sumisa a tus deseos

Tamaño de fuente: - +

capitulo 22

BESALET..........................................

Estoy en el Muelle mande a preparar todo en el velero pienso llevar a Rhani a dar un paseo  por el mar hay nadie nos interrumpirá, cuanto anhelo tenerla de nuevo, probar de nuevo sus labios, tan suaves, quiero que sea mía, pero se que todo esto es una locura a a cual voy hacer lo imposible por tenerla con migo, por que la amo.

-Besalet- volteo y la veo allí, esta vestida con un vestido blanco veraniego, esta descalza y su cabello esta echo un moño y algunos mechones rebeldes posan en su bello rostro, hermosa.

-estas lista- digo con una gran sonrisa.

-para que- pregunta confusa.

-para un paseo por el gran mar- digo con entusiasmo.

-estas loco es de noche, me escape del agarre de Amir y cuando se de de cuenta que no estoy se volverá loco- dice mirando a todos lados, como si  temiera que alguien nos viese.

-a caso le temes ahora a tu marido- digo burlón.

-no, claro que no- dice frunciendo el ceño.

-bueno- digo subiéndome al velero, le extiendo mi mano para ayudarla  subir- te animas.

Ella ríe negando- esta bien- me da su pequeña mano y la ayudo a subir al barco.

-a donde iremos- pregunta inocente.

-umm, no lo se a donde nos lleve las olas del mar o la brisa de la noche- digo romántico, ella sonríe y se ruboriza.

-estas muy cursi no crees- dice sonriéndome.

-solo contigo- digo, tomo el timón  y empiezo con el viaje, después de unos minutos ya estamos bien lejos de la isla donde esta la mansión, entre nosotros solo hay mar y nada mas.

Dejo el Timón y camino asía donde esta mi Flor preciosa- bien al fin solos mi amor.

-si, que queréis hablar- pregunta.

-quiero que me expliques, tu y Amir volvieron- pregunto, desde aquella mañana donde los vi muy juntos tengo esa duda, y mas cuando los vi abrasados, los celos me inundaron, pero ahora solo quiero saber.

-le he dado la oportunidad de conquistarme- dice frunzo el ceño- el es mi esposo y es lo justo de que le de la oportunidad de que me conquiste, Besalet lo nuestro no puede ser y yo se que lo tienes presente.

-Rhania eso lo se, pero igual y no pienso renunciar al amor que siento por ti y se que podremos estar...

-no Besalet, lo mejor es que sigamos como estábamos tu con tu esposa y yo con Amir y lo mejor es que nos olvidemos de esta locura Besalet- dice casi gritando.

-Acaso me as dejado de Amar, tu me prometiste que siempre estaríamos juntos - digo casi en un susurro, ella fija su mirada con la mía, en sus ojos puedo ver tristeza.

-eso jamas yo te amo Besalet mas que a mi misma, y si jamas pienso alejarme de ti, pero muy bien sabes que es lo mejor seguir con nuestras vidas- dice, ella se acerca mas a mi, posa sus pequeñas manos en mi rostro, pegamos nuestras frentes- yo jamas me alejaría de ti, no podría lo hice una vez pero no lo are de nuevo .

-comprometerlo- le digo- prométeme que no me dejaras.

-te lo prometo amor mio- dice.

-entonces se mía por esta noche- le digo tomando su rostro con mis grandes manos, tengo miedo de su respuesta pero quiero marcarla como mía- dime que si, solo por esta noche y desde allí no abra mas nada.

Puedo ver su desorientación en sus ojos color miel- si- dice en un susurro- si si quiero- sonrió pero ella se me abalanza y me besa, cuanto deseaba esto.

Tomo con mis manos sus piernas, y la hago que la enrolle en mi cintura, la cargo asta el cuarto de la cabina, al llegar la coloco sobre la cama, no la dejo de besar beso su cuello y voy bajando asía sus pequeños pechos, bajo los tirantes de su vestido dejando libre sus senos, ella se arquea al sentir mis manos masajeando sus lindos senos.

-Besalet, qui..itate el suriyah- gime sonrió y me la quito de un sin pensarlo dos veces, quedando en bóxer, ella deja caer su vestido, dejándome ver todas sus curvas, solo carga sus bragas de encaje color blanco, la tomo de la cintura y la vuelvo a besar, mis manos bajan asi su braga y la bajo,  beso su abdomen luego sus muslos y por ultimo su intimidad- por Allah Besalet, haslo ya.

-como ordenes preciosa- respondo con una sonrisa, su mirada esta llena de lujuria su cuerpo tiene pequeñas capas de sudor, la coloco de nuevo en la cama, bajo mis boxer y busco un condón en la pequeña gaveta de la mesita de noche rasgo el empaque, Rhani solo sigue cada movimiento que hago, me lo coloco y me posiciono entre sus piernas.

-Te amo- le susurro en el oído.

-y yo ahhh- la penetro de una sola estocada- también te amo- me empiezo a mover lento pero poco a poco voy acelerando las envestidas- ahhh Besalet- acelero aun  mas sus uñas se clavan en mi espalda pero no e doy importancia, la tengo es mía y siempre lo sera.

-vente con migo- digo casi llegando al climax- ohh Rhani.

-ahh- gritamos ambos al llegar al delicioso orgasmo, uno mi frente con la de ella- ahora somos uno solo y lo que te pase a ti me pasa a mi también, siempre estaremos juntos- digo,  acaricio su nariz con la mía cierro mis ojos, aun estoy dentro de ella quiero estar por mas momento junto a ella sentir su calor y poder disfrutar de tocar su suave piel- prométeme que a pesar de que tengamos vidas diferente nunca dejaras de amarme, de que no te alejaras de mi promete-lo.

-te lo prometo amor mio- dice dulcemente- te amo Besalet siempre tendrás una parte de mi corazón.



edimarherrera

#318 en Novela romántica

En el texto hay: amor, odio, amores prohibidos

Editado: 02.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar