Sin titulo 2. La historia de Helena, Ethan y Mir

Tamaño de fuente: - +

La Gala

 

De camino a casa Xander estuvo muy callado, parecía molesto, la atmósfera era muy pesada, era muy incomodo, ademas de tener que soportar la mirada de los peatones que pasaban a nuestro lado.

Para mi alivio, como ángel caído del cielo, un lujoso auto negro se estacionó frente a nosotros.

- Es mir – dijo secamente

- Ah

Alexander tomó el asiento del copiloto y yo el asiento detrás de Mir.

- Que pasa? – preguntó Mir

- Nada, por que preguntas? – contestó automáticamente el rubio sorprendido

- Hay mas felicidad en un velorio - respondió

- Simplemente hoy fue un día muy AGOTADOR gracias a MULLER Y HELENA – acentuó, yo solo gire la cabeza y torcí un labio.

- Otra vez Muller? – se quejó su hermano mayor mirando hacia mi por el retrovisor – que sucede Helena?

- Eso mismo quisiera saber! Mi primer dia de escuela y ya tengo un tipo que odia a mi familia, los ricos y a Xander. quien, por cierto, no me quiere decir por que tengo que alejarme de el así que no lo haré – casi grite desesperada.

- Es personal asi que hazme caso! – alego el menor de los Joubert desde su lugar

- Pues lo mio tambien es personal! Asi que mejor no te metas Xander! – en realidad estaba molesta o mas bien confundida, ya que no entendia nada.

- Bueno bueno, pondre algo de musica ya que necesito relajarme.

- Es cierto, a donde vas Mir? – pregunte serenamente

- Voy a la inauguración de un nuevo centro comercial, mis padres son socios mayoritarios e iré en representación de ellos. – contesto sin dejar de ver el camino.

- Si quieren ir tengo que llevarlos a cambiarse.

- Esta bien, yo voy.

- Yo tambien – alzo la mano y contesto desganadamente Alex.

- Ok – por fin prendió el estéreo y la canción que estaba era What hurts the most de Rascal Flatts. Después volteo a vernos a ambos y se percato de la tensión. – creo, que mejor lo apago.

Yo acepte a ir a ese evento por que es muy obvio que ahí habrá personalidades importantes, por tanto puedo recaudar mas información útil, sobre quien compro mi empresa, el tal Thompson entre tras cosas.

Mi celular sonó en medio del silencio casi sepulcral dentro del auto. Lo saque de mi bolso apresuradamente, el numero era desconocido.

- Hola?

- Helena, hoy abrirán un nuevo centro comercial, piénsalo dos veces antes de ir, recuerda que tu ya no eres parte de ese mundo. – contestó una voz ronca, era Ethan.

- Como conseguiste mi numero?! Y lo que haga o no, no es tu asunto.

- Bueno, allá tu si te hacen pedazos. ah y lo de tu numero, pues es muy facil entrar al sistema de la escuela y sacar información – rió levemente

Yo frunci el seño y al parecer Mir y Xander lo notaron; Mir enfatizo "quien es?" con los labios pero Xander bufo y volteo la mirada hacia fuera.

- Es ethan Muller – dijo Alexander

ver la química que había entre ambos, hacia que el recuerdo de la primera vez que los vi juntos parecía mentira.

- Me estas oyendo? – escuche quejarse a Ethan a través del celular

- Ah si, que decias?

- Ash... dile a Miroslav que no hace falta que sigan enviando dinero, el que seamos pobres no quiere decir que queramos su lastima.

- Eh? Miroslav? Quien es ese? – Alexander y Mir voltearon hacia mi, este ultimo prácticamente me arrebato el teléfono después de detener el carro de golpe.

- Basta de juegos Ethan Muller – su voz era profundamente hosca – para que quieres a Helena – Ethan estaba respondiendo – si ella sale lastimada de esto, recuerda que se todo sobre ti y tu familia y juro que ... - la declaración de guerra se detuvo de golpe, Mir escuchaba con atención y su hermano estaba pendiente de cualquier reacción, por mi parte yo no entendía nada.

Mir colgo la llamada y extendió su mano para entregármelo sin decir nada, la atmósfera era extremadamente pesada, nadie hablaba ambos estaban sumergidos en sus pensamientos, el hermano mayor Miraba hacia un lado y el menor hacia el otro con el ceño fruncido y recargando el mentón sobre su mano. Era insoportable, tenia que decir algo o me iba a sofocar el ambiente.

- Asi que te llamas Miroslav? – pregunte lo mas natural posible

- Aja – respondió ausente – ya llegamos.

El auto se detuvo, Alexander y yo entramos a cambiarnos pero Mir se quedo en el coche. Mi mente divagaba mientras las chicas del sevicio me ayudaban a vestirme, es que todo era muy confuso, ¿por que Mir le daria dinero a la familia de Ethan?. .

- Ya esta todo listo señorita Helena – una de las jóvenes me saco de mi burbuja

- Eh? Ah si, gracias – me mire en el espejo y contemple el hermoso vestido blanco que llegaba arriba de mis rodillas con zapatillas del mismo color combinados con un "mono" y una peineta de perlas. – muchas gracias!. – dije con entusiasmo.

Las 3 muchachas salieron de la habitación y Alexander entro con una mirada muy seria,vestido de pantalón negro y camisa de vestir.

- Alexander!

- Nose lo que te haya dicho ese tipo, pero lo mas seguro es que sean mentiras, creeme

- Que sabes tu de el?

- Mucho mas de lo que tu sabes

- Por ejemplo...



JungAidee

#3160 en Joven Adulto
#644 en Detective

En el texto hay: escuela, fraude familiar, gente con dinero

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar