¡solo en mis Sueños!

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

¡No Puede ser EL!!!

—¿Eres lindo, porque no te dejas ver?  —le pregunto mi chico, mientras él me tiene abraza de espaldas, viendo el maravilloso ocaso que nos proporciona nuestra vista y el cielo, tan bello junto a él.

—Pues…porque luego se acabaría le magia en nosotros — me dice mientras me besa la coronilla —y pues porque ya me conoces, solo que no lo sabes. —me responde mientras más me abraza. Me siento tan a gusto con el que no quisiera despertar nunca, si, otra vez estoy soñándolo es raro, pero me gusta.  Hay algo que me ha dicho que me ha dejado descolocada con algo de curiosidad me atrevo a preguntarle lo que quiero saber.

— Como es eso de que ya te conozco? — le pregunto mientras me vuelvo acomodar en su pecho.

—Sí, así es tu ya me conoces, solo que no te has dado cuenta — me dice así, si nada más con una tranquilidad que me inquieta por saber más de lo que me acaba de decir.

— Por favor dímelo… quisiera poder conocerte… y verte el rostro, llevo soñando contigo por más de 3 meses, — le digo haciendo un pequeño puchero, que sé que el realmente no lo está viendo — es siquiera todo el tiempo que estuve de vacaciones y ahora igual — solo escucho su risa tan melodiosa para mis oídos. Esto es frustrante de verdad.

— Realmente me quieres conocer? — me pregunta parando de reírse. Pero que pregunta más obvia me está haciendo, claro que sí, le diré que sí.

— ¿Pues sí, ahora te me revelaras? — le digo mientras me voy alistando para poder levantarme del césped.

Bien llego el momento que tanto he esperado, poco a poco nos vamos levantando los dos, yo por mi pate le doy su tiempo de arreglarse la ropa y sacudirse de la tierra que se ha quedado en nuestra ropa, yo hago lo mismo que el No le puedo ver la cara ya que todavía lleva la capucha puesta sobre su cabeza. Cuando ya estamos listos ambos él se acerca lentamente a mí y me da un beso tan cálido y lleno de sentimientos en la frente.

Se posiciona delante de mí y me dice lo siguiente,

— Cuando sepas en realidad quien soy, espero no te arrepientas de esto —me lo dice con una voz que delata algo de miedo en ella, me siento mal por haberlo presionado. Pero ya no puedo con la intriga, me cuesta tanto, así que es ahora o nunca.

—Descuida, no lo hare — trato de tenga seguridad de que no lo alejare de mí.

Esta bien, comenzare…

Lentamente se va sacando la capucha, y puedo ver como su cabello chocolate le cae sobre su frente, sus ojos tan lindos de un café claro, los cuales se me hacen conocidos, sus rasgos suaves, pero a la vez le da tanta masculinidad en ellos, y ahora comprendo sus palabras, No puede ser EL.

Es nada más y nada menos que Sebastián, no me lo puedo creer.

Estoy totalmente confundida tantas veces soñando con él, siempre con él, todos los días, y resulta ser el, veo como intenta hablar, pero no le escucho porque lo siguiente que escucho es mi alarma, y vaya que ahorita si quiero levantarme de este sueño, poco a poco todo se distorsiona y comienzo a abrir mis ojos, con mucho esfuerzo los abro totalmente y me siento en el borde de mi cama mirando a la nada

 

***********

Mi día después de la pequeña revelación que me dio a conocer Sebastián en mis sueños, fue una jodida mierda; ya que después de eso llegue tarde a clases, tuve una fuerte discusión con los imbéciles de mis amigos, todo por el estúpido mensaje que me había llegado la noche de ayer, en la cual hago énfasis de que los mande a la mierda un sin número de veces por aquello, los insulte como si tuviera un diccionario de infinidades de palabrotas malas en él, bueno sin contar que me sacaron de aula por gritar como una fiera histérica, enserio fue mi pero día, lo bueno es que pese a todo no vi a Sebastián por ningún lado y eso ya es algo bueno, ya que no lo quería ver después del “fabuloso” sueño que he tenido con él.

Me dirijo como todos los días a mi parada de bus, pensando en todo lo sucedido del día de hoy, me siento cansada física y emocionalmente de pensar en todo esto, así que lo que hare al llegar a mi casa será comer, ducharme, dormir (muchas horas), levantarme e ir a joder a mi mejor amiga a su casa.

Llego a casa y dejo mi bolso tirado en el piso de la sala, veo que aun nadie llega asi que me caliento la comida en el microondas ya que mi madre me ha dejado la comida tapada.

El transcurso de mi tarde es tranquila ya que no tengo mucho que hacer de deberes, comienzo a guardar todo lo que he utilizado en mi bolso para poder irme donde mi amiga, mañana será otro día así que me tocara repasar un poco más tarde para la lección de mañana.



Your_Moon, NaNi

Editado: 18.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar