Sol de un Nuevo Día (el Juego #3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

         Abro los ojos y estoy en un cuarto parecido al mío, pero los colores son oscuros, comparados con los pálidos de la mansión de Val, escucho la ducha abierta de la puerta del baño, deben adorar a Ivan para darle un cuarto así, miro la puerta del cuarto y la cierro con seguro, respiro profundo y volteo, me arriesgue mucho al venir aquí.

         En este cuarto hay una cama individual, un armario, una silla y una mesa, sobre la mesa están los cuchillos de Ivan, camino despacio a los cuchillos y los tomo, me siento en la cama y los veo.

         Cuatro de sus cuchillos tienen su nombre, pero lo que me sorprendió es que tiene dos que no son de él, uno dice Natira y otro Marshailer, sabe dónde está Markli.

         El agua se detiene y guardo los cuchillos, los dejo en la mesa de nuevo y me siento en la cama, sale del baño secándose el cabello con una toalla y con el pantalón puesto, me mira y se sorprende.

_Por lo que acabo de ver sabes donde esta Marshailer – digo sonriendo.

         Camina a la puerta, asustado y nota que tiene seguro, suspira y cierra las cortinas de las ventanas rápido, se voltea y frunce el ceño.

_Sé dónde está Natira – digo antes que hable.

_ ¿Dónde está? – Dice serio – ¿Se encuentra bien?

_Igaler – me levanto – Te voy a llevar donde ella está pero antes debes saber algo muy importante – digo seria.

_Isga deja los rodeos y habla – dice un poco molesto – No me digas que está muerta.

         Ya no es el hermano que se derrumbaba por lo que yo le decía de alguien que le importaba, su mirada muestra seriedad absoluta, ni siquiera papá lograba ocultar lo que sentía.

         O tal vez Ivan ya no siente nada, está muy frío, ser sicario lo hizo madurar a un nivel extremo, todavía no sé qué es lo que es matar a alguien inocente pero esto es en lo que te conviertes al hacerlo.

_No está muerta – camino a los cuchillos y toco el protector – Pero quiere estarlo – lo miro – Ella estaba embarazada de ti y su jefe la obligo a abortarlo – digo un poco triste.

_Maldita sea – dice molesto.

         Camina al armario y lo abre, una manilla se le quedo en la mano derecha, lo miro sorprendida, tiene mucha fuerza, casi iguala a Markli, tira la manilla al suelo y toma una camisa negra, cierra las puertas con fuerza y toma los cuchillos.

         Me alejo de él un poco y me recuesto en una esquina, le preguntan afuera que sucede y él solo les responde que está entrenando, se termina de colocar el protector y se coloca frente a mí.

_Llévame donde esta ese maldito – susurra – Lo voy a matar yo mismo.

_Si lo matas tendrías que pelear contra todos en esa casa – susurro y frunzo el ceño.

_ ¿Tú crees que a mí me importa eso? Solo llévame.

_Está bien te voy a llevar – lo separo un poco – Pero tienes que tenerle paciencia a Natira, él aparte de hacerle eso la esterilizo así que posiblemente no querrá verte – golpea la pared con el puño y me mira molesto.

_Deja los rodeos y llévame Isga.

         Trago saliva y asiento, coloca una mano en mi hombro, cierro los ojos y comienzo a pensar en Natira, su cara llena de lágrimas y los moretones en su cara, es de noche, espero que Ivan no vea algo que lo enfurezca más de lo que ya está.

         Aparecemos en el interior de un armario, Ivan está a punto de abrir la puerta y salir, atravieso mi brazo y evito que salga.

         Miro por la rendija de la puerto y no veo a nadie, veo solo una cama matrimonial todavía arreglada ¿Dónde demonios esta Natasha?

_Te dije distrae a Isga – dice Killer en voz alta – y ¿Qué hiciste? Le hablaste de lo que te paso.

         Patea a Natasha, aparece en mi campo de visión y se golpea con la cama, Ivan está a punto de salir, lo miro y muevo la cabeza, frunce el ceño y se voltea, miro de nuevo por la rendija y suspiro.

         Natasha está arrodillada frente a la cama y tiene un poco de sangre en la boca, este tipo es de lo peor, aprieto mis manos y aguanto las ganas de salir.



Laczuly0711

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar