Sophia © // Sus ojos vieron más de lo que deberían.

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO VII

Dos asesinos.

 

Desperté.

Era una noche como aquella. El atronador ruido de la lluvia golpeando el techo y el vidrio de las ventanas; hacía que no se oyera nada más que eso.

Me levanté, sentía el frio piso en mis pies. Y la sensación de ya haber vivido esta escena, me revolvía el estómago.

Era el comedor de la casa del Sr. Clain ¿O era el largo y oscuro pasillo de mi casa?. No estaba segura.

Un rayo de luz rompió en la ventana y lo vi. ¿Qué hacía afuera de la casa mi padre ?

Todo quedó en penumbras por unos segundos, y la figura del hombre en la ventana ya no existía.

¿Era él? Él fue quién...

Otro rayo hizo temblar los cimientos de la pequeña casa. Irradiando luz.

La puerta de la habitación de mis padres estaba justo enfrente de mí. Tomé la perilla, y empuje la puerta hacia adentro.

Mi rostro.

Mi rostro estaba humedecido por las lágrimas que corrían presurosas de mis ojos. Mi visión estaba empañada.

No podía oír.

Mamá estaba tirada en el suelo, temblorosa. Mi padre le gritaba con fuerza, escupiendo saliva e insultos. Mis padres peleaban.

Jamás les había visto pelear. ¿Por qué los veía ahora?

La imagen se distorsionaba, y veía rojo. Por todos lados ROJO. ¿Qué podía hacer? ¿Cómo ayudaba?

 

Mamá lo siento... Papá perdóname...

 

Me sentía caliente. Mis manos estaban calientes.

Mis manos... ¿porque tenía sangre en mis manos?

__ Sophi, ¿qué haces? -Al igual que mis piernas delgadas y desnudas, mi voz salió temblorosa-

__ Sr. Clain... mis manos...hay sangre. Por todos lados hay sangre... -Pero él no veía lo que yo.-

El Sr. Clain caminó hasta donde estaba. Sentada en un rincón, en el suelo.

__ Tranquila. Solo fue un sueño. Debiste caminar dormida, eso es todo… -Dijo sosteniéndome en sus brazos cálidos, tratando de tranquilizarme-

¿Se lo contaría? ¿Cómo confiar en mi propia mente?

__ Lo siento. Yo no quise causar problemas.

__ ¿De qué hablas?

__ ¿Me sacarán de aquí verdad? No me dejarán quedarme aquí, contigo. -Sabía que algo malo estaba pasando por su reacción en la comisaría -

__ Sophi…

__ ¡Lo sabía! -Suspiré- ¿Quién será esta vez?  ¿Una abuela de la que nunca oí? -No quería irme.-

__No hemos encontrado ningún familiar todavía...-Sonrió de lado-

__Entonces de que hablaban...

Él continuó hablando.

__Bueno, los policías están algo frustrados, falta evidencia para encontrar al asesino que le hizo eso a tu familia; además, tu prima Tara está desaparecida, y esto podría tratarse de un secuestro. Todos estamos inciertos y buscamos respuestas. Y a veces somos un poco bruscos e insensibles con quien no tiene la culpa.

__ ¿Lo dices por las preguntas que me hicieron? -El asintió-

__Lo que viste era un policía enojado porque le pareció que no era forma de tratar una niña -Él sonrió al verme más calmada -

__Gracias. -Apoyé mi rostro en su hombro.-

¿Que era esto que sentía en mi pecho? Un dolor distinto al que estaba acostumbrada... era soportable y tibio.

__ ¿Quieres contarme? -Lo vi de reojo-

__ Mis padres...creo que cuando entré a la habitación ellos aún estaban vivos.

__ ¿De qué hablas?

__ Hace poco soñé con mi madre. Ella estaba sentada en el suelo llorando y agarrándose la cabeza como si escuchara un ruido molesto. Cuando me incliné a hablarle pude ver que tenía un ojo morado y el labio cortado e hinchado. Había sido golpeada. -El Sr. Clain me observó, y proseguí - En el sueño que tuve ahora; caminaba por el pasillo de casa y abría la puerta del cuarto de mis padres, aquella perilla que recordaba cubierta de sangre, estaba totalmente limpia. Y cuando abrí, mi madre estaba tirada en el piso, llorando y temblando mientras mi padre gritaba y la golpeaba.

__ ¿Dices que tu padre maltrataba a tu madre?

__ No estoy segura de sí es un sueño o un recuerdo.

__ Y no recuerdas alguna ocasión en donde pasara algo parecido o… -Negué-

__Los recuerdo felices. Mi madre trabajaba doble turno y estaba cansada pero mi padre la esperaba en casa con la cena pronta y sonreían... -Algo en mi dolía, como si lo que afirmaba -y estaba segura era cierto- traicionara mi corazón -

__Volvamos a dormir ¿si? Mañana es tu consulta con el Sr. Miller...quizá te sientas mejor después de ir.

Era típico de alguien a quien le incomodaban ciertos temas el derivarlos a alguien más. No lo culpaba.

Él no era mi familia.

El solo me cuidaba, porque era su trabajo hacerlo.

Yo era solo eso para él.



GiirlGreen

Editado: 09.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar