Sombras De La Noche

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 11

Entre adentro secandome las lagrimas que ya corrían por mis mejillas y cuando fui hacia el comedor y levante la cabeza me lleve una sorpresa al ver un bolso de viaje sobre la mesa y luego vi a mi hermano sentado en una de las sillas de allí con un codo recostado sobre la mesa, mirandome sorprendido.

 

—¿ Alerico ? —dije al levantar las cejas porque no esperaba verlo adentro de la casa y es mas pense que nunca mas lo vería.

 

—Vaya que has crecido... la ultima vez que te vi, eras una niña y ya por un momento casi ni te reconozco.

 

—Bueno, tu también haz cambiado mucho —dije cuando me se acerque para darnos un cálido y fuerte abrazo —¿ y que te paso ? ¿ ahora te vas a dejar crecer la barba ? —dije cuando el se aparto de mi y enseguida se llevo la mano a la cara donde una incipiente barba asomaba.

 

—No, y me hiciste acordar que tengo que afeitarme —camino hacia un costado y luego miro hacia la ventana que estaba con la cortina corridas.

 

—Y el del convertible... ¿ era tu novio ? —al parecer me había visto llegar por la ventana.

 

—No, el... es un amigo. Mi novio se llama Tyler.

 

—¿ Tyler Preston ?

 

—Si, ¿ te acuerdas de el ?

 

—Si, si desde chicos siempre fueron muy unidos y yo siempre aposte a que ustedes algun dia terminarian juntos, se querian mucho y eso era obvio.

 

—Y  hasta hoy en dia sigue siendo asi —el se quedo pensativo.

 

—Y tu amigo... el del convertible ¿ como se llama ?

 

—¿ Como es esto ? apenas llegas y ya me estas atacando con preguntas —dije riendome.

 

—¡ Disculpame ! es que me dio curiosidad, es que apenas lo vi desde la ventana le vi  parecido  a alguien que conozco por eso te lo pregunto.

 

—Se llama Drago... ¿  conoces a alguien con ese nombre ?

 

—¿ Schneider ? —ok ¿ por que todo el mundo parecia conocerlo menos yo ?

 

—Si —su cara cambio drásticamente al pasar por todos los estados de ánimos hasta que respiro hondo y volvió a la normalidad —el fue o sigue siendo un viejo amigo mio, porque ahora no estoy tan seguro de ello, Con Drago a veces todo es complicado y por eso mismo creo que deberias cuidarte y no confiar tanto en el.

 

—¿ Que quieres decir con eso ?

 

—Es un vampiro y el no se caracteriza principalmente por ser alguien bueno... Ademas, te llevo con Ray y el casi te mata si no fuera porque la tia te fue a buscar y como seguro Drago no quiso quedar tan mal con nosotros, al final te salvo.

 

—Se que lo hiso para intentar salvar la vida de su tio a quien Ray tenia como rehen.

 

—Como sea, ten en cuenta que eso solo pudo haber sido una excusa.

 

—¿ Y tu como te enteraste de todo eso ? seguro que la tia ya te lo conto todo.

 

—No, Maricela me llamo y me puso al tanto. Ademas de que te dije que ya conozco a Drago —no sabia que pensar de Maricela y de la profesora Benson que no paraban de informarle cosas a mi familia a pesar de que era verdad todo lo que decían, a mi me molestaba, que acaso ¿ no tenian nada mejor que comentar con mi familia ? y en cuanto a la supuesta amistad que tenia mi hermano con Drago no me sorprendía, porque si mi tia, tenia un romance a escondidas con Nicholas, el seguro ya lo sabia y por eso fue que conoció a Drago y fueron amigos.

 

—Bueno, ahora ¿ te puedo pedir una cosa ? —dejo de mirar la pantalla de su teléfono, lo dejo sobre la mesa y luego me miro atento.

 

—Si, dime.

 

—Cuando la tía vuelva del trabajo por favor no le cuentes que eh llegado tarde y menos que me trajo Drago... —el se rio haciéndome una mueca.

 

—Esta bien, no lo haré.

 

—Gracias... y cambiando de tema ¿ te enteraste lo que le paso a Maricela ?

 

—Si, justo venia hablando con ella al teléfono y cuando escuche un golpe y que la llamada se corto, enseguida le llame a Zendaya para que fuera a verla y me vine para acá. Se que esta internada, asi que mañana iré a verla... —dijo preocupado. Maricela era diez años mayor que el y a pesar de eso siempre habían sido muy buenos amigos pero mi tia y yo siempre pensamos que algo mas había entre ellos dos aunque ellos nunca lo quisieron aceptar y justo en ese momento mi tía, llego con su patrulla.

 

—Bueno, llego la jefa... —dijo Alerico y no se porque creo que el pensaba que recibiría un reto de ella por no venir a vernos durante cinco largos años y al final no estaba muy equivocado porque hasta yo tenia ganas de reprocharle en la cara porque el era el único hermano que tenia, aparte de Julinda que para mi era mas una hermanita que primita.

 

—Buenas noches... —dijo mi tía al entrar con Julinda que traía consigo a su muñeca y en cuanto mi tía vio a Alerico se le quedo viendo sorprendida —pensé que nunca mas volvería a verte mas por aqui.



M. R. Medina

#2195 en Fantasía
#1064 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, romance, brujas

Editado: 12.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar