Spirits

Tamaño de fuente: - +

3.- Chain reaction

Los ángeles empiezan a bailar con

los demonios.

3.- Chain reaction

Chárlese:

Observo el pizarrón, pero la verdad es que no puedo concentrarme.

     Hace tres días que mi mejor amigo no viene a la universidad, mismo que no ha contestado mis llamadas ni mensajes.

Hoy iré a buscarlo, necesito saber si Liere está bien, o sí su pulmonía se agravo.

- Eso es todo por hoy –dice la maestra de literatura contemporánea.

      Me pongo de pie y salgo, saludando a las personas a mi paso. Llego a la parada de autobús, en la cual está el bus que me lleva a la casa de los Wolfestein.

     Abordo después de una señora de la tercera edad y voy al final; vuelvo a marcarle, sin éxito.

Después de media hora, llego a su casa.

     - Hola Chár, ¿cómo estás? –pregunta la señora Devoy cuando estoy por llegar a la casa de Cazpiel.

- Bien, ¿y usted señora Devoy? –pregunto un poco impaciente.

     - Muy bien, voy a casarme el mes que viene, ¿no te han comentado nada? –me mira con interés.

- No, pero felicidades –digo lo más amable que me es posible.

- Estas invitada, por supuesto –hace una ademan con la mano al tiempo que sonríe.

- Gracias –le sonrío con falsedad.

- De nada querida –sonríe regando sus flores.

- Tengo que irme, hace tres días que C no va a la universidad –digo a modo de excusa.

- Oh sí, es porque a Liere le dio pulmonía –dice llevándose el dedo a la barbilla.

- Sí, por eso he venido –digo dando dos pasos hacia la casa de mi amigo.

     - Bien, que te vaya bien querida –dice antes de volver a su jardín. Asiento y camino a la casa de C, para encontrarme con una camioneta blanca; que jamás había visto.

     Camino a la puerta y llamo varias veces, sin respuesta. Al décimo timbrazo, Cazpiel abre; la sorpresa plasmada en su rostro.

- ¿Qué haces aquí? –pregunta entre sorprendido y asustado.

     - Hola amiga, ¿cómo estás? Discúlpame por no contestar ni devolver tus llamadas, pero me he centrado en mi hermana –digo entrando en la casa.

- Este no es un buen momento para tu sarcasmo –dice a mi espalda.

- He venido a verte, y a Liere –digo cruzándome de brazos.

- Ella está mejor, así que ya puedes irte –dice sonriendo al tiempo que sostiene la puerta.

     - Cazpiel Ereel Wolfestein, ¿me estas corriendo? ¿A mí, tú mejor amiga? –pregunto indignada y molesta.

- No, es solo que –se detiene de forma abrupta al escuchar gritar a Liere.

     - Vamos –digo comenzando a correr; subo las escaleras tan rápido, y me sorprendo al no resbalar.

     Llego a la habitación de Liere; abro la puerta, para encontrarme con cuatro chicos, tres rodean la cama. Uno sostiene una biblia, y los otros dos, cruces.

Al instante sé lo que están haciendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Theron:

     La puerta se abre de forma inesperada dejándome ver a una chica: ojos verde esmeralda, cabello rojizo cereza corto, hasta los hombros; piel pálida, labios rosados, nariz respingada; de un metro sesenta y cinco.

     Ella observa con sorpresa lo que estamos haciendo, supongo que jamás ha visto un exorcismo.

Su rostro pasa de la sorpresa a la ira.

- ¿Qué demonios le están haciendo? –grita y la veo apretar los puños.

- Estamos expulsando este ente de su cuerpo –dice Korban volteando a verla.

     - Sé lo que es un exorcismo, y eso no fue lo que les pregunte; la respuesta a mi pregunta es que están matando a la chica, ¿qué no lo ven? –pregunta acercándose a mí.

- No te metas en esto, novata –dice Korban moviéndose de su posición.



Scarlett Elyse

#509 en Paranormal
#3317 en Fantasía
#1514 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: misterio, demonios, exorcismos

Editado: 27.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar