Sobrevivientes

Tamaño de fuente: - +

5.- Un nuevo cubículo

Después de la llamada de Jonas todos nos abrazamos, lloramos, y por último, nos fuimos a dormir, Camila no dejó de abrazarme en la noche, y su cara se veía triste.

*Todos los residentes concéntrense en el comedor*

Mi abuelo despierta a mi hermana mientras mi abuela y yo nos cambiamos de traje, cuando Camila se levanta, mi abuela le ayuda a cambiarse para que mi abuelo se aliste. Salimos hacia el comedor y nadie dice ni una palabra, sé que en la exploración de papá había quince personas, así que, además de nosotros, catorce familias han perdido un integrante.

Llegamos al comedor y parece un día normal, nadie que no haya perdido un familiar sabe de lo ocurrido en estos días; cuando terminamos de desayunar escuchamos la voz de Jonas.

*Un momento por favor, antes de que se retiren debo darles un aviso, ayer hemos dado por muertos a quince exploradores que habían partido hace más de siete meses, este hecho es muy lamentable, por lo tanto debo informar que el funeral será mañana al mediodía en éste salón, los familiares de los fallecidos deberán portar un traje oscuro, y una vez más, les doy mis condolencias, que tengan un buen día*

Puedo ver que Ana corre a abrazar a Jessica, recuerdo que cuando me senté con ellos en el desayuno su padre no estaba ¿Estaría en la misma tropa que él mío? Este no es un buen momento como para ir a preguntarle, agarro de la mano a mi hermana y me voy con mis abuelos a su cubículo. Una vez más, nadie habla en el camino, mi hermana camina con la cabeza hacia abajo así que la cargo y hablo un poco con ella.

-Camila, hay que ser fuertes, yo sé que tarde o temprano ya no sufriremos por esto. ¿Tu como piensas que le gustaría a papá que lo recordemos? ¿Felices o llorando?

-Creo que le gustaría que lo recordemos felices. -responde mi hermana.

-Claro Camila, así como recordamos a mamá.

-Pero Javier -dice- yo casi no recuerdo a mamá.

-Pues ella te quería tanto como papá.

Llegamos al cubículo y mi hermana y yo nos acostamos, mis abuelos se sientan en su cama y en ese momento llega una llamada.

*Familia 378906*

Mi abuelo responde - ¿Sí?

*Debo informarles que como el padre de Javier y Camila ha... Fallecido, deben desocupar el cubículo que habitaban antes*

- ¿Desocupar mi cubículo? -exclamo- ¿Por qué?

*Sé que no es un buen momento para pedírselo, pero es necesario, las familias cada vez crecen más y debemos tener cubículos disponibles para ellas*

-Entiendo -respondo- ¿Cuándo debemos hacerlo?

*Lo antes posible*

-Está bien, lo haremos -y doy por terminada la conversación.

Mis abuelos, mi hermana y yo, vamos hacia el que fue mi cubículo por 17 años, cuando llegamos todo está limpio y ordenado, mis abuelos no saben que lo mandé a limpiar.

-Bueno- empieza mi abuelo- yo creo que hay que organizarnos para acabar más rápido. Clara, saca las cosas de su madre y yo saco las de su padre, Javier y Camila, junten sus trajes y guarden las demás cosas.

-Sí abuelo- respondemos mi hermana y yo al mismo tiempo.

Primero voy directo al compartimiento donde están los trajes que no llevé con mis abuelos, mi hermana igual está sacando los suyos y los pone dentro de una de las cajas que Jonas nos hizo llegar. Cuando termino con mi ropa me voy a sacar las cosas que tengo abajo de mi cama, hay un radio con el que hablaba con mi papá cuando mi mamá me llevaba a jugar y él se quedaba aquí, algunos zapatos y una toalla extra. Mi hermana y yo ya terminamos de sacar todas nuestras cosas y de guardarlas en las cajas, mis abuelos terminan un poco después y mi abuelo y yo cargamos la mayor parte de las cajas hasta su cubículo, que ahora también es mío y de mi hermana.

Cuando llegamos un señor encargado de la limpieza está parado afuera de nuestro cubículo.

- ¿Ustedes viven aquí?  nos pregunta.

-Sí -responde mi abuelo.

-He venido para sacar una de las camas que tienen, en unos quince minutos les traerán dos individuales para que estén más cómodos.

-Gracias -le dice mi abuela.

-Y lamento su pérdida, espero que estén bien -termina el señor y yo solo le sonrío mientras mis abuelos le agradecen.

El señor entra al cubículo y saca la cama donde estuve durmiendo con Camila, cuando sale, entramos nosotros y ponemos todas las cajas en el suelo.

Nos apresuramos a sacar todo y ponerlo en su lugar para acabar rápido, Jonas también nos mandó un perchero para que Camila y yo pongamos nuestra ropa, entre todos decidimos que no es necesario sacar todas las cosas de mis padres, entonces las ponemos todas apiladas en una esquina del cubículo mientras buscamos un mejor lugar, con las nuevas camas, este cubículo me recuerda al anterior y por la cara de mi hermana creo que ella igual piensa lo mismo.



GerardoAHG

#49 en Ciencia ficción
#448 en Otros
#43 en Aventura

En el texto hay: ficciongeneral, aventura, misterio

Editado: 09.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar