Siete Cartas Y Un AdiÓs

Tamaño de fuente: - +

CARTA V

02 de agosto de 1995.

 

Hola Mindy.

 

Te saludo nuevamente.

 

Creo que estoy un poco afligido; no he recibido ninguna carta tuya, y todavía sigo pensando, si las estoy enviando a la dirección correcta, que, por cierto, fue Sharlot la quien me la obsequio.

Te preguntaras cómo es qué me la dió; pero te soy sincero, ella fue la testigo de mis sentimientos por ti.

Después de haber publicado mi primer libro; “BEAP ¿y TÚ?”, conocí a una chica, linda y muy bien parecida, es estudiante de Psicología. Me comentó que su hija de 16 años de edad, se había enamorado de mis poemas, los cuales alcance a publicar en una revista Nacional muy poco conocida, pero su hija la leía cada viernes, eran los días en que se publicaba cada edición. Me dijo también que ella ya había tenía el placer de haberme conocido antes.

Yaneth Suarez, sí, la prima de tu mejor amiga Sharlot. Esa misma primavera del mes de octubre de 1997, me encontraba en mis afanes para sacar mi pasaporte y así poder viajar aquí a España, mi nuevo hogar.

Esa misma tarde, aceptó tomarse un café conmigo, allí fue donde me dijo quién era, y la relación que tenía con Sharlot. Me contó que Sharlot estaba a pocas semanas de tener su primer bebe, Sofía, así se llamaría. También me dijo, que tú... te encontrabas muy bien; fue un momento incómodo, por que Sharlot le había dicho, que la próxima boda sería la de nosotros, y lastimosamente le dije, que... ya llevaba casi un año sin saber de ti, y que yo  ya estaba a pocas semanas de irme del país.

En risas, ella me dijo que hacíamos linda pareja; pero que después de la boda de Sharlot, se enteró de que nosotros éramos amigos y nada más. También me dijo, que la mirada que tenía en ese momento, se podía sentir y observar el amor oculto que sentía por ti, y que un día tú lo ibas a descubrir, pero ya sería tarde, porque tú estaba bien feliz; con un nuevo amor.

Días después me volví a encontrar con ella, pero esta vez, fue con la hija, estaba ansiosa en conocerme. Es una fan. Creo que el mejor regalo que le pude dar, fue obsequiarle un ejemplar de cada futuro libro que yo fuera a publicar, con mi firma incluida. Hace poco, recibí una carta de ella, felicitándome por la publicación del libro: “Miradas al Olvido”, me dijo que ha sido el mejor libro de poemas que ha podido leer hasta el momento en su corta vida.

Gracias a Yaneth, fue la que le pidió la dirección a Sharlot. Hoy me encuentro escribiéndote con mucho cariño y con muchas ancianas de poder recibir una pronta respuesta de tu parte, de saber cómo éstas, de saber si me extrañas como yo a ti.

 

Tu vestido verde con broche de orquídea; mi corazón se aceleraba, hermosa como ninguna.

 

Besos y abrazos, con cariño tu amigo Pablo.

 

 

P.D.  Aquella carta y los chocolates de maní, si eran para ti.  25/08/1992.



Jhonny,Básník

Editado: 01.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar