Sophia © // Sus ojos vieron más de lo que deberían.

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO III

La Mancha De Jalea

 

El amistoso policía hizo un par de preguntas más. Y si bien no me ponían incomoda, no tenía ánimos de seguir hablando.

 

__ Sophi, ¿Cómo te hiciste esas marcas en las rodillas? -El hombre me miró inalterable.-

__ Soy muy torpe. Suelo caerme seguido.

__ Sophi necesito saber todo. Solo así podré ayudarte. -dijo para que sonara amplia la palabra "todo"-

__ No quiero hablar de eso. Ahora que mi tía no está, él será más intolerante conmigo.

__ ¿Hablas de tu tío Mike? ¿Él te hizo eso? -Asentí mirando hacia el piso despacio.

__ ¿Quieres contarme un poco más?

__ Mi tía le dice que pare, ella no quiere que deje marcas, pero mi piel es muy sensible, una vez jugando con una resortera me golpeé en un brazo. El color morado me duró toda una semana. Mamá decía que mi piel es delicada como una mariposa. ¿Sabía usted que las mariposas son muy delicadas?

__ ¿Cómo lo hizo Sophi?

__ En la habitación de los clavos. No me gusta esa habitación. Huele rancio.

El policía me sonrió con dificultad y cerrando su libreta en donde garabateaba, se reunió con más policías que sin disimulo alguno miraban de reojo para todos lados.

¿Estaré en problemas? Yo y mi boca...

 

Los policías me veían de lejos mientras hablaban entre ellos y me saludaban tan amablemente. Era bueno no ser el culpable. ¿Ellos no saludarían a quien lo había hecho con tanta simpatía, o sí?

Uno de ellos se acercó a mí, el mismo quién antes me había interrogado.

 

__ Sophi. ¿Te gustaría quedarte en mi casa hoy?

__ ¿Qué? No puedo aceptar cosas de un extraño.

__ Es tan solo hasta que demos con algún pariente cercano. No pudimos hallar a tu tío aún y podría ser un problem. Tan solo serán unos días. Y no soy técnicamente familia. Así que creo estaré a salvo. ¿No te parece? 

__ Tienes razón. Los policías son muy inteligentes.

__ Antes de ir a casa te llevaré con el Dr. Miller. Él dice que hoy es día de su consulta. Y personalmente creo que te hará bien hablar con él.

__ Por qué? El traerá de vuelta a mis padres? -Estaba molesta. Todo el mundo se creía con el derecho de decirme que me haría bien y que no. Pero nadie me lo consultaba.-

__ Lo siento Sophi. Sabes que no es así

Y con su mirada baja y un suspiro de mi parte me limité a dejar de protestar. Se me estaba haciendo costumbre.

A mamá le hubiera gustado.

 

------------------------------------------------------------------------------------------

 

El señor Clain era un policía amable. Me caía bien. Yo lo observaba en detalle desde el asiento del copiloto mientras conducía con paciencia hacia el consultorio.

Recordé a papá llevándome el primer día a la escuela. Ya había olvidado mucho de aquél tiempo.

Parecía tan lejano...

__ ¿Qué tienes?  ¿Te duele algo?

__ No. Los analgésicos hicieron su trabajo como correspondía, apenas puedo sentir mi propio tacto. -Volteé mis ojos y el policía sonrió por mi exageración.-

__ Es normal que te sientas a la defensiva todo el tiempo Sophi. Lamento lo que pasaste.

__ Si, bueno. No fue tan malo. Podía ver las caricaturas siempre que quería. Mamá nunca me hubiera dejado.

__ Se que debió ser peor de lo que me cuentas. Y por eso creí que te haría bien venir aquí hoy. -Dijo al moderar la velocidad del coche hasta parar frente al consultorio del Psiquiatra. -

__ Gracias.

__ Vendré en una hora a buscarte. -Asentí y caminé despacio hacia la puerta.-

El Dr. Miller me esperaba dentro con su particular seriedad que incomodaba. Pero nos habíamos casi que hecho amigos cuando le regalé la flor.

__ Buenos días Srta. Anderson.

__ Buenos. -dije en tono burlesco-

__ ¿Cómo te sientes? -preguntó invitándome con su mano a recostarme en el incómodo sofá que ya llevaba la forma de mi torso hundida como glaciar en el mar -

__ Normal. No recuerdo nada más desde la última vez que nos vimos.

__ Sophia. La última vez que nos vimos no llevabas esos moretones en las piernas.

__ De hecho sí. Fue por su culpa.

__ ¿De quién? ¿Tu tía? -Negué con la cabeza-

__ Es culpa de Tara. Ella siempre hace que me golpeen. Dice que robo sus muñecas y vestidos. Pero no es así. Ella las esconde. La vi hacerlo una vez.

__ ¿Quién te golpeó?

__ Mike.

__ ¿Tu tío Mike? -Asentí tragando saliva-

__ ¿Cómo lo hacía?

__ Hay una habitación en la casa, casi no te das cuenta que existe si no observas con cuidado. Huele a podrido, seguro algún animal se encuentra allí, muerto. Huele a herrumbre y roña. Hay clavos. Por todos lados hay clavos allí. Raro que no tenga tétanos o algo así.

__ Tétanos?

__ Me gusta leer. - Me encogí de hombros.-

__ Sophia...

__ Al principio no lo hacían. Pero golpear es adictivo y pasó de una bofetada a tomar lo primero que se cruzaba por su camino y golpear con ello. Mi tía fingía no ver lo que ocurría, pero ella alimentaba su enfado, aunque luego era difícil pararle.

__ ¿Por qué tus rodillas están tan dañadas?

__ Me hizo arrodillarme.

__ Que más te hizo hacer, Sophia...

__ El solo decía que debía aguantar. Y me hacía arrodillarme en maíz con una enciclopedia en cada mano. Estaba oscuro y tenía sueño. Pero él repetía que si se me caía tan solo una, me golpearía hasta dejarme irreconocible y luego me daría de comer a los perros salvajes.

__ ¿Por qué nunca me dijiste nada de esto Sophia?, llevamos ya dos semanas y media de consulta.

__ No lo sé.

__ Me enteré que volviste a ver una fea situación ¿cómo te sientes con respecto a eso?

__ ¿Habla de Mason y la tía Darla? ...no me acuerdo de sus rostros idos, si es lo que pregunta.

__ ¿Cómo te sientes al saber que ya no están?



GiirlGreen

Editado: 09.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar