Sobreviviendo como una adolescente

Tamaño de fuente: - +

1.Llegaste al fin, te extrañé.

Estoy con los nervios de punta no puedo creer que al fin llegará, despues de cinco años sin verlo, esto es demaciado para creer creo que me va a dar un paralisis cerebral, ayer no pude pegar el ojo para dormir y ahora estoy aquí tratando de no gritarle al taxista por ir peor que mi abuela caminando.

¡Dios que paciencia!.

Y que tal si llego y ya se fue, porque no pense en pedirle su dirección porcia caso.

No seas dramática.

-señorita, llegamos--dijo el taxista.

-eh, gracias--dije bajando del taxi y pagandole.

Corrí dentro del aeropuerto.

Enserio tenia que haber tanta gente aquí, me pare  en una de las sillas del aeropuerto para poder tener una mejor visión de su persona...lo encontré, pero que le paso por los dioses santos que esta mas bueno que la nutella y eso que es mucho decir.

Mas rico que la Nutella.  En serio no tienes nada mejor que decir.

Baje de la silla para correr hacia él, pero que creen habia una estanpida de gente que no me dejaba pasar.

-¡permiso!--grite. Nadie me escuchaba.

Di que quieres ir al baño.

Bueno no es mala idea además nadie me conoce y no tienen porque hacerlo.

-tengo que ir al baño--grite otra vez. Ah, ahora si me hacen caso solo porque les dije eso. Perfecto ya sé que decir cuando no me hacen caso.

Todos los que escucharon se hicieron a un lado.

Corrí como naruto que no me di cuenta de que habia chocado con alguien todo fue tan rápido que cuando reaccione estaba tirada en el piso con una maleta debajo de mí  hermoso cuerpo y un dolor del demonio en el pecho, creo quee me quede plana.

-auch--exclame mientras un chico se levantaba del piso maldiciendo entre dientes, cuando se fijo de que alguien más estaba ahí tirada sin poder lebantarse se apresuro a mi axilio.

-perdón--dijo y yo voltie para poder verlo a la cara, él empezo a examinarme el rostro y yo hice lo mismo.

-bueno seria mucha molestia si me ayudaras--susurre aún adolorida.

El sacudio su cabeza para luego mararme--claro, perdón--me extendio la mano yo la tomé y me impulso para lebantarme--yo soy James.

-y yo soy Katnis, un gusto.

-hola-- y fui interrumpida por una voz varonil a mis espaldas gire sobre mis talones, ahí estaba él, no lo puede evitar y salte encima de él para abrazarlo

¡Dios no lo puedo creer!

-¡te extrañé!--le dije a pundo de llorar.

-y yo a ti--me dijo devolviendo el abrazo y así estuvimos por unos minutos hasta que una voz nos interrumpio, hoy día a la gente le da ganas de interrumpir.

-¿quien eres?--pregunto enojada, fruncí el ceño por la actitud una niña de 12 años.

-ella es Katnis, Sasha--okay ahora la niña que me miraba erecelosa ahora me mira con cariño y yo también, se lanzó a mis brazos y yo le correspondí.

Era mi pequeña.

-bueno vamos a casa, ¿Katnis nos quieres acompañar?--pregunto Susan la madre de Zac apareciendo en mi campo de visión.

-claro.

Estabamos en la camioneta el papa de Zac estaba manejando, su madre estaba en el asiento de copiloto, Sasha estaba en medio de Zac y yo en asiento trasero.

-Kat--dijo mirandome y yo la mire--quieres que te cuente una cosa que que le paso a mi hermano.

-por supuesta--dije sonriendo sin mostrar los dientes.

-un día estabamos en la playa y mi hermano se quedo viendo a una chica--mire a Zac que al parecer estaba avergonzado por algo y tambien escuche un par de risa de parte de sus padres, quienes al parecer se estaban contrniendo para no reir, alce una ceja mostrando intrigada, mientras Zac miraba para todos lados menos a mí--entonces la chica le presto atención cuando Zac la llamó coqueteandole.

Volvi a dirigirme a Zac quien ahora parecia desesperado, moviendo los ojos como loco.

-Sasha, callá--grito Zac haciendo asustar a su hermana menor, su madre le dedico una mirada asesina a su hijo--no ves que ya la estas aburriendo con tantas historias--dijo ya más calmado.

-¿te estoy aburriendo Kat?--pregunto inocente  sin entender a que se refieria su hermano, sus padres soltaron una carcajada y Zac se froto la frente con sus dedos pareciendo tener migraña, yo tambien queria rei por esta situación.

-claro que no, siguemecontandome--dije mordiendome las mejillas para no reir.

-ves...--dijo hacia su hermano haciendole una mueca de triunfo--bueno entonces el camino hacia la chica, pero no se dio cuenta de que habia algo en el piso que lo hizo caer de cara y la chica y nosotros nos empezamos a reir--acabo sin contener ella la risa y todo el auto se escucharon risas.

Despúes de llegar a su casa Sasha se fue haver su habitación, mientras Zac y yo nos hibamos a la suya. Al entrar lo primero que vi y a lo que me dirigi fue a su librero una de las tantas razones por la que ermos mejores amigos. Revise todo y me quede en shock cuando vi el libro que le habia regalado hace cinco años cuando me vine a vivir a Perú.

-aún recuerdo cuando me lo diste--dijo cerca mi oido, su aliento me hizo cosquillas.

-¿lo conservaste?--dije habriendo la el libro para revisar si era el que yo le habia obsequiado o era uno nuevo mi alegria y mi nostalguia fue mayo cuando me di cuenta que era el mío y como me fi cuenta por lo que le habia escrito en las hojos en blanco.

-si--me contesto para yo ya no poder más e ir a abrazarlo viendo borroso por las lagrimas que se estaban acumulando en mis ojos.

Flash-back

Zac

-quiero que conserves esto--me dijo extendiendome uno de sus libros favoritos--y más te vale cuidarlo--dijo advirtiendome con esas palabras que si no cuidaba el libro mis dias en la Tierra terminarian y que recibiria una gran palisa de su parte.

Solté una risa debil--no te preocupes no quiero morir soy muy joven y guapo para que el mundo se pierda de esto--dije con egocentrismo para dejar de llorar.

Despúes de que Katnis se haiga ido del país, me fui directo a mi cuarto me recoste sobre la cama y empece a llorar desahogandome todo lo que habia contrnido frente a ella.



Paris-niu

Editado: 02.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar