Sophia © // Sus ojos vieron más de lo que deberían.

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO VI

Casa De Muñecas.

 

 

Desperté.

El Sr. Clain ya no estaba a mi lado, y del cuento de Lewis Carroll tan solo quedaba el eco en mi mente. Mi estómago sonó hambriento y fregué mis ojos con el afán de quitar la pereza.

Por primera vez en mucho tiempo no despertaba sacudida por un mal sueño. Me había olvidado que se sentía despertar así.

Caminé hasta el comedor y para mi asombro el Sr. Clain estaba sentado en la descuidada - oxidada - silla; con un café a medio tomar sobre la mesa, cual chimenea en invierno. Y un cigarrillo que poco a poco consumía el aire más que él.

__Buen día. -susurré audible dando un paso más y sacando de sus pensamientos al abstraído policía -

__Buenos! -se giró -¿Tienes hambre?

Asentí.

__ ¿Qué haces aquí a esta hora?.

__ Pensando. -Resumió y volvió a inhalar el humo.-

__ ¿Qué lo tiene tan ido? -el me observó y sonrió sonoramente-

__ Desayunemos. -Y sirviéndome un gran plato de avena continuó hablando.- De hecho. Estoy aún en casa, porque debo llevarte a la seccional. Te harán un par de preguntas sobre lo que viste, Sophi.

__ Está bien.

__ No te incomoda?

__ Creo que estoy acostumbrada ya a que me hagan preguntas.

__ Creo que es algo triste.

Me encogí de hombros.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

Terminé mi desayuno en silencio. Un silencio incomodo, pero familiar.

Me vestí y fuimos juntos a la - nada estimada - comisaría. Aquello era como una convención de disfraces, sin la mínima imaginación. Todos vestidos iguales y con las mismas caretas.

__Estarás sola por un momento, ¿Si? -Me miró el Sr. Clain esperando aprobación.-

Asentí.

__Hola Sophia. Mi nombre es Joseph, pero puedes decirme Joe.

__Yo soy Sophi.

__Bien Sophi. Sé que eres una niña inteligente. Así que te trataré como tal.-Dijo viéndome a los ojos al posicionarse a mi altura.- Tan solo te haré un par de preguntas. Okay?

Volví a asentir.

__Bien. -Y me tomó de la mano llevándome a una habitación; donde una mesa y dos sillas era prácticamente lo único que había.-

Soltó mi mano y me indicó que me sentara.

__Bien Sophi. Primero que nada quiero saber, ¿Sabes quién mató a tus padres?

__El Hombre del ojo.

__ ¿Sabes quién es?

__ No lo sé.

__ Pero antes, le dijiste al oficial Clain, que el hombre asesino de tus padres te quiere solo para él.

__ Eso es lo que pienso.

__ ¿Le temes a ese hombre?

__ No.

__ ¿Por qué? ¿Acaso lo conoces?

__ He dicho que no.

__ ¿Cuándo le viste?

__ No recuerdo bien lo que sucedió esa noche, el Dr. Miller dice que es normal que trate de bloquear las imágenes. Pero recuerdo verlo como una sombra pasando por la ventana del corredor para cuando abrí la puerta.

__ ¿Viste su cara? ¿La figura de un hombre? ¿O tan solo una sombra?

__ Él sonreía. Había sangre en sus dientes.

__ ¿Cómo sabes que era un hombre y no una mujer?

__ No lo sé. Es solo un sentimiento. -Terminé en susurro. La verdad es que tampoco estaba segura.-

__ ¿Lo viste también en casa de tus tíos?

Asentí.

__ Necesito que lo digas.

__ Sí. Lo vi.

__ ¿Cómo encontraste a tu tía, y tus dos primos?

__Vi a Mason en el piso junto a un trozo de pan de arroz. Mi tía estaba justo a su lado. Mason estaba decapitado, y la tía Darla tenia las tijeras de costura clavadas en la espalda. No vi a Tara en ninguna parte. Ella no estaba allí. Usted debería de saberlo. - ¿Por qué desconfiaban de mí? -

__ ¿Y dónde estaba tu tío Mike?

__ Durmiendo supongo, nadie se despertaba tan temprano nunca, no entiendo cómo es que estaban allí.

__ ¿A qué hora te levantaste y estimas que presionaste el botón de pánico?

__ No lo sé. ¿Las seis treinta quizá?

__ Eran Las nueve de la mañana cuando sonó la alarma proveniente de tu botón Sophia.

__ Imposible. –Negué-

__ Dices que no recuerdas nada Luego de las seis cuando dices que te despertaste?

__¿Cuando digo que me desperté?... ¿Acaso no me creen? Me levanté por el despertador, y cuando iba bajando las escaleras hacia el comedor vi al hombre pasar a mi lado y la escena en el piso. Mi tío Mike llegó en minutos y fue ahí que presioné el botón. No pudo ser a las nueve.

__ ¿Cómo eran tus días con tus tíos?

__ Normales.

__ Sophi. Tenemos expedientes de abuso de parte de tu tío Mike y de tu tía Darla, firmados por tu psiquiatra, el Dr. Miller.

Tragué saliva.

__ Sé que no es lindo admitirlo ni contar algo así pero... -no dejé que prosiguiera-



GiirlGreen

Editado: 09.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar