Sin Importar El Tiempo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2: Forajido.

Antes de volverse el famoso que es hoy, era un caballero al servicio del reino “Rochar de fe”, era el soldado más destacado de toda la Europa antigua, no había persona o demonio, que no conociera su nombre.  Cualquiera que lo conociera sabía que poseía una habilidad en combate excepcional, era capaz de hacer uso del arco y flecha con una maestría impecable, cualquier cosa a la que se propusiera darle era limpiamente atravesada por una flecha suya. No hablemos de su habilidad con la espada, manejar una para un arquero ya es una algo que muy pocos pueden presumir, pero su manejo de esta era sublime. ¡Hasta en Asía era respetado! Llego a enfrentarse con legiones de demonios y monstruos de todas las tierras exploradas o no. Dominaba espectacularmente distintos tipos de magia y hechizos. Muchos pensaban que gracias a esto se debía su gran habilidad en el arco y flecha, pero realmente era su talento nato. Aun sin sus habilidades mágicas y sin su espada y arco, era un guerrero de fuerza y destreza admirable. Llegado a tal grado que algunos decían que era capaz de levantar hasta dos toros sin sudar.  

Era un caballero dentro y fuera del campo de combate, pues era admirado por hombres y mujeres, todas las doncellas querían tener una relación íntima con él, pero él nunca lo hizo, pues él ya tenía una esposa llamada Ofelia, una dama encantadora, de gran belleza y delicados rasgos que hacían de ella una mujer admirable, por no decir que además era una mujer culta y sencilla. Sin duda el gran caballero tenía una vida envidiable, pues poseía todas las riquezas que cualquier persona podría desear. Dinero, tierras, respeto, honor, una esposa que lo amaba. Pero un día, todo se fue, desapareció, todo lo que había construido con tanto esfuerzo y dedicación. Lo encontraron de rodillas, cubierto de sangre y con un cuchillo en mano, había matado a su esposa y a todos los criados de su casa de formas tan atroces que es imposible describirlas. Estaba desquiciado, mudo, los guardias que lo encontraron aseguran que lo que vieron en su cara fue una expresión indescriptible, amorfa, que emitía una sensación de vacío pero a la vez de impotencia, de odio. Decían que sentían, como si el antes héroe no pudiera creer lo que hizo, era una escena horrorosa.

         Realmente nadie sabe porque realizo un acto tan vil y despiadado como ese, algunos dicen que había sido corrompido por las fuerzas oscuras, que nunca fue bueno en realidad y que más bien, todas sus hazañas eran una fachada. Otros dicen que simplemente se volvió loco, que perdió la cabeza y que por eso había matado a su gente. Sea cual sea la razón, fue llevado preso y enjuiciado. Poco a poco Enrique Salvador, paso de ser un héroe, casi un dios, a un criminal y asesino despreciable. Durante su juicio se le atribuyeron otros crímenes, en los cuales no se tenía culpable, asesinatos, robos ataques, etc. Pues encajaban perfectamente con acontecimientos raros y sospechosos del caballero, crímenes que de una u otra forma ayudaron a que Salvador a hacerse del renombre que poseía hasta entonces.

Nadie intercedió por él, fue abandonado por todos los que él consideraba familia y amigos y al final se le condenó a muerte, el hombre que alguna vez fue desapareció dejando a un ser indescriptible y despreciable. Escapo una noche antes de su ejecución. Y desde entonces es conocido como “Te Banderín Sirita.” No sabemos dónde está, o donde vive, se cree que simplemente se la pasa vagando por todos los pueblos, escapando de la Guardia Real, matando gente para después robarles, que es asesino a sueldo y así es como ha evitado morir de hambre. Incluso se cree que ha conseguido dominar a los demonios y monstruos más poderosos que el infierno puede poseer y que planea destruir todo con su gran ejército. Otros dicen que solo busca matar a la gente que lo abandono, pues entre sus víctimas se encuentran conocidos suyos, y no se detendrá hasta conseguirlo. Nadie sabe con certeza que hará o que quiere conseguir, lo único de lo que estamos seguros, es que todas las cosas tienen su fin, y el suyo pronto llegara.



Kique González

#6548 en Fantasía
#1437 en Magia

Editado: 21.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar