Sonrie, Es Solo Una Broma

Tamaño de fuente: - +

Capitulo II: Jugar con fuego

CAPITULO II

 

ANDREW

Me desperte una hora antes para poder estar temprano en el instituto y así esperar a papá, él no había llegado a casa ayer, por lo cual no pude preguntarle por qué no me comentó nada sobre el regreso del imbécil de Alexander, aún me costaba creer que ese renacuajo volvió después de haberse ido sin decir nada, en serio necesitaba tenerlo controlado, había vuelto distinto y eso no me convenía a mi o a alguien de mis amigos.

De pronto la puerta de la oficina de mi papá se abrió y pude ver como entraba a la habitación.

 

–¿Qué haces aquí Andrew? –Mi relación con mi papá era algo realmente complicado, no es como que hubiese muchos sentimientos de por medio, pero no era algo que me importase.

 

–Solo quería pasar a saludarte, ya que ayer no llegaste a casa –Últimamente pasaba muchas noches fuera de casa, no sería algo extraño que se estuviera acostando con alguien.

 

–¿Me estás reprochando algo?, porque creo que ya estás lo suficientemente grandecito para quedarte solo en casa –Y ahí estaba, su actitud irritante y despreocupada hacia mí, como dije no era algo que me importara.

 

–Por supuesto que no, si estoy aquí es solo para saber el porque me ocultaste que Alexander Antario regresó al instituto –Él toma asiento en la silla detrás de sus escritorio y me mira con seriedad juntando sus manos frente a su cara.

 

–¿Y desde cuando tengo que informarte sobre las cosas que pasan en mi trabajo? –Lo miro con seriedad, necesito que entienda que solo quiero saber las razones por la cual Alexander volvió, no necesito nada más de él, después de un suspiro por parte de suya, se reclina sobre su silla. –Su madre solo me dijo que el tío con el cual estaba viviendo obtuvo un trabajo en el extranjero y por eso Alexander tuvo que regresar a vivir aquí, él no estaba de acuerdo con la situación, pero no tuvo otra opción más que regresar –Estoy muy concentrado en cada palabra que sale de la boca de mi papá, y si era cierta esa historia tendría menos preocupaciones de las que pensé.

 

–Está bien, muchas gracias por tu ayuda –Doy media vuelta para dirigirme hacia la puerta decidido a retirarme cuando mi papá me detiene.

 

–Andrew, si no quieres encontrar algo que te perturbe será mejor que dejes de buscar, que el regreso de Alexander Antario no te haga desviarte de tu camino, es tu último año y necesitas estar enfocado en otras cosas, como en tus estudios –Mi mano aún se encuentra en la perilla de la puerta dándole la espalda a mi papá, solo escuchando sus palabras –Deja a ese chico en paz de una buena vez –Sus palabras son claras y directas, muy pocas veces usaba ese tono así que entiendo que no estaba jugando.

Sin decir nada giro la perilla y salgo de su oficina para dirigirme a clase, pero antes debía calmar las molestias de los chicos, así que tomo mi móvil y comienzo a escribir, “No hay peligro, el Maldestro no es una amenaza”.

Guardo mi móvil y continuo mi camino hacia mi primera clase esperando no encontrarme con Alexander, a pesar de la historia de mi papá hay algo que no me hacía confiarme de él, quizá solo era la paranoia y debía tomar las palabras de mi papá, y no dejar que su presencia me altere, tengo cosas mucho más importantes de las cuales ocuparme.

 

👀👀👀

 

ALEXANDER

 

Era el segundo día de clases y tenía la esperanza que las miradas y los comentarios sobre mí ya se acabaran, pero creo que eso no pasaría, al menos no hoy.

 

Estoy caminando hacia mi primer salón de clases, en este momento me siento como uno de los animales del zoológico, observado por demasiadas personas, es gracioso que hace algunos años nadie notara mi presencia y ahora soy uno de los temas de conversación preferidos, pero tengo la certeza que dentro de unas semanas todo se calmaría, al menos hasta que esté listo para empezar a agitar las cosas.

 

Después de mi ataque de ayer le prometí a Chiara que tomaría cartas en el asunto y me encargaría de la realeza del instituto, pero por ahora sólo quiero adaptarme de nuevo a este lugar, no podía comenzar ahora, sería muy evidente que cosas sucedieran después de mi llegada.

Llego a mi primera clase, es filosofía, y al entrar veo a Eliza sentada en las sillas de enfrente, al hacer contacto visual nos sonreímos mutuamente.



LeoSolarion

#1872 en Thriller
#1056 en Misterio
#2511 en Joven Adulto

En el texto hay: relaciones, misterio y drama, bromas y venganza

Editado: 27.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar