Somos leyendas de sangre

Tamaño de fuente: - +

capitulo 34

 

Caner.

Yo aquí soy una blanca paloma, esta vez juro que no hice nada, nada más que reírme, pero bueno. Ahora estoy de niñero de Aurora junto a Graco porque Ofiuco se enojó con nosotros, ¿pueden creerlo? Se enojó porque me reí de lo estúpido de la situación. Les cuento para que se enteren.

La cosa es así, me había despertado como siempre a las 4am para quedarme mirando el horizonte o mejor dicho a la nada cuando decido despertarme y escucho ruido afuera, me preguntaba quién era a esa hora ya que nadie está despierto por ser muy temprano, menos yo que me pongo a entrenar a esa hora. Salgo con la interrogante reflejada en mi cara a ver quién es el causante de tanto alboroto. Veo a una Aurora gritando cuando de repente, muy estúpidamente se cae, y digo estúpidamente porque fue de la nada y se fue de cara al piso. ¿Qué hago yo? Reírme, les juro que fue sin intención alguna, que fue sin querer herirlo, pero aunque aun no entiendo en que momento pase a herirla.

El punto es que de la noche a la mañana mi sobrina estaba llorando como desesperada, lo que hizo que la mitad de los Z se despertaran, hasta hizo que Graco llegara desde el bajo mundo enojado porque hicieron llorar a su sobrina, traducido, recibí una buena cantidad de golpes, suaves por cierto, pero igualmente molestos por parte de los que estaban despierto. En fin, la niña hizo que se fuera al carajo mi hora de entrenamiento. Ofiuco que vio todo me dio un buen golpe en la nuca para después decirme que te toca de niñero de la nena simplemente por reírme, ahora fue el turno de Graco de reírse y como decisión lo mandan con la misma misión que yo, cuidarla. Ahora ni reírse se puede en este lugar.

- ¿Cuánto más vamos a tener que vigilas que esta niña no haga ninguna locura?- miro a Graco y encojo los hombros, que voy a saber yo. la puerta se abre y escucho unos tacones entrar, no hay que ser inteligente para saber quién es, si es la única que ocupa tacones en todo este lugar.

- ¡Qué bueno que llegaste!-

- No les ha justo reírse, Caner, ahí está su lección, si ya la aprendieron, pueden irse-

Les juro que no sé cuál de los dos salió corriendo más rápido, pero chocamos en la puerta, uno empujo al otro y como pudimos salimos de la pieza de Ofiuco en donde estaba esa pequeña engendro del mal que juega diabólicamente con sus muñecas. Bueno, creo que me pase un poco, pero esa niña hizo que nos castigaran a propósito y eso no se lo voy a perdonar, no por lo menos en un buen tiempo. Cuando empiezo a descender la velocidad me topo con Leo que está hablando con Graco que fue el primero en salir, no le tomo importancia a la conversación y sigo caminando como si nada hasta que me topo de frente a Gema, mierda, era lo último que quería, llámenme cobarde pero hoy no quería enfrentarme a ella.

- Caner-

La paso de largo y les prometo que escuche su corazón romperse en dos, me dirijo a la cocina donde todos están a la espero que el Reyr (Rey en Dracter) y la Reyra se dignen a aparecer. Cuando llego una conversación en específico me llama la atención, no me volteo por lo que no se los movimientos pero si se quienes hablan, se las relato:

- ¿Qué te paso en el brazo, Nyox?

- Nada, ¿por?-

- Es raro que tengas un vestido manga larga si no es invierno u otoño-

- Ah, es que hoy tenía un poco de frío, Gema tranquila-

- ¿Segura?-

- Segurísima- me acerco a Nyox y le agarró del brazo parándola de su asiento haciéndola caminar al frente de la sala siendo el centro de todas las miradas- ¡¿pero a ti que es lo que te pasa?!-

- Muéstranos tu brazo-

- Claro que no-

- Estoy segura que no tienes nada que esconder, Nyox-

- No es tan fácil, Trixy- la miro, ella también tiene las dichosas marcas sin autorización y lo peor de todo es que huele a As, no hay que ser muy inteligente para saber qué fue lo que paso aquí.

- Ponte de pie- le ordeno a lo que ella de inmediato lo hace- adelante con Nyox-

- ¿Qué es lo que piensas hacer, Caner?- escucho que habla As.

- ¿Qué es lo que pasa aquí?- Leo, junto con Graco apoyados en el marco de la puerta miran a Ofiuco que me mira interrogante con Aurora en brazos.

-pasa, querida hermana, que estas dos niñas fueron marcadas y con una de ellas se consumó el matrimonio sin consentimiento alguno de ustedes-

- ¿Tienes pruebas, Caner?- me acerco a Nyox y sin que se lo esperen, sin que yo me lo espere me encuentro con las marcas del alma gemela.

¿Cuáles son esas dichosas marcas? Se tratan de las cinco marcas que tiene el hombre a lo largo de toda la espalda ellas la tienen en un sector del cuerpo, en el caso de Nyox es en el brazo derecho.

- Por esto no quería mostrarlas, son demasiadas a diferencia de Esmeralda- y sale corriendo.

- Te pasaste, Caner- me dice Corpion para salir detrás de ella pero es detenido por Leo.

-déjame ir, Leo- el nombrado no se mueve pero si da la siguiente orden:

- Se quedan todos los Z, todos los demás fuera- yo de cierta manera estoy feliz. Las chicas salen corriendo, imagina que van detrás de Nyox.



Hanna

#52 en Ciencia ficción
#361 en Fantasía
#227 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: peleas, leo y ofiuco

Editado: 04.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar