Sobrevivió una flor en Hiroshima

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

A veces tengo pesadillas demasiado reales. Simplemente mi mente no me deja olvidar, desearia no llorar mas, y desearia ser mas fuerte de lo que soy, todo paso en un segundo, en un instante todo era normal estaba en casa de mis padres jugando a las escondidas con mi hermana en el parque al lado de mi casa, los niños corrian alrededor, la gente ya habia salido de la escuela y mis padres trabajaban en la central elèctrica... ellos estaban muy cerca de la bola de fuego.. despues de la bola de humo y que la ciudad se se destruyó... Lloré mucho cuando ellos no volvieron a casa. Mi hermanita estudiaba en la primaria cuando el cielo se hizo rojo, la tierra comenzò a temblar, se viò una luz increìble como si fuera un segundo sol, que levantaba una nube en forma de champiñon o de seta, de las mismas que hay en el bosque, se oyo un estruendo y ella fue a hacerle compañia a mis padres en el cielo.

Como extraño esos momentos con mis padres, la bola de fuego no alcanzo mi casa porque vivo un poco lejos de donde ocurrio la bola de fuego... me sentia en un sueño todo parecia ocurrir en cámara lenta, en un momento a otro pase de tener una familia de tener a mis padres el dia anterior en la mesa contandome historias de cuando eran jovenes para mi hermana y yo, yo... no aprecie esas historias, me aburrian, ahora me siento culpable de nunca haber apreciado lo  que en verdad querian darme a entender, ellos solo querian enseñarme, querian que fuera mas listo en mis acciones, Soy solo un niño pero hasta yo se lo que valen los padres y la familia en mi vida... desearia no haberles gritado el dia anterior por ser demasiado duros conmigo. Pero eso ya no importa

Cada dia veo una vieja foto que me lleve de mi casa , sin querer mis lagrimas corren por mis mejillas, soy muy joven para quedarme solo, pero no dejare que esto rompa mas mi alma, tengo que ser fuerte

Ya se cumplieron seis meses desde que ocurrió la gran bola de fuego en la ciudad, me quede a vivir a casa de unos tios ya que mi casa fue derrumbada por el terremoto de ese dia...

lo bueno es que mis tios me dan dulces y tienen un Dojo de artes marciales donde puedo distraerme,.. es agradable pasar un rato de diversion aprendiendo a pesar de todo el desastre que ocurrio

Fue el dia mas terrorifico de mi vida, pero ahora intento no pensar en ello, aun asi veo cada dia que la dente empieza a trabajar en reconstruir todo, veo como mi escuela a la que iba antes esta totalmente arrasada desde los cimientos,, donde antes jugabamos a las escondidas en el patio donde había un árbol solo quedaron cenizas. Gracias a Dios algunos amigos mios sobrevivieron y mis tios decidieron que vivirian algunos aqui en el edificio principal del dojo, ya que muchos perdieron a sus padres en sus trabajos.

Tengo una amiga llamada Yukami, tiene 11 años y ella iba en mi escuela, ella era un grado mayor que yo y la veia en el recreo, nos gustaba a veces caminar saliendo de la escuela nos reiamos de muchas cosas que platicabamos, y yo la ayudaba a veces con algunas dudas que ella tenia de matemanticas, yo soy muy bueno en mate por eso me agrada ayudar a una amiga, la acaban de sacar del hospital comunitario y ahora esta en recuperacion en el dojo de mis tios, a veces voy a verla para hablar un rato

-Hola Yukami ¿Como sigues?

-un poco mejor, lo bueno es que ya en unos dias podre volver a jugar , quisieras ir a jugar conmigo cuando me recupere?

siii y mis tios te pueden enseñar artes marciales, no te gustaria aprender a golpear a esos bravucones que a veces se pasaban?- dije tratando de hacerla reir un poco

-Tal vez despues-- dijo con tono cansada, ahorita prefiero no pensar en ellos...

Entra al cuarto donde esta ella mi tio, trayendole la comida a Yukami y revisa sus vendajes, Yukami se torcio la pierna pero no le paso nada mas feo,

-Oye tio puedo salir afuera un rato?

.No puedes Akai, hay mucha gente afuera tratando de trabajar ayudando a los demas, es muy peligroso puedes perderte entre la confusion, mejor ve a leer algo, tengo una pequeña biblioteca en la sala junto al comedor de la casa, yo revisare los vendajes de Yukami tu ve a ayudar a tu tia a arreglar la casa,

Desde la gran bola de fuego no puedo ir a la escuela aun porque las escuales estan siendo ocupadas algunas como albergues, aunque podre ir a una en unos meses para continuar mis estudios, me trae algunos recuerdos y me siento algo triste, al pensar en que hace un año todo estaba muy bien en la ciudad, ahora toda la gente esta ocupadisima recontruyendo y ayudando a la gente que se quedo sin hogar, a los heridos... exstraño a mis papas...

llore cuando me dijeron los de la policia que ellos estaban muy cerca de la bola de fuego cuando ocurrió... y ya no supe nada de ellos, por eso vivo con mis tios, ellos vinieron por mi cuando supieron lo que paso, les estoy muy agradecido, sino fuera por ellos me habrian puesto en un orfanato o en un albergue, por eso se que Dios existe

Mientras estoy en la biblioteca de mi tio solo me siento en el sillon y comienzo a pensar... Porque tuvo que pasar esto? Soy apenas un niño pero yo se que los humanos no deberian hacer algo tan peligroso como lo que causo esa emorme tormenta de fuego...

Por ahora evitare pensar en eso, me gusta pensar que todo mejorara, el entusiasmo de la gente por reconstruir y ayudar es muy buena señal, con disciplina es posible, yo no puedo ayudar porque solo soy un niño, pero en un futuro tal vez me gustaria ser arquitecto para poder diseñar nuevos edificios en la ciudad, extraño a toda esa gente ,,, pero apenas vi que en medio de los escombros de un edificio sobrevivio a la catastrofe un hermoso cerezo japones con sus hojas rosas, para mi es una señal de esperanza.



Hector Jainz Aguiñaga

#671 en Detective
#313 en Novela negra
#5956 en Otros
#425 en Novela histórica

En el texto hay: tragedia historico suspenso

Editado: 12.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar