Sol de un Nuevo Día (el Juego #3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19

_Hola Isga – dice Igaler serio frente a mí.

         Luego de dejar a Alex me vine con Ivan, no me importa lo que piense de mi ahora, aparecí en medio de una sala, él estaba con Bartolome y Natasha, Álvaro estaba sentado frente a un escritorio, me miro con pánico, una cara que me emociono mucho, vaya fue gratificante.

         Ivan me saco del estudio de Bartolome a la fuerza, según él porque necesitaba preguntarme algunas cosas, no me importa si me va a dar un sermón, quiero vengar lo que me hicieron, luego de salir del estudio llegamos a su cuarto, está un poco desordenado, de seguro Álvaro llego de sorpresa. Miro a Ivan y frunzo el ceño.

_Déjame matar a Álvaro – digo seria.

_ ¿Por qué? ¿Por qué dijo que estabas muerta? ¿Qué paso en tu asentamiento? Con Val – dice de brazos cruzados – ¿Por qué tienes el color de ojos de tu dios? Es peligroso y lo sabes.

_Muchas preguntas hermano – sonrío y miro a la ventana – No me importa que me vean así, solo quiero matar a Álvaro yo misma – lo miro – y eso claramente no es de tu incumbencia.

_Pareces una niña malcriada y consentida Isabel...

_No me digas así – digo molesta – Isabel Gallardo murió hace años junto con su familia.

         La puerta se abre y entra Bartolome con su pantalón negro, su camisa azul claro y un tabaco en la boca, sus ojos azules se encuentran con los míos, su cabello amarrado en una coleta brilla en un rubio intenso, su cicatriz en la mejilla se ve mucho más, es más alto que Ivan y muy fuerte, mira a Ivan y asiente, él se retira de la habitación dejándome sola con su jefe.

_Tenemos algo de qué hablar Isga – dice Bartolome con voz grave – Vayamos afuera.

         Acepto y lo sigo fuera del cuarto de mi hermano.

         Durante todo el camino no me dijo ni una sola palabra, es un hombre serio y joven, no me sorprendería que su asentamiento nunca se vendría abajo, según tengo entendido tiene una hija, nadie la conoce, su esposa murió cuando toda esta guerra inició, desde ese día no le importó matar gente para proteger a la poca familia que le quedaba.

         Llegamos al patio de la mansión, miro alrededor y está rodeado de arbustos y rosas, Bartolome ¿Cómo consiguió todo esto?

         Sigue caminando y no me dice nada, al fondo veo unas bancas de piedra, frente a ellas está la figura de un hombre con ropa negra ¿Quién es? Me parece familiar, seguimos caminando.

_Soy el hijo de Lancelot – dice Bartolome serio mirando al frente.

         Abro los ojos como platos y lo miro sorprendida, Lancelot tuvo un hijo y nadie lo sabía, al llegar a la figura del hombre, resulto ser Bort ¿Qué demonios está pasando aquí? Bort me miro sorprendido con los brazos cruzados, miro a Bartolome y ahora tiene los ojos amarillos, es hijo del idiota de Lancelot.

_Ya era hora de verte Isabel Gallardo – dice Bartolome sonriendo.

_Mi nombre es Isga – digo seria mirándolo – No me llames así.

_Como quieras – se sienta – Mi padre me informo lo que te ocurrió con Álvaro, no pensé que la Diosa de la vida cayera tan bajo.

         Bort frunce el ceño y me mira, Lancelot trajo a Álvaro aquí para que yo lo matará, se lo entrego a su hijo, de seguro ese era su plan, ya veo porque Ivan no se ha ido, porque tiene ese cuarto, como aceptaron a Natasha sin problemas, todo esto es Lancelot, todo esto es parte del juego.

_ ¿Qué quieres de mi Bartolome? – Digo seria – Tu padre debió informarte todo lo que puedo hacer.

_Mi padre – ríe – él es un imbécil, no hablemos de él ahora.

_En algo estamos de acuerdo – sonrío – Habla.

         Bartolome respiro profundo y comenzó a soltar toda la información.

         Cuando la guerra termino hace más de veinte años Lancelot busco a su hijo, cuando lo encontró ya había muerto su esposa y tenía a su hija protegida como pudo, ver a su padre de nuevo lo que le provoco fue matarlo de inmediato, Lancelot le otorgo las habilidades de un guardián y con eso consiguió que él recuperará fuerzas y protegiera a su familia.



Laczuly0711

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar