Sueños de una Bruja

Tamaño de fuente: - +

Vuelta por París, gusanos, peleas y rarezas (Por Dalia Luna)

Recuerdo encontrarme con una amiga o compañera, dijo que venia de fuera del país se suponía que haríamos muchas cosas juntas pero cuando habían pasado unos días, paso la primera rareza pues resulto que quien había arribado a la ciudad era una impostora y decía que debía recuperar sus cosas.

Intente recuperar e incluso trate de ir a París pero en realidad nunca fui, sino que vi como ella había sido engañada por su "copia", primero en un autobús cuando no dejaban subir a algunos pasajeros incluso había un niño llorando porque no encontraba a su madre.

Cuando mi compañera -cuyo nombre no recuerdo, solo se que estaba bronceada y era entre rubia y castaña- bajaba del camión no le permitieron volver a subir y ella se quedo deambulando por una colonia similar en donde vivía mi abuela paterna  antes de actualizarse.

Peleo contra uno de los residentes primero a palabras y luego a golpes terminando en la cárcel y cuando eran transferidos los autobuses con los prisioneros masculinos y femeninos se unieron en un solo camión pero creo que o bien intentaban huir porque una mujer castaña intento liberarse de las esposas o los reos abusarían de ellas. Irónicamente encontré -¿O fue mi amiga?- al sujeto que no le dejo recoger sus cosas en el autobús.

Antes de que pueda ver lo que le ocurre, el escenario cambió y ahora me encuentro en unas oficinas, son similares a los cubículos de la clínica de la facultad solo que con mas "clase", desde luego mas luz pero cuando llego a una de estas hay un hombre considerablemente alto vistiendo traje y con lentes oscuros que afirma a otra chica que odia que lo vean fijamente.

Conversamos de cosas sin importancia hasta que por mera casualidad la charla se torna extraña referente a viajes en el tiempo y el se ve nervioso. Las cosas son mas raras cuando la otra chica afirma haber hecho viajes en el tiempo creando una rara alteración donde parecen manifestarse seres semi deformes que solían ser ella o algún conocido.

Algo ocurre en la oficina del hombre alto, y la otra chica se va porque sabe que abrió de mas la boca. Cuando me quedo a solas con el por un segundo pareciera que seremos invadidos pero no ocurre, parece que solo se trata de una ilusión.

Cuando la chica regresa el hombre de traje pregunta si hay alguien en su oficina y se incomoda horriblemente pues yo tengo lentes oscuros y lo miro fijamente a los ojos

"¿Hay alguien que este mirándome fijo?" Pregunta a alguien, pero yo le respondo sarcásticamente que no es así.

Las cosas nuevamente se ponen extrañas pues ahora inclusive su "secretaria" se da cuenta de la aparición de esas caras deformes compuestas de una extraña baba y el hombre de traje reitera que debo marchame de inmediato.

Antes de poder hacer nada, el escenario del sueño cambia y ahora me encuentro en una playa y es de noche...parece una de esas islas lejanas pues hay casas hechas de madera, pero de inmediato desestimo que sea una isla pues se distinguen las luces de la ciudad mas allá.

Al principio pensé que se trataba de hombres pájaro pero sospecho que son mas que eso, pues aunque la choza es vieja ellos saben lo que hacen y me preguntan si deseo leer el tarot o si quiero que me lean las cartas -o posiblemente las conchas de mar o huesos- a lo que respondo que si pero todos -eran unos 4- abandonan la choza y se internan en la noche de la jungla pero cuando se van cae en mis manos lo que parece ser una ceniza o "pluma" finamente delgada similar a un sello, joyería o carta pero por su fineza no logro distinguirla y antes de poder hacerlo, el escenario cambia un par de veces más.

Primero, parece que me he convertido en una celebridad no muy famosa o quizás iba a asistir a uno de esos eventos de gala pues porto un vestido morado y guantes blancos con un collar demasiado brillante para mi gusto.

Pasamos con el auto ahí en mi antigua ciudad en la colonia donde crecí por el colegio que esta detrás de la primaria a la que asistía, algunos transeúntes voltean a ver al auto y el conductor pese a que no lo veo completamente actúa agradable conmigo incluso se pone a bromear voceando con un rollo de papel quizás bon o de un póster que llega una gran celebridad y la "multitud enloquece", sin embargo no logramos llegar a dicho evento.

Antes de despertar el escenario de mi sueño cambia una ultima vez... Es curioso pues parece un escenario ligeramente aterrador pero también confuso.

Es como si viera de nuevo aquellas oficinas pero ahora de noche y alguien esta ahí, esperando...pero en algún momento estoy viendo y hablando de gusanos con alguien a quien no logro ver.

No puedo recordar nada mas...

Hacia tiempo que no recordaba tener tantos escenarios de un sueño, sospecho que quizás no fue un sueño...



Chica_Dragón

Editado: 16.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar