Siempre serás tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

Para cuando reaccione Blake se encontraba a mi costado umectando una crema sobre el moretón de mi brazo, una vez terminado el trabajo me sujeto de la muñeca del otro brazo llevándome fuera de la casa.

Sin previo aviso me encontraba en sus brazos como lo hizo cuando me trajo a su casa.

-Cierra los ojos--dijo sin más, antes de correr y claro como no era un humano si no un vampiro corría no se cuantas veces más rápido. Me arrepentí de no haber cerrado los ojos.

Cuando frenó y me bajo de sus brazos, apenas toque el césped mis piernas flaquéaron, antes de que mi cuerpo impacté contra piso Blake me estaba sujetando, tenía su brazo izquierdo alrededor de mi cintura apretandome contra su pecho.

Embelesada. Es la palabra de como me quedé frente a esta situación, magnífico solo magnífico.

-G-racias--y para colmo tartámudeo,él soló sonrió burlesco. 

Cualquiera que nos viera pensaría mal, él es él el que parece un modelo y yo soy una niña, vuelvo a repetir no me menos precio, pero vamos ni siquiera he terminado mi etapa adolescente, no tengo esas medidas perfectas de 90, 60, 90. Y por los dioses que esto es un delito.

Decidí olvidar eso y concentrarme en donde estamos ahora, sí, al parque al que venía de pequeña, al parque al que planeaba traer a mi hermano. No tuve evitar derramar unas cuantas lágrimas, los recuerdos me invadían.

Me encamine hacia ese árbol que tantas veces había oído mis lamentos, pero no románticos, bueno si, pero los literarios.

Me acomodé logrando que mi espalda chocará contra el tronco.

Blake traía en la mano un dulce, un dulce que solo vendían en ese bendito parque, bueno no sólo ahí me refiero al sabor eso si era único, tome el dulce sin acerté esperar me lo comí

-Umm... --cerré los ojos. Al abrirlos me encontré a Blake observándome, vi como pasaba saliva, como conteniendose de hacer algo.

Para disimular ese incómodo momento aparte la mirada y menos mal que lo hice. A unos cuantos pasos de mí estaban mis amigos.

Me quedé paralizada por unos segundos, antes de que , creo, me pudiesen ver me lancé, literal, al cuerpo de Blake quedando acurrucada por su cuerpo, traté de esconder lo más que podía mi rostro. Juró que mi corazón palpitaba con tanta fuerza que me dolía el pecho, Blake lo notó ya que abrazándome me susurró un "tranquila".

-¿Qué pasa?--Escuche a mi amigo. Se me erizo la piel.

-Ehh...solo me pareció ver a...a Kheily.

No dejaba de sentir esa sensación de que mi corazón se quería salir de mi pecho.

-¿Dónde?--preguntó muy conmocionado.

-Ahí.

-Sabes que eso no puede ser, ella ya no esta--lo último lo dijo más dolor, sabía que me extrañaba, y claro son mis amigos.

Pasaron unos minutos cuando Blake me dijo que ya se habían ido.

Me he dado cuenta de que ultimamente me toca pasar momentos incomodos. Estar cerca de él me traía seguridad, una seguridad de la que no me quería separar. 

Me solté un tanto apresurada, mas de lo que pretendía quedando como tonta. Sus labios se curvaron en una sonrisa.

Ahora que lo análiso él tiene todo lo que soñó mi adolescente interior, labios carnosos, mirada difícil de decifrar, facciones duras, moreno, su cabello color chocolate, solo perfecto. 

-Es hora de irnos--me informo.

-Claro--respondí poniendome de pie y sacudiendo mi ropa. Una vez lista dije--Bien, hazlo--cerre los ojos con fuerza, como no sucedía nada los abrí encontrando a Blake cerca de la salida del parque.

Lo alcancé corriendo.

-Emm...¿no vamos a irnos como vinimos?

-No, vamos a ir en coche.

-¿Acaso, quieres estar sobre mis brazos?--preguntó burlesco levantando una ceja y sonriendo.

-No--me exalté, ups.

<<No te pongas dramática. Recuerda, dignidad>>

-Me refiero a que sería más rápido ¿por qué hacerlo por el camino mas largo?

Volvio a sonreir, deberia acerlo mas seguido sinceramente.

Sujeto mi mano llevandome con él. Traté de zafarme disimuladamente, pero no me sujeto con más fuerza.

Durante unos segundos me rendí y me deje guiar por él, claro manteniendo la distancia, bueno separandonos lo mas que nos permitia nuestros brazos.

-Podrias soltarme es incómodo, nos estan mirando.

-No--solo eso tenía por decirme. No pues mas claro que el agua. Rode los ojos.

A unos metros se encontraba un chico, lindo por cierto, junto a la puerta de un auto.

Al ver a Blake hizo una reverencia y al verme a mí me sonrio, al volver su mirada a Blake su sonrisa se le borró haciendo que desviara la mirada. Por el rabillo del ojo vi a un Blake molesto.

No dije ni hice nada, no valla ser que me meta en mas problemas. Entramos al auto.

-Sabes te pueden llevar preso por esto--me miro con intriga.--yo soy una niña y tu un ¿hombre?, soy menor de edad me van a llevar al psicólogo con tratamiento y todo eso.

<<Seguro pirensa que estoy loca.>>

-14--soltó una risilla.



Paris-niu

Editado: 03.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar