Sublevación.

Tamaño de fuente: - +

Cap 1

Los sueños persistían, eran muy reales. Sentía que no podía despertar hasta saber a dónde me llevaba esa mujer. Ella era de piel trigueña, cabello largo hasta las alturas de los glúteos de color castaño claro, medía 1.70 metros, no lograba ver su rostro. La agonía la invadía, su deseo de escapar era muy ansiado. Me decía que me calmara que todo estaría bien, limpiando las lágrimas de mi rostro decía que tenía que calmarme que todo pasaría. Todo sucedía tan rápido, no lograba distinguir a mi alrededor, solo veía muchos hombres con grandes armas persiguiéndonos; me cargaba en sus brazos y corría, no podía ver su rostro, era inconcluso, permanecía despierta mientras esas imágenes se reproducían una y otra vez en mi cabeza.

-Hope despierta, se hace tarde -  gritaba suavemente mi madre mientras se acercaba a mi habitación. Poco a poco  iba volviendo a la realidad. Mis latidos cardiacos se estabilizaban, recupere la noción del tiempo, observe cuidadosamente mi habitación, todo estaba en su lugar, el pequeño sillón viejo que mi padre me regalo cuando tenía 10 años de edad, el closet café pegado a la pared junto a la puerta, el pequeño espejo redondo y dorado el cual  era lo único que le daba color a la habitación, colgaba encima de una mesita de noche, y sobre ella mi cadenita; recuerdo tenerla desde que tengo memoria, su figura es una daga con un numero grabado 101627, nunca supe su significado, solo esos objetos decoraban mi habitación.

 Hope, cari… - dice mi madre interrumpiendo su frase - ¿Qué tienes? ¿Qué te paso? – continúa diciendo, preocupada acercándose a mí, con sus hermosos ojos negros que estaban cubiertos por unas largar pestañas, su cabellera negra recogida con una cola alta y un vestido blanco que le llegaba hasta los pies. Le combinaba perfectamente con su piel blanca - ¿Por qué estas roja y sudada? ¿Los sueños otra vez?

-Si mami, nuevamente esos sueños que se repiten en mi cabeza una y otra vez, y lo peor es que se siguen reproduciendo en mi mente estando despierta, son muy reales - le respondí pasando mis manos sobre mi rostro tratando de apaciguar el sudor que me envolvía. En ese momento ella se sentó al lado mío, me abrazo y me dijo que todo estaría bien, esa frase “todo estará bien” la escucho mucho últimamente, que creo que nada estará bien. Frecuentemente me preocupo por todo, estoy nerviosa y muy ansiosa, pienso mucho en mí, en mi familia, las comunidades todo lo que significara el futuro y lo que me deparara. Mientras pensaba en todo, en los brazos de mi madre, ella nuevamente me traía a la realidad

- cariño ¿estás bien? ¿Quieres que llame a Pool y le diga que no iras a la biblioteca hoy?

-no mamá - le respondí levantándome de la cama de un salto - hoy más que nunca tengo que ir a la biblioteca, Pool me dará acceso a un archivo que desde hace mucho he querido leer. Mirándome con los ojos muy abiertos me replico

-Hope ten mucho cuidado, leer archivos sobre las comunidades puede hacer que te metas en problemas y puede generar que los lideres te tengan en la mira.

 

-tranquila -  le respondí abrazándola - tendré mucho cuidado, esos archivos me servirán para la evaluación y las pruebas en caso de que sea elegida, tengo que saber todo aquello que pueda ayudarme, no sé con qué me enfrentare allá, como terminare, pero tengo que estar preparada.

- ¿cómo sabes que te van a escoger? - dice levantándose de la cama, acercándose a mi cruzada de brazos.

-no es que sepa que me van a escoger -  le respondo con voz suave, acercándome a mi mesa de noche y sacando un peine dorado - mama tengo que estar preparada para todo, no sabemos cómo me ira en la evaluación, dependiendo de los resultados que arroje, sabré si soy elegida para el enteramiento. Solo  quiero estar preparada para todo, si soy elegida, todos sabrán que soy de la comunidad trabajadora y van a verme como una debilidad, y no me refiero que somos débiles, solo que las otras comunidades están más capacitadas para el combate y yo tengo que prepararme de una u otra manera para sobrevivir, mamá tienes que entender que quiero volver a casa.

-si cariño, tienes razón - dice acercándose a mí y quitándome el peine de las manos para peinar mi cabellera lacia, larga y de color castaño claro, parecía más un castaño dorado - pero son muchos los jóvenes y niños que se presentan de esta comunidad, y no creo que seas tú, la posibilidad es muy mínima, lo único que tienes que tener en cuenta en la evaluación es que en las tres pruebas que te hagan, no destaques, trata de hacer lo que menos llame la atención y calma tus emociones, para que  el evaluador virtual no arroje resultados eficaces.

Cuando mi madre dejo de hablar no le respondí, solo la quedé viendo a través del espejo mientras pensaba en la idea de que un niño este en esas pruebas, y sobre todo niños de mi comunidad que son tan frágiles frente a las demás. Solo con la evaluación quedan exhaustos, no imagino que uno de ellos pasé a la fase de entrenamiento, me desborda un sentimiento de tristeza con solo pensar que ellos no sabrían cómo responderle a la violencia. Volviendo a la realidad, note que mi madre ya se había ido de la habitación y que me había dejado con un peinado diferente a las colas altas que me suele hacerme. Dos trenzas delgadas a cada lado de la línea media de mi cabeza, con la mitad del cabello recogido y la otra mitad suelto, me veía distinta, me gustaba. Decidí elegir la ropa que me pondría antes de irme a duchar, de todos modos, no tenía mucho de donde elegir, cada comunidad tiene un vestuario que nos identifican, los de la comunidad trabajadora eran por la general camisas manga largas con botines en cuero, algunos de la comunidad guerrera nos llaman los campesinos, pues nuestro vestuario daba para esos comentarios, fueras de lugar, pero reales. Decidí elegir una camisa de cuadros rojos con café, una blusa de tirantes blanca, un short negro y unos botines negros plano, la combinación no era tan variada pues los colores que se veían eran negro, blanco, café, beis, grises y rojos bajos; inmediatamente me recogí el cabello y decidí bañarme, se me hacía tarde para llegar a la biblioteca y Pool solo me prestaría los archivos por una hora, tenía el tiempo limitado.



Yennifer Castillo

#812 en Fanfic
#907 en Ciencia ficción

En el texto hay: primer amor, hero fiennes tiffin, mentiras

Editado: 01.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar