi corazón latía a cien latidos por minuto.

Nuestras miradas se encontraron, mis manos empezaron a sudar.

-¿Quién es él?--preguntaron todos mis amigos al mismo tiempo.

Mañana habría muchas preguntas que responder.

-Ya me tengo que ir.--informe. Todas las miradas se concentraron en mí.

-No me digas que él...es...espera ¿Qué?--si Leyla estaba que moría por él. Triste que él sea mío ¿de donde salió eso? tú, Kheily no eres ese tipo de loca posesiva.

-Sí, nos vemos mañana.

No les di tiempo para hablar solo me marché y dirigí a Blake.

-Hola.--Dije subiendo al siento del copiloto. Intenté cerrar la puerta, pero fui detenida por Blake quien se acercó alcanzo el cinturón de seguridad--¿qué haces...?--pregunté hasta que escuche aquel clic, sin responderme entro al auto y empezó a conducir.--Te gusta hacerme sufrir no es así--dije apoyando mi mano contra mi frente.



Paris-niu

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar