Sólo Dame Nueve Meses

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5

Capítulo 5. Ashley
 

Sólo Dame Nueve Meses

Bueno decirte que estoy embarazada de ti, decirte que no quiero que sigas con tu relación con Ashley, nada interesante.
— Nada —Frunzo el ceño.

— Lia. ¿Es en serio? —debate él.

Abro lo boca para hablar pero un teléfono empieza a sonar y... ¡Salvada por la campana! ¡Gracias dioses de los teléfonos!

Josh pone las manos sobre él y contesta:
— ¿Hola? —Mágicamente su rostro se transforma y me lanza una pícara sonrisa. — ¡Ashley! Justo hablaba de ti —paso la mano por su cuello y mordió su labio inferior.

Un remolino se forma en mis tripas, furia y ¿celos? Pasan por mí. ¿Qué? ¿Acaso estoy sintiendo celos por Josh? Necesito vomitar otra vez.

—Claro — Empieza a reír, diez veces más fuerte, ni comprado a la forma que lo hace conmigo. Qué triste. —Tú eres la única hermosa —dice.
Debo admitir que estoy celosa.

Es que no lo sé, por alguna razón estoy empezando a sentir más cosas por Josh, no sé si es porque tuve una noche con él o porque tengo un bebé de él dentro de mí. De un día al otro empecé a verlo más guapo, más músculos, hasta más nalgón.

Voltea a verme. Mis ojos se congelan en su trasero, no debí decir que me parecía apetecible. Lanzó una pequeña sonrisa ingenua.

—Apuesto a que se llevarán bien —Me sonríe aún con el teléfono en mano.

¿Qué? ¿Quién se va a llevar bien con quién?

Luego de varios pucheros infantiles de parte de él decidió colgar. En cuanto lo hizo esbozó una sonrisa de oreja a oreja.

—Adivina —dice.

— ¿Qué?

—El vuelo se adelantó ¡Vendrá mañana!

¿Quién? ¿Quéee?

— ¿Quién vendrá mañana?

Dioses causados por la mente de Lia, escúchenla ¡Que no sea lo que estoy pensando!

— ¡Ashley!

¡Diablos! Gracias dioses de la mente de Lia.

— ¡Genial! —Abro mis brazos esperando su abrazo.

Me siento como hipócrita con mayúscula. Él me ve y se lanza a abrazarme, me rodea con sus brazos y respira en mi hombro.

—Que nervios —susurra.

—No te preocupes, aquí estoy yo. Siempre estaré aquí para ti...

—Lo sé Lia —Sigue entre mis brazos.

—Te amo —Abracé con fuerza su cuello, se sentía bien.

—Yo-Yo también —Inmediatamente se apartó de mí mirando extrañado. Frunci mis labios y actué como si nada.

Pinta una sonrisa pícara en su rostro y muestra sus perfectos y blancos dientes— ¿Iremos juntos? —Pregunta.

—Claro —contesté desenvolviendo un chocolate que encontré en la mesita de él.

¿En qué líos te metes Lia?

A pesar de todo siempre respondo con una sonrisa, a pesar que esto me esté matando por dentro. Creo que no estoy acostumbrada a que alguien más este alrededor de Josh. No sé cuándo le diré que estoy embarazada, pero estoy segura que no será hoy.

 

Enciendo el radio del auto y Josh enciende el aire acondicionado. Se siente tan placentero escuchar las canciones contry que Josh siempre escucha en secreto. Jugueteo con mis dedos y tarareo la canción que suena. Él solo me ve y ríe con su camanance. Me pregunto que pasará por su cabeza. ¿Pensará en mí?

No pensé bien el hecho de tener que venir con él para traer a su novia. Nao sé cómo vaya a reaccionar ella. Aunque Josh me ha hablado maravillas de esa tipa, dudo que sea celosa. Pero tengo que mantener la distancia. A pesar que las mariposas que él me está causando últimamente no sean las mismas que él siente al hablar con ella. Yo siento esto hace tres días y él lleva sintiéndolas dos años: completamente superada.

A veces me pregunto: ¿Cómo me metí en este lío? Siento que él y yo nunca debimos conocernos, tenemos tantas cosas diferentes, él es todo lo antónimo a mí, pero dicen que polos opuestos se atraen. Al carajo todo, es mi amigo.

En el incómodo silencio que quedó luego de la primera canción se escucha una de mis canciones favoritas "Perfect, Ed Sheeran" ¡Creo que voy a morir! Josh me ve boquiabierta.

—Tu canción —señala con una sonrisa de lado.

—Lo sé —chillé como niña.

Baby, I'm dancing in the dark with you between my arms barefoot on the grass— Él empezó a cantar, acción que me enchinó la piel.

— found a love to carry more than just my secrets to carry love —continué yo.

Dejamos que el ambiente cambié a uno más suave. La canción perfect es perfecta.

— No, I don't deserve this you look perfect tonight —Cantó lo último. Esa parte es la más hermosa. Millones de cosquillas empiezan a revolotear en mis tripas. Parecen bichos saltarines invadiéndome. ¿Será que es parte del embarazo?



Marín Walker

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar