Snow

Tamaño de fuente: - +

La navidad del "adiós"

"Cada persona es un mundo, un mundo aparte, con sus propios desastres naturales, con sus propios problemas sociales y psicosociales, cada uno tiene en su núcleo la capacidad de renacer y restaurarse y todos guardamos a alguien que si bien nos daña, tambien decidimos guardarlo en nuestro interior...y protegerlo...siempre..."

Al menos eso decía mi padre...un hombre sabio para aconsejar, un hombre que con sólo una palabra podía hacerte ver la vida de diferentes maneras, como si hubiera tenido mil vidas y las recordara todas... 

Aunque no tan sabio como para saber que el mismo dia de navidad, cuando regresaba a casa de comprar mi regalo de navidad, y todo porque yo le había reclamado que hubiera olvidado comprarme uno, las llantas se deslizarían en la nieve y chocaría con un roble.

-" en la vida deberás elegir...-dijo en un hilo de voz, el frío en éste lugar era insoportable, pero estaba seguro que. O temblaba por el frío, sino por el temor de imaginar mi vida sin él, no me había enseñado a vivir la vida sin él, no estaba preparado para dejarlo, y estaba seguro que jamás lo estaría... A diez años...Él era mi mapa.

-...que realmente deseas- continuó mientras con dificultad levantaba su mano a mi mejilla y secaba mis lágrimas.- ¿entre el amor...o el éxito, pero tendrás ayuda "- concluyó colocando un pequeño angel hecho de marmol en mi mano, y cerrando así, sus ojos para siempre.

me sentí el peor hijo del mundo...

¡Si tan sólo no le hubiera pedido ese maldito regalo! - Me recriminé mientras salia del hospital, dejando todo lo que tenía en ese frío hospital.

Mientras caminaba por la calle, observaba las casas iluminadas a mi paso y por la ventana miraba a todos sonreír, ignorantes a mi dolor, familias reunidas y niños abriendo sus juguetes...mientras yo, aún sostenía aquella pequeña pieza en forma de ángel en la mano, por la cual había perdido a la única persona que tenía en mi vida.

No podía soportarlo, por lo que con toda la furia que llevaba contenida, alargué mi brazo y arrojé lo que para mi en ese entonces, era un objeto detestable, pero que en un futuro y sin yo saberlo... Se convertiría en mi nueva elección...

 



Kim Mari

#1933 en Fantasía
#376 en Magia
#2429 en Otros
#931 en Relatos cortos

En el texto hay: milagrodenavidad, angel de navidad, aprendizajes

Editado: 25.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar