Siempre serás tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1


4 años después.

 

-Ha ha ha ha. No puedo; te ubieras visto, tu cara era todo un poema cuando ese chico que "baila diferente" te invito a bailar y tu tipo :"hhh. .. tierra tragame"--volví a reír con fuerza.

 

-Ya morsa con retraso, no se te entiende nada cuando hablas y ries a la vez. Bueno por lo menos no pase vergüenza frente a "Jacob"--Dijo eso último fingiendo toser.

 

-Yo me puse nerviosa con justa razón, él invadió mi espacio personal.--Dije con drámatismo.-Que acaso no ha escuchado del espacio personal.--No dije más y volteé hacia la ventana del taxí justo cuando el semáforo cambio así podría apreciar un poco el parque.

 

Miré hacia una mariposa que movía sus alas marcando un camino por el cielo.

 

No se porque siempre me a dado ese afán de observar y ver que pasa.Cuando la mariposa se perdió de mi campo de visión, Sentí a alguien observándome, volteé y ahí justo entre los arbustos estaba alguien que me miraba examiné.

 

Incline la cabeza un poquito hacia izquierda para poder examinar mejor su rostro. Tiene facciones duras, pero a la vez una mirada suave y profundo que resguardan muchos secretos.

 

Entonces en la boca del estomago empecé a  sentir ella ya tan conocidas mariposas, aunque creo que las mías tenían un pequeño arreglo y eran mas bien abejas lo que sentía.

 

El taxi volvio a dar marcha alejandome que aquella persona. Fue muy extraño lo que sentí.

 

Mi cerebro lo trae una y otra vez. Y están desesperante que no lo pueda sacar de mi cabeza, es como si me hubiera dado un flechazo,  pero como es posible solo lo vi. Era hermoso y no lo niego su apariencia era: piel morena, unos labios carnosos, nariz larga, cejas rectas y pobladas, ojos color marrón, cabello castaño.

 

Se que no lo voy a conocer, ni hablarle lógicamente ni que él quisiera socializar con una chiquilla de 14 años, y no creo ser tan atractiva como con las que esta acostumbrado a socializar. Conste no me menos precio me gusta como soy solo que creo que aún no estoy totalmente lista.

 

Blake:

 

No puedo quitarla de mi cabeza, su rostro cada faccion suya me encantaba, y más que intentará ver más allá de lo que se veía físicamente.

 

Quiero devorar su cuerpo, su alma, todo lo que sea posible.

 

Sabía desde ya que ella seria alguien complicada, me daría mucho, pero también me lo quitaría.

 

Ya no lo resistía mas, la quería aquí conmigo.

 

-Andrew--Hable atra vez del teléfono.-Ven de inmediato.

 

Lo tuve al frente de inmediato.

 

-La encontré.

 

Por un momento me miro confundido y anonadado.

 

-Búscala.--Le entregue el dibujo que había hecho. Donde solo estaba su rostro.

 

Solo inclino el cuerpo y se fue.

 

***

 

-Necesitas una mujer, no puedes gobernar sin una es necesario que demuestres que eres estable.

 

Eso colmo mi paciencia. Me levanté del asiento en un segundo.

 

-Yo soy el gobernador no necesito de nadie para ser demostrar algo, me escucharon. Vamos a hacer las cosas a mi manera y punto.

 

Digo saliendo del salón.

 

Atrás mío viene Vanessa.

 

-No debiste hablarles así, sabes muy bien lo que puede pasar.

 

-Y un carajo.--deje saliendo de ahí.

 

***
Era una niña, tan solo tenia catorce años. Pero no podía resistirme necesitaba verla.

 

Estoy en su habitación viéndola dormir, quise averiguar más de ella, su cuarto es como la de cualquier adolescente aunque tiene cosas que llaman mi atención como libros de ciencia ficción, de misterio, vampiros, hombres lobo, etcétera; cosas niñas de su edad, como también de alguien hippie o hasta oscuras, eso me agrada.

 

Me gusta que no sea monótona y que ya ahiga leídos libros sobre mí aunque no todo sea como dicen los libros.

 

Eh leído cada título de sus libros para averiguar lo que le gusta.

 

La remover se sobre su cama, aprieto la mandíbula para hacer una idiotez y lanzarme sobre ella para tenerla a mi merced.

 

Puedo llegar a tener pensamientos sádicos como cualquier ser sobrenatural que ya ha vivido un tiempo en esta tierra.

 

Solo espero que pueda aguantar lo suficiente para no arrastrarla conmigo a mi oscuridad y que sea feliz.

 

Será pronto mi niña. Me perteneces y voy a tenerte muy pronto.

 



Paris-niu

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar