Solo un sueño

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Cuatro

Ya habíamos terminado el cuadre de caja y estábamos esperando a los chicos que cuadren stock para salir en grupo de minimarket.

  • Ha pasado año y medio desde que la ex fea sale con Anthony, y no se te ve contenta – dice Úrsula moviendo en negativo su cabeza desde su caja.
  •  ¡Obvio! Que no estoy contenta pongo mis codos sobre la registradora.
  • Pero ¿Por qué?, acaso ¿no era lo que querías?
  • Sí, pero…
  • Pero… ¡¿qué?! – pregunta alzando su voz.
  • Estoy celosa
  • ¿Celosa? Vaya, vaya – sonríe mofándose de mí.
  • No te burles… sí, estoy celosa cada que me cuenta lo súper enamorada que está de Anthony me vuelvo loca… ¡loca! – me cojo el cabello que por cierto es color castaño y corto.
  • ¿Loca?... ¿se puede estar más loca, de lo que eres? – entrecierra los ojos -  y no me burlo Mía, solo que era obvio que él se interesara en Emma, como te dije ella es una buena persona y ahora también es agradable a la vista, gracias a ¿Quién? – me mira con sus ojotes.
  • No me lo recuerdes, ¡¿está bien?! – hago puchero.
  • En realidad… ¿qué creías que iba  a pasar?
  • Bueno…
  • Te diré que esperabas… - me interrumpe, sale de su caja y se coloca frente a mí -  esperabas, que le pasara lo mismo que a tu hermana y que ella vendría llorando a tus brazos y al consolarla se enamoraría de ti. ¿verdad?
  • ¡Claro que no! – me levanto de golpe de la silla -  Lo que le pasó a Claudia fue fatal, confió en quien se suponía era su pareja, estuvo con él un año… ¡un año! – muestro mi dedo índice – incluso el muy idiota le pidió matrimonio y que consiguió… inseguridades, desconsideraciones, decepciones y la negación ante su familia.

Claudia es mi hermana menor estuvo viviendo conmigo hace tres años y medio atrás en la casa de doña Antonieta, ella estaba estudiando diseño de interiores y se enamoró del idiota, ellos empezaron a salir a escondidas hasta que ocho meses después los descubrí, le partí la cara a ese ¡hijo de la mala vida! por estar con ella pero mi hermana no lo defendió, me dijo que le había propuesto matrimonio, me enseñó el anillo y todo, yo sabía que ese imbécil no era lo que decían todas, lo presentía.  Muy a mi pesar y por todo lo que Claudia me contaba y él me decía acepte su noviazgo e incluso tontamente intercedí por ellos ante mi familia para que aceptaran su noviazgo puesto mi hermana era muy joven (18 años). Un día que estábamos reunidos en la casa de Úrsula tocaron bruscamente la puerta eran la madre y tía del idiota pidiendo ver a la supuesta novia de su hijo, cuando mi hermana dio la cara, le insultaron y golpearon sin razón aparente, el idiota estaba con nosotras y cuando hice que aclarara las cosas, él negó a su familia que tuviera algo con mi hermana que solo era un pasatiempo, me detuve a partirle la cara una vez más porque doña Antonieta estaba sosteniéndome, mi hermana no pudo soportar tanto dolor que perdió la cordura a consecuencia de aquel incidente, después de eso fui a buscarlo y encararlo, preguntarle si era por miedo a su familia  que negaba a mi hermana que si era así podía ayudarlos, pero lo vi besuqueándose con otra chica y le saque el alma a golpes, termine denunciada y al salir de la carceleta, regresamos al norte con mi hermana. Felizmente ahora Claudia está mejor y sigue estudiando lo que le gusta y ya superó al imbécil, pero vaya que costo muchas terapias.

  • Y esperabas que le pase lo mismo a la ex fea.
  •  ¡Claro que no Úrsula! A Emma no le pasará lo mismo, ella no  es una chibola como mi hermana para que no darse cuenta como es ese idiota.
  • Entonces al parecer ese “idiota” ha cambiado – se cruza de brazos.
  • Ese tipo de personas no cambian Úrsula, ¡por favor!
  • ¿No ha cambiado? ¿entonces? Algo pasa porque ya llevan año y medio juntos.
  • Está actuando… ¡eso! – chasqueo los dedos -  Está actuando.
  • Basta Mia, - se suelta los brazos -  ya basta, acepta que el idiota se enamoró de Emma y tú tienes que estar feliz por ella.
  • Sí creo que tienes razón, - vuelvo a sentarme - las personas tienen derecho a cambiar ¿verdad?
  • Pues sí, muy a tu pesar – sonríe con un gesto de tristeza.
  •  Estoy enamorada de ella, Úrsula  ¿Qué hago? – salgo de mi caja para ponerme frente a mi amiga -  Día a día me enamoro más de Emma… ¿Qué hago?
  • Nada, eso es lo que tienes que hacer… ¡Nada! – me toma los dos brazos.
  • Pero cada día que la veo, me enamoro más, cada que hablo con ella, me enamoro más, cada que sonríe, cada que calla, cuando duerme, cuando sale de la ducha….todo de ella me enamora… ¿entiendes? – ella asiente
  • Creo que lo que debes de hacer es alejarte de ella.
  • ¿¡Qué!? – me suelto de su toma -  ¿¡estas bromeando!? ¿verdad?
  • No, - mueve negativamente la cabeza -  no bromeo, te estás haciendo daño y esto puede llegar a convertirse en una obsesión  y sabes que eso es malo ¿cierto? – busca mi mirada.
  • Sí sé que obsesionarse  es malo Úrsula, claro que lo sé – hago un gesto de desagrado.
  • Entonces toma en consideración lo que te digo, ya conseguiste lo que querías que era que Anthony se fijara en ella, ya llevan buen tiempo juntos, así que tu “trabajo” está hecho. No tienes nada que hacer estando tan junto a Emma, puedes ser su amiga pero de lejos…
  • ¿De lejos? Sí, tienes razón, - la punto con mi dedo índice -  me cambiaré de habitación, - coloco mi dedo como si tuviera una idea -  al menos no estaremos tan juntas – pongo mis dos manos mirando al cielo en señal de obvio.
  • ¿¡De habitación!? ¡uy, Qué lejos! – rueda los ojos.
  • ¿Entonces? ¿Qué hago?
  • Bueno… recuerdas a mi tía ¿Irma? – dice mi amiga haciéndome un ademán para salir de la tienda puesto los chicos se estaban demorando.
  • Sí, claro que la recuerdo. – salimos del lugar y caminamos hacía la parada de bus -  Qué pasa con ella.
  • Ella viajará a España a visitar a su hija y me había pedido que cuide su casa, que tal si lo haces tú, estará por allá casi dos años, así te alejarías más de Emma y solo la verías  en el minimarket.  ¿Qué dices?
  • No sé, en verdad no sé qué decirte – seguíamos caminando.



April Ge

#4316 en Joven Adulto
#8518 en Otros
#1235 en Humor

En el texto hay: hermanos, locura y amor

Editado: 06.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar