sumisa a tus deseos

Tamaño de fuente: - +

capitulo 11

Hoy nos levantamos temprano tenemos tres días durmiendo en el hotel todo a sido romántico interesante e podido conocer Amir mas a fondo es divertido cariñoso amable y muy apasionado cuando digo apasionado es que es extremadamente excitante con alguna que otro defecto pero son diminutivas.

Vamos en la limusina hoy me llevara a conocer nuestra casa, al principio creí que viviríamos con sus padres pero no y eso fue un gran alivio por que sabia perfectamente que Karina me aria la vida de cuadritos desde que me conoció lo único que a echo es sacar sus uñas pero como siempre soy mas inteligente que ella y a mi me vale muy poco las reglas o la religión si se mete con migo me encuentran.

-Ya hemos llegado señor- dice tylor el chofer, Amir se baja y luego me abre la puerta yo salgo, miro a mi alrededor y es hermoso es una masion pero todo es moderno las paredes son de cristal polarizado que no se puede ver de afuera asi detro algunos machones tiene como color beige y otro rojo tiene algunos eogrificos en color dorado al unas escaleras en la entrada y una gran puerta de madera color blanco ocre.

Entramos y todo es hermoso moderno y a la vez muy acogedor, aun que extraño Dubai ese se había convertido en mi hogar durante cinco años, siento unos brazos rodear mi cintura y sonrió.

-te gusta Aljamal- pregunta mia marido.

-si es hermosa aun que-no me deja terminar.

-si lo se, pero tengo pensado que vivamos aqui por unos cuantos meses despues te prometo que nos iremos a vivir a Dubai o a donde tu quieras mi hermosa flor del desierto.

-gracias- digo en un susurro.

- no tiene que agradecerme nada, el que debe de estar agradecido soy yo por darme la oportunidad de amarte y enseñarte a que me ames- sonrio me volteo para estar frente a el enrollo mis brazos detrás de su cuello y le doy un beso, el sonríe pícaro y yo lo beso de nuevo pero esta vez con mas pasión y lujuria, el posa su mano en mi cuello y la otra en mi cintura me apega mas a el, sus besos posan a mi cuello y yo solo mantengo mis ojos cerrados sintiendo el placer de sus caricias.

Posa sus dos manos en mis piernas en ambos lados y me alza- sigamos disfrutando nuestra luna de miel mi preciosa flor- dice con la voz ronza lo beso de nuevo con pasión y el empieza andar con migo enrollada como un kohala  sube las gradas y luego abre una puerta lo se a pesar de que tengo los ojos cerrados y besándolo se que a entrado a una habitación el cierra y en segundos me tumba en la cama, le quito su franela de botones y manca larga abriéndola con fuerza asiendo esparcir algunos botones de ella, el gruñe y me arranca el vestido blanco que me puse para la ocacion, me deja solo en braga ya que no me coloque brasier por el diseño del vestido.

Sus labios recorren todo mi cuerpo y mis ansias por tenerlo dentro de mi son aun mas grandes.

-Dios Amir haslo ya quieres me... me es-tas volviendo lo-ca- digo con el placer entre mis poros.

-tranquilia mi pequeña fierecilla quiero saborear cada parte de tu cuerpo.

-no me torture A-mir- pasa un buen rato besándome acariciando mi cuerpo asta que al fin me llena por completo, con una fuerte y placentera embestida.



edimarherrera

#318 en Novela romántica

En el texto hay: amor, odio, amores prohibidos

Editado: 02.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar