Sol de un Nuevo Día (el Juego #3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

         Llegamos a las afueras del campamento donde supuestamente esta Alex, uno de los escoltas de Val tiene una Barret calibre cincuenta en sus manos, al parecer tiene una puntería ejemplar para que Val lo haya traído.

         Nos acostamos detrás de unos arbustos y vigilamos los movimientos del campamento para ver si este Alex o incluso su esposa que sería el punto débil para su padre, me entregan unos binoculares para ver, miro a los alrededores y solo veo guardias.

         De una de las camionetas sale alguien que alarma a los escoltas de Val, dice que vio a Alex cerca de la camioneta Ford FX4 azul que arrastra una casa rodante, miro a donde dijo y allí esta él.

         Tiene un suéter negro, chaleco de pantalón roto de las mangas y un pantalón negro, sus portadores de cuchillos están en sus piernas, le falta uno del lado derecho, el que yo tengo, tiene una niña en sus brazos, los rumores eran ciertos, Alex tiene una familia.

_Dispara al caucho de la camioneta – dice Val en voz baja – Así los demás se asustarán y él vendrá a atacarnos, si no lo hace – me mira – Tú lo atacas, Isga.

         Asiento y dejo los binoculares de lado, saco el cuchillo de Alex  y lo coloco frente a mí, él no es de las personas que vienen a donde está su enemigo, voy a tener que atacarlo, pero no lo voy a matar, solo fingiré hacerlo, no puedo, primero sigo enamorada de él y segundo tiene una familia, nunca podría hacer eso.

         Disparan a la camioneta, todos comienzan a desesperarse tal y como quería Val, Alex le entrega la niña a una chica de cabello rubio y le dice que corra, saca un cuchillo y mira alrededor pero no se mueve.

_Comienza a moverte – dice Val entre dientes.

         Asiento y me escabulló por la hierba alta, llego al costado del campamento y llego a donde está la camioneta donde esta Alex, la gente está corriendo a todos lados y por eso no notan si soy enemiga o no.

         Salgo de mi escondite y ataco a Alex, como lo esperaba de él cubrió mi ataque con su cuchillo, me mira sorprendido e intenta separarse, muevo la cabeza y muevo mi cuchillo, saca otro y se cubre.

_Isabel – susurra – ¿Qué haces aquí?

_Alex perdóname – digo triste.

         Saco otro cuchillo y lo entierro en su pierna, cierra un ojo pero no retira la fuerza de sus cuchillos, lo pateo y ambos caemos al suelo, él aparta los cuchillos para no lastimarme, muevo su cuchillo y lo entierro en su costado, grita y cierra los ojos, retiro mi mano y la lleno de su sangre, coloco mis manos en su cuello y hago como si lo estuviera ahorcando.

_No te muevas – digo triste y suelto una lágrima – Actúa como si estuvieras muerto y no te muevas, no quiero matarte.

            Cierra los ojos y deja de moverse, me levanto y corro a donde esta Val y su gente, celebran un poco y comienzan a correr de regreso, uno de los guardias de Val llega frente a nosotros con una camioneta, nos subimos rápido y cerramos las puertas.

~**~

         Al llegar al edificio hacen una fiesta en mi honor por haber matado a Alhib.

         Durante el resto de la tarde estuve triste, Angelic y Wild me colocaron un vestido negro y dejaron mi cabello suelto.

         Bajo las escaleras sin mucho ánimo y llego a la sala desgastada del edificio, todos me miran y me felicitan, sonrío y agacho la cabeza, me acerco a una ventana y miro por las rendijas al exterior, alrededor hay algunos edificios igual que este pero la mayor parte del terreno es de tierra, la guerra esa semana antes de la batalla de dioses y guardianes debió ser fuerte, ahora no hay mucha gente.

_Por Isga – dice Val en voz alta con una copa en mano – Porque gracias a sus dotes de guerrera mato a Alhib, el asesino que ataco a uno de nuestros hombres.

_Por Isga – dicen todos al unísono y beben su copa.

_ ¿Mataste a tu ex novio por tener una familia después de ti? – pregunta Wild a mi lado con una copa.

_No entenderías mi respuesta – la miro y le guiño un ojo – Nos vemos luego Wild – bebo mi copa y subo las escaleras.

~**~

         El día que regresamos a nuestra base, volví a mi sótano – cárcel con mucho gusto, con todo el asunto de Alex olvidaron a Ivan y eso para mí fue bueno.



Laczuly0711

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar