Sin Saber que llegarias

Tamaño de fuente: - +

Giros Sorpresivos

Un mes pasó desde ese día, el día que había cambiado mi forma de ver las cosas, de observar al mundo y de evitar prejuzgar. Definitivamente este mes fue el mejor del todo el año, no solo porque el cariño que siento por Ethan es aún mayor de lo que creí que podría llegar a pasar, sino porque siento que él me corresponde de igual manera, aunque todavía tengo esa frase "Tiene todo fríamente calculado" rondando en mi mente, si lo se, soy una psicópata pero deben admitir que cuesta creer en alguien cuando en su mayoría miente. Este último mes, mi novio, que raro suena que yo diga eso, es lo mas tierno que existe, no hay día que no me recuerde lo mucho que soy para él, que me traiga una flor, las cuales ocultar de mi familia se me hace cada vez más dificultoso, ya tengo 30 rosas en el armario. Y no paro de inventar excusas cuando mi madre no se cansa de preguntar porque mi cuarto huele tan bien, cuando yo me niego a usar desodorante ambiental.

Pero hoy, el día que cumplimos un mes de novios, eh decidido decirle a mi madre que tengo novio, y que contra todo lo que siempre dije, ese chico es Ethan Radheen. Me levante temprano, camine nerviosamente por el pasillo, mis padres estaban sentados en el comedor para desayunar, me alegro ver que Brad aún no se levantaba, así que me apure, si mi hermano no estaba eso era realmente un alivio.

-Ma, Pa, tengo que decirles algo-me retorcí los dedos, ¿Por qué las palabras costaban? ¿Tan difícil era decir "Tengo novio"?

-Sí, hija ¿Pasó algo?-se aventuró mi madre con el ceño fruncido

-Pues, no se como decirlo-desvié la mirada, ¡Gran error! Mi padre se levanto de la silla rápidamente sobresaltado, tirando la tostada al suelo, me tomo por los hombros y me sacudió, lo mire perpleja por su actitud

-¿Estas embarazada?-otra sacudida, abrí los ojos perpleja por su ridícula e improbable conclusión-¿No es así? ¡Te dije que le estabas dejando tener una vida sexual! Pero claro, tu optaste ignorarme como siempre, ¿Y ahora que tenemos a cambio? ¡Una hija adolescente embarazada!-acuso a mi madre la cual resoplo, poniendo los ojos en blanco

-¡Papa!-exclame-¡No estoy embarazada!-me soltó volviendo a respirar hondo

-¿Entonces que pasa?-inquirió rápidamente él sentándose

-Richard, ya escuchamos tu ingeniosa conclusión así que hazme un favor, deja hablar a Janice-lo regaño mi madre, volvió su rostro hacia mi, y asintió como invitándome a continuar

-El hecho es-vacile un momento- buenoyoestoydenovia-las palabras salieron atropelladamente de mi boca, mis padres se miraron con el ceño fruncido claramente no habían entendido nada, respire hondo- Estoy de novia-aclare, mi madre sonrió pero mi padre pego el puño contra la madera de la mesa

-No, eres una niña-murmuro, tuve que morderme la lengua para no decirle que tengo la misma edad que mama cuando ella se puso de novia con él.

-Richard cariño, Janice esta próxima a cumplir los 18 años pronto será mayor de edad-hice un mohín, no me agrabada ser "mayor"-, y es mi deber recordarte que a esa edad nosotros nos casamos-le recordó amablemente mi madre, acariciando su hombro. Mi padre abrió la boca para objetar pero me adelante.

-Mira papa, no estoy pidiéndote permiso, porque de echo hace un mes que estoy con Ethan-ambos abrieron los ojos de par en par, claro no había dicho con quien-Si, con él estoy de novia, pero el caso es que deseo no tener que ocultarles algo, ni que se tengan que enterar por Brad, porque en cualquier momento estará encantado de descubrirme, ¿Entienden?-me explique tranquilamente, lo cual ayudo a que ambos pensaran antes de responder.

-Hija, es cierto que tienes edad para tener novio, estamos de acuerdo-mi padre respingó, en una forma de mostrar su desacuerdo, mi madre chasqueo la lengua para que se callara y la dejara terminar-Pero es nuestro deber instruirte-¡NO! Una charla de adolescentes, sexo, relaciones era lo ultimo que quería, Ethan pasaría a buscarme en unos momentos, y aún no me había arreglado-Debes saber que mas allá de las palabras bonitas...-empezó mi madre, la mire ya sin oírla, esa charla ya la había escuchado, me la contó cuando le dije que me gustaba un niño del colegio en primaria, desde luego ya lo había olvidado, en vez de oírla me puse a tararear una canción por dentro, de vez en cuando asentía, o daba alguna señal que le hiciera pensar que estaba prestándole atención, una media hora después me dijo-¿Entiendes de lo que hablo, hija?-a lo cual dije que si, desde ya, pero antes que añadiera una sola palabra me excuse diciendo que tenia que cambiarme porque pasarían por mi, evite decir quien porque sino se vendría una ola de consejos sobre mi.

Llegue a mi cuarto, busque un par de prendas, me dirigí al baño, llene la bañera me hundí en ella, apenas unos momentos después oí mi móvil supuse que debía ser Ethan, así que salí del agua. Me cambie, peine mi cabello, pinte mis ojos con un delineado negro, me puse el morral y abrí mi móvil, un mensaje y 3 llamadas perdidas, efectivamente era mi novio, el desesperado. "Amor en 5 estoy allí" justo cuando estaba por contestarle, sonó su claxon, me precipite por la escalera salude con la mano, dije que no volvía tarde tire de la puerta y me encontré afuera de casa. Respire hondo, camine por la vereda para encontrarme con un chico que me sonreía abiertamente, parado en su resplandeciente Peugeot dorado, me esperaba.



Eliana Denisee

#1324 en Novela romántica
#504 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, novios, escuela

Editado: 26.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar