Sin Diferencias [hermanos Dagger #1]

Tamaño de fuente: - +

~12~

—¿Qué pasa? —Zachari me observa detenidamente, mientras remuevo la cuchara en el vaso del café

—¿Por qué lo preguntas? —me siento y doy un sorbo a mi café, me siento cansada.

—Landon tiene una cara de pocos amigos —dirijo mi mirada hacia él, verlo sentía que la furia crecía.

—Desconozco lo que le pase —mi cuñado se sienta junto a mi, su rodilla choca con la mía y sonríe pícaro.

—Morirá de rabia por que te he tocado

—No le molesta —me encogó de hombros y sigo bebiendo mi café

—Claro que si —de reojo puedo ver a Landon, está conversando con su padre pero su mandíbula esta apretada, adorar a alguien de lejos tenía sus ventajas ya que podía asegurar que lo conocía, sabía que estaba molestó.

—Pero no por mi —desvió la mirada hacia donde mamá estaba sentada, ella se veía agotada pero se negaba a irse a casa, quería estar ahí una vez papá despertará.

—Rubí —murmura Zachari —debes ser mas observadora —me dio un empujón con su hombro, en su rostro se dibujo una hermosa sonrisa, era extraño conversar con él, ya que siempre pensé que le caía mal, lo veía petulante, engreído, un tipo odioso muy seguro de si mismo pero él era una persona agradable.

—Lo que tu digas —ruedo los ojos y le devuelvo la sonrisa

—Papá te llama —levantó el rostro y puedo ver a Landon junto a nosotros, su rostro se ve duro.

—Por supuesto —responde Zachari, se pone de pie, me mira desde su altura —Preciosa piensa en lo que te dije —me cierra un ojo y se dirige hacia donde su padre.

Muerdo mi labio inferior, Landon emanaba hostilidad pero al parecer a Zachari no le importó.

—¿Te gusta mi hermano? —Frunzo el ceño ante la pregunta de Landon, él se sienta junto a mi

—Es guapo —respondó

Landon gira su rostro hacia mi, su mirada es peligrosa. La verdad siento que me estoy arrepintiendo de haberle dicho que era guapo, en los años de conocerlo no recordaba haber visto esa expresión, no podía catalogarlo por que era la primera vez que lo veía así.

—Así que te gusta Zachari —murmura, su voz se escuchó tenebrosa.

—No he dicho tal cosa, sólo mencione que era guapo, nada más —Término de beber mi café y me pongo de pie

—¿Dónde vas? —enarcó una ceja

—A buscar un basurero —le enseñó el vaso, se pone de pie

—Vamos —ruedo los ojos y caminó junto a él, al pasar junto a Zachari puedo notar que este me vuelve a cerrar el ojo,algo que no paso desapercibido por Landon, un nervio brinco en su mandíbula, mientras apoyaba su mano en mi espalda.

Caminamos en silencio, la verdad pasamos varios recipientes de basura pero no nos detuvimos, ambos íbamos sumidos en nuestros pensamientos, las palabras de Zachari rondaban mi cabeza. ¿será que realmente le importaba a Landon? Lo veo de reojo, pasó mi lengua por mis labios secos

—¿Dónde vamos? No puedo dejar a mi padre

Landon se detiene, estamos en un pasillo vacío, su mano me ha sujetado del brazo mientras me pega contra la pared, lo veo molesta pero apoya una de sus manos junto a mi cabeza.

—No nos divorciaremos Rubí —declara mientras siento su aliento en mi mejilla, odiaba sentirme reducida a un manojo de nervios cada vez que él estaba cerca, al sentir su calor. Era débil ante Landon pero él no lo sabía.

—Déjame ir —murmuró débil pero él no hizo caso, sentí su boca tocar la mía, levantó mi mano y la colocó en su pecho para empujarlo pero Landon con rapidez se apodera de mi boca, mi mano se vuelve un puño para empujarlo pero su beso se torna más delicado, más suave. Suspiró por que sus besos me transtornaban hasta el punto en que mi cuerpo se separaba de mi cerebro para hacer lo que le placia, mis brazos rodeaban su cuello y mi boca seguía el ritmo del beso... ni quería que terminará sinceramente.

Me separó de él al escuchar que carraspeaban, mis mejillas se sonrojaron al ver a la enfermera que nos veía con severidad.

—Disculpe señorita  —murmura Landon, me toma de la mano y caminamos apresurados.

La verdad no sabia que rayos pasaba, estaba molesta con Landon por la foto con su ex esposa, él había estado con ella en su viaje pero bastaba que me besara para trastornarme completamente.

Al regresar a la sala de espera, mamá no estaba, Ivana se acercó

—Ya le han permitido ver a tu padre, por un poco tiempo. Cosas de minutos, deberías ir a descansar un rato. Sólo tu madre puede verlo en estos momentos.

Me sentía cansada, deseaba cerrar los ojos un momento pero no quería dejar a papá

—Tú padre está bien, ya dejaron entrar a tu mamá. No te preocupes, nosotros nos quedaremos, te llamaremos si pasa algo

—Te llevó a casa —murmura Landon

—Está bien —declaró, ya estaba amaneciendo, deseaba dormir dos horas como máximo.



Kgerals

Editado: 28.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar