Sol de un Nuevo Día (el Juego #3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

         Suena una campana y nos detenemos, ambos estamos sudando y tenemos los brazos rojos por cubrir los golpes del otro, miramos al cuartel y están desesperados, miro a Bort y frunce el ceño, nos colocamos los zapatos, Bones llega al patio y me tira mis cuchillos y el de Ivan, tomo los protectores y lo miro sorprendida.

_Igaler está aquí – dice Bones acelerado – Necesitamos que te deshagas de él, ha liberado a todos los del subsuelo cuatro, el cuartel esta en caos.

         Ivan está aquí, mi hermano…

         Me coloco los cuchillos y entro junto con Bort, el caos cubre todo el cuartel, algunos me golpean con sus hombros mientras corren, más que todo, los de los pisos elegantes, los guardias están bajando las escaleras con sus armas y sus escopetas.

         Si creen que con eso van a acabar con Ivan están muy equivocados, él controla los sentimientos, es decir que puede hacer que te suicides sin darte cuenta.

         La mitad de los guardias está sacando a la gente desesperada, la otra mitad se encuentra en los subsuelos peleando, escucho gritos y disparos, Ivan está allí abajo, Bort tiene un cuchillo enterizo con huecos para los dedos, no sé cómo pelea pero si necesita solo eso debe ser rápido.

         En las ventanas comienzan a irrumpir personas encapuchadas y de ropa negra, parecen ninjas, saco dos cuchillos y camino con cuidado, comienzan a matar a los inocentes de este piso que aún están en la casa, le entierro el cuchillo a dos que tenían una niña pequeña de servicio acorralada en el cuello y retiro el cuchillo.

_ ¡Corre! – digo entre dientes.  Se levanta temerosa y se va.

         No encuentro a Bort esto es todo un caos, muertos por un lado y sangre salpicada por otro, es una completa locura. Medio mes, solo dos semanas tuve de paz y tranquilidad mientras entrenaba con Bort ¿Acaso es mucho pedir que el caos termine de una buena vez?

         Los que me atacan los mato enseguida, una de ellos era una chica de cabello corto, su capucha se cayó después que le enterré el cuchillo en el cuello cuando me ataco, usar la teletransportación me ayuda mucho, gracias a eso no me han lastimado demasiado.

         Las personas inocentes y las pocas de servicio que quedan ya fueron desalojadas, estoy cubierta de sangre, más en mis manos, me da asco, pero no puedo hacer nada, son ellos o yo, Bort está al otro lado de la habitación con la respiración agitada.

         Los guardias que quedaron bajan las escaleras al subsuelo para atacar a Ivan que sigue allí abajo.

         Me abro paso entre los cadáveres y camino hacia la puerta que dirige a los subsuelos, Bort me sigue pero lo detengo en la entrada al subsuelo, si Ivan lo ve lo va a matar, será mejor que se quede arriba, es la única persona normal que encontré en este lugar, aparte de...

_Angelic y Wild – digo sorprendida y miro a Bort antes de entrar – ¿En qué subsuelo están ellas?

_Son cinco – dice serio – Ellas estaban en el tres pero no creo que sigan con vida, Igaler ya está por el dos, eso dijeron los comunicadores de los guardias que acaban de bajar.

         No creo que Ivan haya sido capaz de matarlas, él no es así, miro a Bort y le entrego uno de mis cuchillos, prefiero que este prevenido a un ataque y este armado con dos cuchillo y no con uno.

_Déjame ir contigo – dice serio – Igaler...

_Igaler es mi hermano – lo interrumpo – No me hará daño.

         Bajo las escaleras despacio sin hacer ruido con mis dos cuchillos en la mano, el subsuelo uno es de color morado y un poco brillante, las paredes son blancas, ahora salpicadas por sangre, las luces del techo están parpadeando y los faroles cuelgan de un cable.

         Miro las puertas mientras camino y veo a niños y mujeres, hombres muertos y en sus camas con la mirada perdida, esto fue obra de los que entraron por la ventana, mataron a inocentes y no les importo.

         Parpadeo un poco y sigo caminando, al final del pasillo lista para bajar al subsuelo dos donde esta Ivan escucho el llanto de una niña proveniente de la puerta frente a la escaleras, abro la puerta con la hoja del cuchillo despacio y en guardia para cualquier ataque.

         Al entrar veo dos camas individuales, una con manchas de sangre y la otra tiene el cuerpo de una mujer joven de servicio.



Laczuly0711

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar