Sin esperarlo....

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 27

Camila

Ya en el avión listos para regresar y tras una noche de mucha bebida, comida y fiesta nos hemos quedado dormidos durante el vuelo

Al llegar al aeropuerto nos dirigimos a retirar el equipaje y retirarnos a nuestras casas

Mis padres habían enviado al chofer para recogerme y el señor Rinaldi también había enviado a recogerlos, asi que decidimos repartirnos a los chicos para pasar dejándolos a todos en sus respectivos hogares

Ya íbamos caminando hacia la salida cuando siento que me agarran de la cintura y me voltean

-Me encantó viajar contigo, morena – me dice Bruno y deposita un dulce beso en mis labios – es en serio todo lo que he dicho y en realidad quiero intentar algo contigo

-A mi también, veamos que nos dice el sabio tiempo sobre lo que puede pasar entre nosotros – le doy otro beso de despedida y subo al carro, conmigo van Lucas y Tamara

El coche arranca y pienso – Creo que el no esperaba esa respuesta de mi parte, pero debo ser sincera, uno de los motivos por los cuales el regresó fue por Cindy y después de pocos días decide intentar algo conmigo no quiero que nadie juegue conmigo y terminar lastimada, debo ir con cautela y si se dan las cosas bien si no prefiero no salir herida

-Camila que te sucede – Cuestiona Lucas

-Nada, solo pensando en todo lo que ha pasado

-Si claro en todo lo que ha pasado en especial con un hombre rubio de ojos claros que dijo que le gustas mucho y no dudó en hacerlo notar delante de todos – Al terminar esta frase Tamara lo golpea

-Hombre te amo mucho pero una de las partes que no me gusta mucho de ti es tu lengua larga que en ocasiones sueltas todo sin mas ni mas – Dice Tamara y todos nos reímos sonoramente pero el ambiente después de eso queda raro

-Sí yo lo sé pero no puedo confiar tan abiertamente en alguien después de todo lo que he pasado

-Camila, te entendemos, pero no dejes pasar una oportunidad de ser feliz, a lo mejor él es la persona indicada – me dice Tamara – y si lastimosamente no lo es, estaremos ahí a tu lado para ser tu paño de lágrimas y para cortarle lo que él mas quiere – reímos nuevamente

-Que haría yo sin ustedes – les digo abrazándolos y de manera de despido porque ya habíamos llegado al departamento de Tamara y con ella también se quedaba Lucas

-Nos dirigimos a la casa de sus padres señorita – me dice Juan

-Si??? Ha sucedido algo? – le pregunto

-No señorita, pero esas fueron las instrucciones que su padre me dio

Ya no digo nada mas solo espero llegar donde ellos y saber que esta sucediendo. Llegamos y veo un par de coches parqueados en la entrada

Me dirijo hacia la puerta – Hola? Hay alguien en casa?

-Hija como estás? Ven vamos a la piscina que están unos amigos en casa y quieren saludarte – dice mi madre

-Mamá acabo de llegar de Las Vegas y la verdad es que casi no he dormido, no estoy para reuniones

-Pero te gustará ver quienes están con nosotros – Comenta mi madre

A rastras y con la curiosidad llego al sector de la piscina para ver a los padres de Charles y mi mirada busca desesperadamente para ver si el también está ahí

-Hola mi vida, veo que me estabas buscando – Siento a Charles que intenta besarme y logro esquivarlo

-Que demonios haces aquí – le grito

-Amor, que te pasa – dice mi padre

-Si mi vida que te pasa? – dice Charles apretándome el brazo

-Lo siento pero ya no tienes poder sobre mi – me suelto de su agarre y todos notan como me dejo la marca en el brazo por su agarre – Que no les has dicho, como te encontré en tu cama revolcándote con Samantha y que después de eso porque no quería hablar contigo como me acosabas hasta que llegaste a alzarme la mano y si no es por Lucas no se que hubieras hecho, eso no les has contado?

Mi madre al oír todo lo que he dicho se tapa la boca por el asombro y mi padre se para inmediatamente y lo agarra de la camisa – Como te has atrevido a hacerle eso a mi hija

Los padres de Charles se paran también intentando calmar a mi padre

-Tranquilo, seguramente es todo un mal entendido entre ellos, en unos días mas se arreglarán – dice el padre de Charles

-Nada se arreglará, estamos separados hace mas de cinco meses, yo no quiero saber nada de él, él es el que me atormenta y no me deja en paz, he tenido que bloquear su número para  ya no recibir sus llamadas ni mensajes – sollozo – No entiendes que quiero que me dejes en paz – digo llorando

Mi madre me abraza tratando de tranquilizarme

-Te vas en este momento de mi casa – le ordena mi padre a Charles – no busques que te haga botar por la seguridad

-Pero no.... – mi padre le zampa un golpe en su cara

Mi papa llamó a Juan que a su vez es su guardaespaldas – saca a este remero de hombre de mi casa

-Y a ti te digo, no te vuelvas a acercar a Camila porque no respondo

-Lo estás amenazando? – dice el padre de Charles

-Tómalo como quieras – espeta mi padre

-Vámonos Charles – dice su padre

El lo siguió pero pasa muy cerca de mi y dice – Tu no te me vas a escapar, no serás la primera que lo haga, tu vas a ser mía



Kaecore

#2204 en Joven Adulto
#6486 en Novela romántica

En el texto hay: amor, amistad, dinero

Editado: 08.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar